Inicio Deportes De Winifreda a Abu DAbi

De Winifreda a Abu DAbi

Varias veces a la semana, la atleta Cintia Müller viaja junto a su amiga Celeste desde Winifreda para entrenar en la pista de solado sintético del Parque Don Tomás de Santa Rosa. Su cita es con el entrenador Sergio Manazzi, en busca de lograr su mejor nivel con miras a las Juegos Mundiales de Verano de Olimpiadas Especiales a realizarse desde el 8 al 21 de abril, en Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos.
El evento deportivo reunirá a 7.000 atletas de 177 países competirán en 24 deportes de verano junto con 2.500 entrenadores, 20.000 voluntarios, 3.000 invitados de honor y 500.000 espectadores haciendo de este el mayor evento deportivo internacional y humanitaria del año.
Cintia deberá estar en Buenos Aires el 4 de abril, para integrarse al seleccionado argentino, que está compuesto con más de 30 deportistas. La pampeana es una de las dos deportistas del nivel A que competirá en las pruebas de 100 metros llanos y salto en largo.
Ayer, a media mañana, con sol a pleno, Cintia entró al circuito entusiasmada con escuchar las indicaciones de Manazzi. Poco antes de comenzar el trabajo, en diálogo con LA CHUECA, dijo que se siente emocionada al saber que dentro de poco realizará su primer viaje internacional.
Cintia asegura que disfruta entrenar y que está dispuesta a esmerarse para lograr su mejor nivel. Agregó que trata de no pensar en la lesión de rodilla que padeció por jugar un partido de fútbol, el otro deporte que la apasiona, en el que tiene que integrar equipo de varones en la Liga de Fútbol Especial porque entre las chicas marca mucha diferencia por su buen manejo del balón.
La vida de Cintia transcurre en la tranquila localidad de Winifreda. Cuida a sus sobrinos, colabora con los quehaceres de la casa y está siempre dispuesta para jugar al fútbol o correr. Por estos días, se acuesta más temprano que de costumbre para llegar descansada a cada entrenamiento.
«Me gusta las pruebas que practico. Quizás un poco más salto en alto, y siempre trato de dar lo mejor. Cuando tengo que competir me pongo algo nerviosa, después se me pasa», confesó la atleta, que es la menor de cuatro hermanos.
Cintia clasificó en el nacional que se llevó a cabo el año pasado en Santa Rosa. Fue un logro que la lleno de felicidad, fue el premio al entusiasmo que siempre sintió por el deporte, que la hizo integrarse aún más.
«Estoy contenta y emocionada», repite Cintia, al tiempo que agregó que su única expectativa es poder «dar lo mejor, disfrutar del viaje y del torneo. Compartir días con atletas de distintas partes del mundo».
Tras saludar al cronista, Cintia comenzó a entrenar con entusiasmo, concentrada sólo en las indicaciones de su entrenador, en un lugar en donde otros chicos también cumplían con la rutina.

«Para nosotros es un orgullo»
Sergio Manazzi dirige desde hace años la Escuela Rincón de Todos en Santa Rosa, y una de sus atletas desde hace seis años es Cintia Müller, que entrena para los Juegos Mundiales de Verano en Abu Dabi.
Manazzi se siente feliz al saber que dentro de pocos días Cintia viajará para disputar dicho juegos. «Para nosotros que Cintia pueda participar del Mundial es un verdadero orgullo, estamos contentos por ella. Trabajamos para que nuestros atletas tengan mejor calidad de vida. No buscamos resultados, sino que disfruten lo que hacen».
Manazzi agregó que la winifredense será tercera atleta pampeana en disputar un mundial, antes lo hicieron Roberto Cornellis en fútbol y Marianela Gómez, en ciclismo, quienes compitieron en Los Angeles, Estados Unidos, en 2015.
Manazzi recordó que a la escuela que dirige asisten atletas con discapacidad intelectual, que practican varias disciplinas, como fútbol, bochas, atletismo y tenis para ciegos, bajo el programa Olimpiadas Especiales Argentina. «El deporte le brinda a personas de diferentes edades mejor calidad de vida, los integra», enfatizó Manazzi.