Inicio Deportes Crearán espacio de la memoria

Crearán espacio de la memoria

RECUPERARON LAS OFICINAS DEL EX ENTE AUTARQUICO MUNDIAL '78

Las oficinas del ex Ente Autárquico Mundial ’78 (EAM ’78), entidad creada en 1976 por la dictadura con el fin de organizar el Mundial de Fútbol, serán convertidas en un espacio de memoria y permitirán mostrar «los negociados de los militares en el fútbol, y su paralelismo con los gobiernos neoliberales que utilizan la pasión de los pueblos en beneficio propio», aseguraron diversas fuentes que hicieron posible el traspaso.
El hecho simbólico se realiza a 45 años del inicio de la última dictadura militar y fue materializado a través de la resolución 75 de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) de fines de abril, que decidió que el 1er. y 2do. piso de las oficinas ubicadas en la avenida Corrientes 1.302 de la Capital Federal pasaran a convertirse en espacio de memoria.
Julián Scabbiolo, coordinador de la Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad, expresó a Télam que este hecho es «una verdadera reparación y arrojará luz sobre un aspecto de la dictadura bastante oculto hasta hoy, vinculado a la utilización del deporte con fines políticos».

Monumento a la corrupción.
Fue el propio Scabbiolo el que encontró de casualidad una boleta de ABL con la sigla EAM ’78 en el año 2016, algo que no pasó desapercibido para un trabajador del Estado que se ocupa de reparar legajos de ex trabajadores desaparecidos durante la dictadura.
«Cuando lo descubrimos, enviamos una nota al entonces secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, denunciando que en los registros, las oficinas figuraban como propiedad del EAM ’78, y solicitamos la modificación en los registros», dijo el coordinador de la comisión que hoy funciona bajo la órbita del Ministerio de Obras Públicas a cargo de Gabriel Katopodis.
«Por supuesto, no obtuvimos respuesta de parte de los funcionarios del macrismo y no nos sorprendió. Ya, el entonces almirante Carlos Alberto Lacoste, a cargo en lo formal del EAM ’78, utilizó el organismo y el deporte para acrecentar y mantener un poder político, algo similar a lo que hizo Mauricio Macri con Boca Juniors», explicó.
«Las oficinas fueron compradas el 7 de diciembre del 76 en las cercanías de la AFA, y el lugar geográfico tampoco fue casualidad», añadió Scabbiolo.
La gestión de Lacoste contó con el decreto 1261/77, que permitía al EAM ’78 mantener reserva sobre sus gastos. Así fue como aún hoy se ignora la administración de los fondos que costó el Mundial del 78, estimados en unos 517 millones de dólares de la época, y fue considerado como un «monumento a la corrupción».
Se trata de más del cuádruple del costo declarado por España para la organización de la edición de 1982, cuatro años después.
Se sabe, no obstante, que el EAM ’78 contrató los servicios de la empresa de seguridad Juncadella y los de la empresa norteamericana Burson-Marsteller y Asociados, especializada en el mejoramiento de la imagen de la dictadura.

Muestra y memoria.
Scabbiolo sostuvo que el espacio de memoria contará con una «muestra permanente y de información al alcance de los ciudadanos de lo que fue el EAM ’78, una estructura del Estado utilizada para hacer negocios y, a la vez, para ocultar los delitos de lesa humanidad».
«Lo que nosotros haremos ahora será dedicar ese espacio para instalar mesas con materiales de lectura, donde también estarán en forma permanente todos los legajos de trabajadores del Estado desaparecidos, y mostraremos como Lacoste usó ese área del Estado para llegar a ser dirigente de la Conmebol y de la FIFA sin nunca haber sido dirigente deportivo», explicó, y recordó que incluso «estuvo en el comité organizador del Mundial 86».

Silenciados.
En sentido similar se pronunció el diputado y ex secretario de Deportes de la Nación, Claudio Morresi: «Siempre las dictaduras o en estos casos ahora con sus nuevas versiones ideológicas de neoliberalismo como el Gobierno de Mauricio Macri, o algún otro de la región, utilizan al fútbol y a las pasiones de los pueblos. Claramente la dictadura lo utilizó para ocultar sus crímenes de lesa humanidad», recordó.
En diálogo con Télam, el legislador indicó que «la reconversión del espacio permitirá mostrar estas cuestiones que estuvieron silenciadas durante décadas».
En el proceso de desafectación de las oficinas del EAM ’78 intervinieron, además de Morresi, el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Obras Pública; Martin Gill; Taty Almeida de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, e integrantes de la CGT.