Cuevas responsabilizó a la Policía por los disturbios

El presidente de la Liga Pampeana de Fútbol, Norberto Cuevas, pateó la pelota fuera de la cancha. El dirigente responsabilizó a la Policía de Eduardo Castex por la suspensión del partido Racing 1-Ferro de Pico 4 y los posteriores incidentes que se produjeron en el estadio “La Fortaleza Alba”.
“Llama mucho la atención la actitud de la policía de correrse del sector donde había un alambrado (roto) sin ingreso del público, y avisar al juez de línea para transmitir que no garantizaban la seguridad. Y así se suspendió el partido, que era un festejo del torneo que ganó Racing Club”, dijo Cuevas en el programa Castex FC, en Radio Don. “Para mí son responsables en el 70 por ciento, porque liberaron una zona para que no siga el partido”, dijo.
El presidente de la liga norteña llegó al cargo como representante de la entidad verde de General Pico, precisamente el club más sancionado por incidentes en los estadios durante la pasada temporada. Pero igualmente ensayó una defensa de la irresponsable actitud de los simpatizantes piquenses, y también de algunos dirigentes que estuvieron presentes en el estadio, pero que no hicieron demasiados esfuerzos para que estas personas depongan sus actitudes antideportivas y violentas.
“En el entretiempo se pudo solucionar (el inconveniente) poniendo ahí o llamando algún efectivo más. Por eso nos llama la atención el accionar de la Policía, que se corrió para avisar al juez de línea el problema del alambrado para que se suspenda el partido. La Policía tendría que haber cubierto ese sector donde destejieron el alambrado, para que el partido termine en paz y no ocurran los hechos que después se desencadenaron”, criticó Cuevas.
El dirigente después cuestionó que cada policía cobra 380 pesos por adicionales, y en los estadios “actúan de una manera con los jugadores y de otra forma con las lacras que eran 6 ó 7 (por los hinchas violentos), y que después hicieron un desastre cuando rompiendo los baños”.
“Tenemos que ver cómo podemos atemperar esta situación que hoy le toca vivir a Ferro, con gente que dice llamarse hinchas y provocan desmanes en los estadios. Afortunadamente los dirigentes de Ferro ya comunicaron que pagarán los destrozos de las instalaciones”, agregó.
– ¿Considera que si la Policía brindaba las garantías para que termine el partido, no se hubieran generados los incidentes?
– Tenemos que repudiar porque no corresponde que rompan nada. Ahora, si alguien desteje un alambrado, había cuatro policías en el campo de juego y en el entretiempo pudieron llamar refuerzos para que cubran ese sector. Todos los clubes hablamos en General Pico con la Policía para trabajar con cuatro (efectivos) para la “A” y dos para la “B”, para no provocar mayores gastos a los clubes. Acá vemos que el jefe del operativo no tomó una medida satisfactoria para que el partido pueda continuar hasta la finalización, y se podrían haber evitado los desastres posteriores. El accionar de la Policía dejó que desear, y no entiendo por qué le tiran un tanque de nafta a un pequeño incendio.

¿Sin visitantes?
Por otra parte, Cuevas reveló que los dirigentes de Ferro analizan presentar una nota para “jugar sin público visitante” cuando les toque actuar fuera del estadio Coloso de Barrio Talleres, para de esa manera tratar de frenar a “algunos hinchas que tienen actitudes vandálicas”. Y anticipó que el tema “será analizado en la reunión del próximo lunes en la Liga Pampeana”.