Inicio Deportes Del Potro confirmó regreso

Del Potro confirmó regreso

EL TENISTA VOLVIO A PRACTICAR DESPUES DE LA OPERACION DE RODILLA

El tandilense Juan Martín Del Potro, pese a las restricciones por la pandemia de coronavirus, continúa en franca recuperación de dos operaciones en la rótula de la rodilla derecha -la última en enero- y retomó los trabajos en una cancha de tenis en los últimos días.
«Hoy vine a pasar el día con mi amiga! Quería contarles que en estos días volví a entrenarme y a practicar de a poco en la cancha», publicó Del Potro en redes sociales, junto a una imagen junto a su raqueta.
De todas formas, el tandilense admitió que la rodilla aún le «molesta» y que está probando «cómo evoluciona», luego de su última operación en enero pasado, en Estados Unidos.
«La rodilla aún me molesta así que estamos probando cómo evoluciona. Si bien no hay fechas ciertas, una vez más estoy dando todo para seguir haciendo lo que amo. Gracias por el amor que me dan siempre», agregó.
Del Potro, que además tuvo cuatro cirugías en las muñecas durante su carrera, lidia con este dolor desde octubre de 2018, cuando se dañó la rótula en el torneo de Shanghai, mientras estaba en el puesto 4 del ranking mundial (actualmente se ubica en el 128°).
«Jugué tantos años con dolor en la muñeca que si tengo que jugar un poco más con dolor de rodilla para poder cerrar un ciclo como me gusta, lo trataría de bancar», admitió Del Potro, hace un mes, en declaraciones a ESPN. Y esas palabras parecen trasladarse al campo, porque en los últimos días, según publicó el diario «La Nación», la «Torre» estuvo entrenando en la cancha de cemento en el Tenis Club Argentino (TCA), del barrio porteño de Palermo.
Del Potro está dentro del listado que la Asociación Argentina de Tenis (AAT) confeccionó sobre posibles jugadores «elegibles» para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
El kinesiólogo Diego Rodríguez se refirió al tandilense hace unos días: «No hay posibilidad de que un tipo bueno esté al 40, 50 o 60 por ciento. Si no está al cien por ciento, no tenemos a Delpo. ¿Cómo hacemos para que esté al cien? Claramente hay que trabajar mucho. Con mis colegas hablamos de que hay que invertir mucho más tiempo en prevención. Porque una vez que pasás por un quirófano las sensaciones son que la articulación ya no es igual a como estaba antes, son muy difíciles de aceptarlas y de elaborarlas mentalmente», explicó. (Télam)