Inicio Deportes Deportes que desafían al coronavirus

Deportes que desafían al coronavirus

El deporte en Argentina y en gran parte del planeta ha quedado prácticamente paralizado. La pandemia del coronavirus obligó a las diferentes federaciones a suspender todo tipo de actividades con el objetivo de evitar la propagación del virus, y casi la totalidad de la familia deportiva está hoy en «cuarentena».
Pero hay algunos deportes que, por su modalidad, han sobrevivido al COVID-19: los eSports (deportes electrónicos), de gran desarrollo en todo el mundo y con un crecimiento exponencial en los últimos tiempos en Argentina y en La Pampa. Hoy, en Santa Rosa hay cientos de jugadores y dos equipos competitivos con casi una veintena de jugadores.

Millones.
Reconocidos como deportes desde hace un tiempo, los esports son competencias de videojuegos online que con la expansión de internet y las diferentes plataformas están pasando por un momento excepcional en cuanto a crecimiento de jugadores, seguidores (las finales del Mundial de League of Legends rondaron los 75 millones de espectadores en los últimos años), sponsors y desarrollo en general. A tal punto que el Comité Olímpico Internacional (COI) está evaluando sumarlos para los Juegos Olímpicos de 2024.
Actualmente, más de 300 millones de personas siguen de forma habitual los esports en todo el mundo, reconociendo a verdaderas estrellas profesionales de las diferentes modalidades.
En Argentina, la Liga Master Flow se desarrolla durante toda la temporada, reúne a los diez mejores equipos del país y, por su modalidad online, hoy continúa con su programación habitual pese al coronavirus. Situación diferente es la de Liga Latinoamérica de League of Legends (la más importante de la región), que tuvo que suspender los encuentros en estadios y a futuro continuará con partidas desde las casas de juego de cada equipo.

Los locales.
Desconocidos para muchos y descalificados por otros, los esports cuentan con muchos torneos profesionales anuales en cada país y también con competencias periódicas, en las que participan jugadores de manera individual y por equipos.
En el caso de los santarroseños, entre cientos de jugadores hay ya dos equipos en pleno desarrollo y que habitualmente compiten en diferentes torneos. Se trata de Flash Bang y Virtual eSports, que cuentan con rosters de diferentes modalidades como Counter Strike Global Offesive (CSGO), League of Legends, y Pugb Lite, además de FIFA, PES y el histórico Mortal Kombat.
«El mundo del gaming es enorme. Es uno de los negocios legales que más ha facturado y crecido en los últimos años, con marcas y sponsors importantes a nivel mundial que se inclinan a los esports», explicó ayer Alejandro Best, dueño del equipo Virtual eSports y sponsor de Flash Bang, además de uno de los impulsores de la actividad en Santa Rosa.
«Estamos tratando de llevar adelante el gaming en esta zona (centro del país) a través de dos o tres emprendimientos alineados, porque la actividad pasó de ser un mero entretenimiento a una posibilidad deportiva y económica para los jugadores», agregó el empresario local. «Hay chicos que juegan muy bien», amplió.

Otra mirada.
El año pasado, en Santa Rosa se llevó a cabo el primer torneo gamer y a partir de esa iniciativa la percepción comenzó a cambiar en la ciudad. «Hasta ahí estaba todo en la fase del entretenimiento y ahora podemos decir que estamos en la etapa precompetitiva, porque nuestros equipos todavía no figuran en las grillas de ligas nacionales pero sí participan en diferentes torneos», manifestó Best.
«Flash Bang es el equipo que arrancó esta ruta. Después del evento empezó a tomar forma y hoy tienen redes, publicistas, sponsors… Virtual eSports se creó después y este año vamos a formar un equipo nuevo. La aspiración es armar equipos que puedan competir a nivel nacional, aunque no es fácil llegar, como en cualquier otro deporte», agrega.
En ese contexto, el dueño de una de las organizaciones locales explicó que cada equipo tiene jugadores que cumplen diferentes funciones en cada disciplina, además de toda una estructura que en el ámbito local aún no se ha alcanzado.
«Un equipo competitivo tiene su manager, que hace tareas de representación; su director técnico (acá se hace muchas veces entre todos); su preparador físico -es clave la alimentación y la oxigenación en momentos de competencia- y hasta psicólogos», confió Best, al tiempo que reveló que como en cualquier otro deporte, cada equipo contrata jugadores que pueden pasar de uno a otro. Y en cada torneo hay, además, relatores y analistas o comentaristas.

A pleno.
«Ahora (por la imposibilidad de hacer encuentros presenciales) competimos online a pleno, aunque en estos días -de aislamiento a causa del coronavirus-, con la gente en sus casas, muchos servidores están colapsados, incluso Netflix», señaló. «Habitualmente jugamos torneos que van saliendo en distintos servidores, o con la intención de ‘rankear’ o en modo práctica», agregó con respecto a la actividad de estos días.
«Acá hay cientos de jugadores con proyección, pero falta una organización para darle visibilidad y posibilidades, porque por ejemplo algunos son muy buenos pero no tienen los recursos en sus casas. Nosotros, lo que hacemos, es darle la posibilidad de integrarlos para que puedan entrenar, bonificando horas o con otras acciones», reveló Best.
Y en ese sentido confió en que en el futuro inmediato la actividad seguirá creciendo en la ciudad y en toda la zona. «Si es posible por este tema sanitario que estamos viviendo, para abril estamos organizando una copa de FIFA, y después otros torneos que aspiramos a que sean nacionales», adelantó.
«Es un proyecto que empezamos hace dos años y que está empezando a tomar forma definitiva. Además, esta ciudad tiene una condición favorable con respecto al resto del país porque está en el centro y favorece al traslado de muchos jugadores y equipos. Vamos a tratar de posicionarla como una zona donde se puedan organizar eventos gaming a lo largo del año», cerró.

Futbolistas a los esports
La conexión entre deportistas profesionales de diferentes disciplinas y los esports no es nueva, con muchos futbolistas o basquetbolistas reconocidos jugando o hasta comprando equipos. Y en estos días de aislamiento y receso esa participación se masificó.
En un informe que publicó ayer el diario español Marca, destacó que el arquero belga del Real Madrid, Thibaut Courtois, aprovechó su tiempo libre para participar de una clase práctica de League of Legends junto al lateral marroquí del Borussia Dortmund, Achraf Hakimi, en ambos casos guiados por el especialista Ibai Llanos.
Otro de los futbolistas reconocidos a nivel mundial seguidor de los esports es el francés Antoine Griezmann, fanático del Fortnite y que conformó el equipo profesional Grizi Esport; en sintonía con los españoles Alvaro Morata, Dani Parejo y Alex Abrines, propietarios del Ramboot Club.
Otro fana de la actividad es el basquetbolista argentino del Real Madrid Facundo Campazzo, quien la semana pasada, en medio del receso, participó junto al mencionado Courtois de una partida del juego Call of Duty.

Los mejores del pago
Al hablar de nombres propios, Alejandro Best destacó a varios jugadores de los equipos locales, que en su mayoría tienen entre 18 y 25 años. En ese sentido, nombró a Adrián Melazi (juega bajo el seudónimo ADR) y a Manuel (Pampa) del equipo Flash Bang, que cuenta con unos 40 competidores de diferentes modalidades. En tanto, de Virtual eSports, que tiene 18 jugadores, destacó a Santiago Lodeiro (S4NTI), Juani Rossi (Juani) y al capitán de LOL, Tomás Mestre (Mestre), como los mejores.