“Cuando me enteré, sentí mucha tristeza”

RICARDO GIOVINE CRITICO A LA FEPAD POR DEJARLO CORRER Al "GRINGO" TEJA

Ricardo Gióvine aseguró que se mostró desconcertado cuando se enteró que Luis “Gringo” Teja estaba corriendo nuevamente en el Supercar. El piloto había sido suspendido por 99 años tras golpear a Gióvine a fines de 2012, en una carrera del Supercar.
El 16 de diciembre de 2012, el piloto piquense Luis “Gringo” Teja le pegó una trompada al comisario deportivo de ese entonces Ricardo “Caco” Gióvine, al finalizar una de las carreras del Premio Coronación del Supercar Región Pampeana, que tuvo como escenario el Autódromo Provincia de La Pampa, en Toay.
Gióvine sufrió la quebradura de su tabique nasal y debió ser intervenido quirúrgicamente, mientras que un mes después, el Tribunal de Disciplina de la Federación Pampeana de Automovilismo Deportivo (Fepad) suspendió a Teja por 99 años.
El pasado fin de semana, en la segunda fecha del año del Supercar en Toay, Teja volvió a correr tras poco más de cuatro años de haber recibido dicha sanción. Fue autorizado por la misma Fepad, respondiendo a un pedido que venía realizando el deportista desde hace dos años.
“Cuando me enteré que Teja estaba corriendo, sentí mucha tristeza por el automovilismo pampeano, por los actuales comisarios deportivos”, dijo ayer Gióvine, en diálogo con LA CHUECA.
Gióvine recordó que Teja lo agredió después de haberlo recibido para explicarle las razones por las cuales el corredor había recibido una sanción por una maniobra en pista. “Teja pidió hablar conmigo, que en ese momento era el comisario deportivo. Bajo de la torre de control, le doy las explicaciones y cuando me doy vuelta para regresar me golpeó de forma traicionera. Desperté en el suelo, todo ensangrentado”.
Gióvine culpó a la Fepad, a su presidente, Julio illuminati, y al Supercar por autorizar a correr nuevamente a Teja. “Nunca pensé en la incoherencia, los desmanejos de la Fepad, y desconozco los intereses que hay en el medio. Cuando fui agredido era empleado de la Fepad, la misma entidad que ahora autorizó a competir a Teja. Es todo muy contradictorio”.
El ex comisario deportivo rememoró que por las fracturas sufridas en su nariz, estuvo internado dos meses, y que padeció hemorrágia. “Fueron momentos duros, no fue fácil recuperarme de las lesiones. Y todavía no he podido hacerme la última operación de nariz debido a que la Fepad nunca se hizo cargo del costo”.
Consultado sobre qué sintió cuando se enteró de que Teja volvió a correr, Gióvine respondió: “Cuando me enteré que Teja estaba corriendo primero me sorprendió. Después sentí una enorme tristeza por el automovilismo pampeano, por los comisarios deportivos, que van a estar desprotegidos más que nunca. La comisión directiva de la Fepad, que fue la misma que lo sanciona a Teja, le permitió correr, sentando un grave antecedente”.
A Gióvine también le llamó la atención que el Supercar haya aceptado que Teja pueda correr nuevamente. “Para poder largar una carrera, Teja debe ser socio, es por estatuto. Me llama la atención también lo que hizo la comisión directiva de esta categoría”.

Juicio.
Gióvine le hizo juicio a la Fepad, a Teja y al Supercar. “Todo está tramitado en el Juzgado número 3. En la primera instancia nos dieron la razón, ahora resta que se expida el juez. Mi abogado Mario Aguerrido es quien lleva adelante las causas”, explicó Gióvine.
“A mi entender, lo que sucedió el fin de semana es un grave error, y complica más la situación judicial tanto de la Fepad como del Supercar”, enfatizó Gióvine.

“La Fepad lo decidió”.
El presidente del Supercar Región Pampeana, Diego Heim, aseguró ayer que fue la Fepad que autorizó a correr a Luis “Gringo” Teja, el fin de semana, después de haber cumplido sólo cuatro años de los 99 por los que había sido suspendido en 2012 por una trompada que le pegó al comisario deportivo Ricardo Gióvine.
Heim sostuvo que desde siempre el Supercar tuvo la misma postura con respecto al caso Teja. “Antes de hablar si Teja podía volver a correr, había que solucionar el tema legal. Mantuvimos el mismo pensamiento, como ahora”.
El dirigente agregó que apenas se enteró que Teja iba a correr, el pasado jueves, se dirigió a la sede de la Fepad, en donde habló con el presidente Julio Illuminati y el abogado de dicha institución, Adrián Rementería.
Heim detalló: “Rementería me dijo que se había comunicado con el socio del abogado Mario Aguerrido, que representa a Gióvine. Y que todo estaba arreglado, que los papeles se iban a firmar esta semana. Que no se habían firmado antes porque Gióvine estaba de viaje”.
“La Fepad decidió que Teja tenía que correr, y nosotros como categoría no podemos oponernos”, señaló Heim.