Inicio Deportes De vuelta al agua

De vuelta al agua

El natatorio del club All Boys reanudó ayer la actividad tras permanecer cerrado desde el 12 de marzo, unos días antes de que el Gobierno Nacional dictaminara el asilamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus.
La jornada, que arrancó a la mañana y se extendió hasta las 20 cumpliendo con el protocolo que armó la Subsecretaría de Deportes del Gobierno de La Pampa, contó con la presencia de un porcentaje de los 300 nadadores que se inscribieron en los diferentes programas, que incluyen al equipo competitivo.
«Tuvimos un regreso fantástico, y lo más importante es que la gente se adaptó sin problemas a las normas del protocolo», dijo en diálogo con LA CHUECA el coordinador de la natación de All Boys, José Luis «Chino» Weigandt.
Indicó que mientras se trabajó en poner en condiciones el natatorio, las inscripciones se realizaron de manera online, y que la respuesta de los socios fue excelente. «Como se indica en el protocolo, 12 personas nadan por turno de 45 minutos Cada nadador cumple con todas las recomendaciones».
Explicó que la última vez que la pileta funcionó fue el 12 de marzo, y que en ese momento el club contaba con unos 700 nadadores. «Regresó alrededor del 40 por ciento de los nadadores que teníamos. Ahora nos quedan muy pocos lugares para completar algunos pocos turnos en adultos y pileta libre. Gracias a Dios la lista de espera es extensa».
Weigandt permaneció ayer durante todo el día en el club para supervisar el trabajo. «Lo bueno que todo salió como lo habíamos planeado. Nadie se apartó del protocolo que nos dio el Gobierno provincial, todo fue muy bien coordinado con los profesores».
Sostuvo que reabrir la pileta significó que volvieran a trabajar 25 personas, entre ellos 15 profesores y el resto del área de mantenimiento. «Fue importante poder reabrir el natatorio para que todos puedan volver a trabajar. Todos, desde los dirigentes, venimos haciendo un esfuerzo
Weigandt, que es uno de los entrenadores del seleccionado nacional, afirmó que el protocolo que se aplica en La Pampa es similar al resto del país. «Cada vez son más las provincias en las cuales volvió la natación. Los más complicados son Ciudad y el Gran Buenos Aires, en donde no está nadando nadie».
Enfatizó: «Los distintos deportes de All Boys trabajan de forma mancomunada con los dirigentes, y hay que destacarlo, al igual que la colaboración que venimos recibiendo por parte de los socios. El apoyo de la gente es muy valioso».

El equipo.
Entre los 300 nadadores que regresan a la pileta, 60 pertenecen al pre equipo y equipo competitivo, de los cuales 24 concurren a la mañana y 36 a la tarde, en horario reducido. «Que puedan volver a entrenar es una gran alegría para nosotros y para ellos. Somos conscientes de que debemos atravesar esta etapa, y que con el tiempo las prácticas se intensificarán al ampliarse el protocolo», dijo Weigandt.
Opinó que es muy posible que dentro de un tiempo puedan volver las competencias en la provincia. «Se está trabajando en un protocolo de torneos. Seguramente que antes de competir a nivel nacional, se realicen torneos en La Pampa, si se mantiene el estatus sanitario. Y tenemos que estar preparados».