El “Big Bang” Bielsa pone al Lille en otra dimensión

EL "LOCO" REVOLUCIONO EL CLUB Y TODOS ESPERAN SU DEBUT

Lille año cero. El emblemático entrenador Marcelo Bielsa ha revolucionado al viejo club del norte de Francia. Sumida en una depresión la temporada pasada, la entidad revive y entra en una nueva dimensión: el foco mundial está puesto en la nueva aventura del “Loco”.
Un viento de revolución que azota desde América Latina hacia el norte de Francia: la dirección, el efectivo, el centro de entrenamiento, el estilo de juego… Lille vive un “Big Bang” incomparable a cualquier otro equipo de la Ligue 1, a poco más de una semana de comenzar el campeonato, el 6 de agosto ante el Nantes.
“Una mezcla de impaciencia y de excitación”, resumió a la AFP el presidente Gerard Lopez, que compró el club a principios de año.
El técnico argentino, acompañado del consejero deportivo portugués Luis Campos y del director general español Marc Ingla, ha tenido que empezar el trabajo desde cero, después de que el Lille finalizara undécimo la pasada temporada, su peor clasificación desde 2003.
Lo primero fue renovar el centro de entrenamiento de Luchin, transformado en un hogar para la formación, con cuartos individuales, un restaurante y una sala de relajación para los futbolistas. Ahora está preparado para albergar la integralidad de la preparación a puerta cerrada del equipo, como le gusta a Bielsa.
El fútbol comenzó pronto. Lille fue el primer club francés, junto al Niza, en iniciar la pretemporada, el 19 de junio. El objetivo era asimilar las exigencias del Loco e integrar lo antes posible a las numerosas nuevas incorporaciones.
“Llegaremos en este mercado de fichajes a los 75 ó 90 millones de euros”, explicó Gerard Lopez, impulsor de esta inversión inédita en la historia de los Dogues.

Juventud.
Bielsa, conocido por sus cualidades para formar jugadores, ha insistido en la juventud (los 13 fichajes tienen algo más de 21 años de promedio), sacrificando la experiencia. Solo cuentan con 68 partidos en Ligue 1, los que suman Kevin Malcuit y Nicolas Pepe.
Esta política rompe con la línea anterior. Los veteranos Rio Mavuba, Vincent Enyeama, Marko Basa, Eder o Eric Bauthéac, todos con contrato, han sido invitados a partir, víctimas de la fiebre por la juventud. Por el momento se entrenan aparte a la espera de un traspaso, una situación que ha provocado la incomprensión de muchos. La revolución no solo ha traído buenas noticias.
Las nuevas estrellas se llaman Luiz Araujo, Thiago Mendes o Thiago Maia, tres brasileños que encarnan el nuevo estilo, ofensivo e intenso, como Bielsa mostró en la selección chilena, el Athletic de Bilbao o el Marsella, algunas de sus últimas paradas.

Intensidad.
Los cambios ya son visibles en los entrenamientos. Intensidad, rigor y sentido del detalle. “Trabajamos mucho con balón y tácticamente, comparado a los años precedentes”, destaca Ibrahim Amadou, nuevo capitán a sus 24 años.
“El proyecto necesita de mucha intensidad. Hace falta correr mucho para competir con los mejores equipos”, añade Farès Bahlouli.
“El entrenador es muy riguroso con los detalles, analiza todo lo que hace falta en el campo. Esto marcará la diferencia durante la temporada”, continúa Yassine Benzia.
Bielsa, asistido por un traductor, impone un ritmo alto con normalmente dos entrenamientos por día, además de sesiones de vídeo, individuales y colectivas, para perfeccionar cuestiones tácticas.
A pesar del trabajo secreto en Luchin, es evidente la receta del Loco; presión alta y juego directo. Ante el Courtrai (4-0) optó por una defensa de tres jugadores y frente al Ostende (0-0) cambió a cuatro.
La revolución tiene un largo camino por recorrer hasta alcanzar el top 5 de la clasificación. Los aficionados deberán tener paciencia. Según Gerard Lopez, con talento, “los resultados serán la clave”. (NA)

Real-Barcelona en Estados Unidos
El duelo más célebre del fútbol mundial actual conocerá hoy en Miami su 267º episodio, cuando por primera vez Real Madrid y Barcelona se enfrenten en Estados Unidos, en un torneo de pretemporada con aroma a Champions League y que será televisado desde las 21 por DirecTV. En Barcelona, que contará con Lionel Messi, podría jugar su último partido el brasileño Neymar, quien días después podría marcharse al París Saint-Germain por 222 millones de euros. Además, será el primer clásico de Ernesto Valverde como técnico del conjunto catalán. (NA)