Inicio Deportes Djokovic fue imparable ante Nadal

Djokovic fue imparable ante Nadal

EL TENISTA SERBIO SE QUEDO CON EL ABIERTO DE AUSTRALIA

El serbio Novak Djokovic desplegó ayer un tenis admirable para vencer sin objeciones al español Rafael Nadal por 6-3, 6-2 y 6-3 en la final del Abierto de Australia y conseguir su tercer título de Grand Slam consecutivo, que se encadena con Wimbledon y el US Open 2018.
El número uno del mundo fue campeón por séptima vez en Melbourne Park sin ceder ni una vez el servicio en el partido decisivo, que enfrentó a los dos máximos favoritos por espacio de dos horas, cuatro minutos en el Rod Laver Arena.
Djokovic, de 31 años, se convirtió así en el tenista más ganador en la historia del «Major» australiano y en el octavo jugador que suma siete títulos en una de las cuatro citas de Grand Slam.
En ese último rubro permanece todavía por detrás del propio Nadal, campeón de Roland Garros en once oportunidades y también del suizo Roger Federer, poseedor de ocho trofeos de Wimbledon.
Campeón de Australia en las temporadas 2008, 2011, 2012, 2013, 2015, 2016 y 2019, el serbio se despegó del australiano Roy Emerson y Federer, quienes coronaron seis veces en Melbourne. Ese logro se materializó en la reedición de la final 2012 disputada entre ambos, que poco tuvo que ver con la de hoy porque demandó cinco sets para conocer al ganador de la competencia.
A diferencia de lo ocurrido hace siete años, Djokovic fue absoluto dominador del partido en base a un servicio lapidario y le infligió al español su peor derrota en las 25 finales de Grand Slam que lleva disputadas.
Asimismo, el actual número uno del mundo amplió el historial a su favor a 28 victorias y 25 caídas ante Nadal, que perdió los últimos ocho encuentros jugados con el serbio en canchas duras.
«Nole» se adjudicó un cheque de 4.100.000 dólares australianos (2,952 millones de dólares estadounidenses).
Apenas el canadiense y el ruso pudieron robarle un set al tenista de Belgrado, que firmó su decimoquinto título de Grand Slam. Es que las siete coronas australianas se suman a cuatro conquistas de Wimbledon (2011, 2014, 2015, 2018), tres del Abierto de los Estados Unidos (2011, 2015, 2018) y una de Roland Garros (2016).
Tras recibir ayer el trofeo de manos de la leyenda estadounidense Ivan Lendl, el serbio definió como «algo increíble» hilvanar el tercer Grand Slam después de pasar por el quirófano a principios del año pasado.
«Es difícil de describirlo, estoy intentando rememorar cómo ha sido todo en este último año. Me operé a principios del año pasado y ahora he conseguido todo esto. Ganar este Grand Slam otra vez es increíble. Quiero agradecer a mi familia su amor incondicional», dijo «Nole» en declaraciones reproducidas por la agencia Efe.
Luego tuvo palabras de reconocimiento para su rival, a quien le agradeció «su ejemplo en la lucha y la definición de sacrificio». «Obviamente hoy ha sido duro para él, pero gracias por mostrarnos tanto a mí como a todos los jugadores cuál es la definición de lucha y de seguir adelante», aseguró.
Nadal, de 32 años, volvió a jugar en Melbourne después de ausentarse desde la semifinales que abandonó ante el argentino Juan Martín Del Potro, en septiembre pasado, en el US Open, por una lesión de rodilla derecha.

Rafa: «Pase Momentos muy duros».
«No fue mi mejor día», declaró el español Rafael Nadal, que cayó en la final del Abierto de Australia ante Novak Djokovic, muy superior (6-3, 6-2 y 6-2), ayer en Melbourne.
«Además, claro que alguien jugó mucho mejor que yo anoche», añadió el español, que hizo una lectura positiva de su regreso tras cuatro meses fuera del circuito por lesión.
He pasado momentos muy duros en el último año. Solo jugué nueve torneos (en 2018) y desde el US Open no pude jugar hasta la primera ronda aquí», recordó sobre su retirada ante Juan Martín del Potro en Nueva York por una lesión en la rodilla.
«Aunque esta noche no fue mi noche, es muy importante para mí estar aquí, ya que vuelvo de una lesión. Creo que he jugado un gran tenis durante dos semanas, con buena energía e inspiración para lo que viene», dijo.
«Rafa» Nadal llegó a Australia sin partidos oficiales en cuatro meses, únicamente disputando una exhibición en Abu Dabi en la que cayó con Kevin Anderson. «Seguiré luchando duro para ser un jugador mejor», añadió el zurdo de 32 años, que asumió no estar a la altura de su rival.
«No estaba preparado para jugar a este nivel esta noche. Pero pienso que lo puedo estar en algunos meses si puedo entrenar bien y jugar partidos de este nivel», añadió en rueda de prensa.
«Djokovic jugó de manera fantástica, sin duda. Cuando juega así, necesito algo más a nivel de intensidad que no tenía esta noche, no estaba preparado físicamente», insistió, reconociendo que hizo «más faltas» porque su rival le ponía «bajo presión».