Delbonis confirmó presencia

El tenista azuleño Federico Delbonis confirmó su presencia en el torneo ATP de Buenos Aires, que comenzará una semana después de la serie de Copa Davis que Argentina e Italia disputarán desde el 3 al 5 de febrero en Parque Sarmiento.
Delbonis, 41 en el ranking mundial y uno de los héroes en la histórica consagración argentina en Zagreb, será parte del equipo capitaneado por Daniel Orsanic para recibir a Italia y pocos días después, también sobre polvo de ladrillo, participará del ATP porteño en el tradicional Buenos Aires Lawn Tennis Club.
Así, el azuleño será uno de los animadores del certamen, sobre todo después de haber conseguido la victoria ante Ivo Karlovic en la capital croata que le dio la primera Copa Davis de su historia al tenis argentino.
Las figuras del torneo serán el japonés Kei Nishikori, el español David Ferrer (21) y el serbio Janko Tipsarevic (144). El torneo porteño se disputará desde el 13 al 19 de febrero, la misma semana en la que se desarrollarán el ATP 500 de Rotterdam y el ATP 250 de Memphis.

Del Potro.
La victoria en sets corridos sobre el español David Ferrer en la segunda y última exhibición de la Copa Peugeot, estuvo acorde para el mejor cierre del espectacular año de Juan Martín Del Potro. Fue por 6-4 y 7-5 en el Polideportivo Islas Malvinas, colmado, el escenario más cercano a su Tandil natal, hilvanando el segundo triunfo tras el primer duelo en Tortuguitas el día anterior.
Hubo todo lo que tiene que haber en una exhibición, elogios del punto contrario y el dejar jugar a dos niños corriéndose a un segundo plano. Parece tener algo que ver ese estado de tranquilidad y disfrute con la vuelta inmejorable que tuvo Del Potro con el tenis tras una lesión con operaciones que parecía derivar en el fin de su carrera.
La medalla de plata, con ribetes dorados por haberle ganado al número 1 del mundo de entonces, Novak Djokovic, la victoria sobre el sucesor del serbio en el top 1, el escocés Andy Murray en Glasgow y el título en la Copa Davis fue una sucesión difícil de imaginar ante tanta dura que disparó la vuelta al ruedo. (Télam)