Inicio Deportes El boxeo regresa con un festival en el Mateo Calderón

El boxeo regresa con un festival en el Mateo Calderón

DEFINEN PROTOCOLOS

Avanza la organización de un festival de boxeo en la cancha de fútbol del estadio Mateo Calderón de Santa Rosa, a realizarse el 19 de marzo a la noche. La velada ofrecería dos combates de profesionales y siete amateurs, con boxeadores pampeanos de diferentes gimnasios.
El espectáculo se llevará a cabo aplicando el protocolo sanitario por el coronavirus, y de esta manera será el inicio de las veladas de boxeo de la temporada, con transmisión en directo por la pantalla de Canal 3. La noticia la dio a conocer Gustavo Campanino, que está abocado a la organización.
El santarroseño Mauro Perouene se enfrentaría a Luis Roberto Mato de Olavarría, en un choque que estaría pactado a seis asaltos. El joven pampeano de 23 años tiene un palmarés de 11 triunfos, tres derrotas y un empate. Viene de perder con Liam Wilson, en Brisbane, Australia, en diciembre de 2019.
En el otro combate profesional se presentará el ascendente neuquino Gino Natalio Godoy, que tiene una marca de 22 victorias, de las cuales 13 fueron por nocauts, y dos perdidas. Su rival se definiría en los próximos días.
«Restan pocos detalles para confirmar el festival, como por ejemplo en qué lugar irá ubicado el ring, de qué forma se pondrán las sillas y qué cantidad de público podrá ingresar. Este es un tema que lo está analizando protocolo de la Subsecretaría de Deportes del Gobierno», dijo Campanino sobre este festival en el estadio Mateo Calderón, escenario del histórico combate entre Hugo Marinángelis y Ramón «El Porto» Ramos.

Canelo no para.
El mexicano Saúl Canelo Alvarez sometió al turco Avni Yildirim en tres rounds y conservó los cinturones de peso supermediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en una pelea realizada en Hard Rock Stadium de Miami, Estados Unidos.
Ante unos 15.000 espectadores, la estrella azteca, de 30 años, sorteó sin complicaciones su primer combate del año frente a un rival que por decisión de su equipo no salió a disputar el cuarto asalto tras visitar la lona. «Hice lo que tenía que hacer. Tenía que noquear y lo hice», resumió Alvarez, que aumentó su récord a 55 victorias (37 nocauts), 1 derrota y 2 empates.
En su carrera, Canelo sólo perdió ante el estadounidense Floyd Mayweather Jr por puntos en septiembre de 2013, cuando tenía 23 años.
Su victoria ante el turco fue el paso previo al gran objetivo de unificar los títulos de peso supermediano (76,2kg) en un combate con el británico Billy Joe Saunders, titular de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), programado para el 8 de mayo.

A lo Tyson.
En otro orden, el misionero Alejandro «Cuervo» Silva mantuvo el título argentino superwelter al vencer por descalificación al santafesino Gabriel Díaz, quien lo mordió en el brazo izquierdo cuando transcurría el tercer round de una pelea celebrada en el Centro de Actividades Roberto De Vicenzo de la localidad bonaerense de Berazategui, lo que hizo recordar la famosa pelea entre Mike Tyson y Evander Hollyfield.
Al salir de un entrevero sobre uno de los rincones del ring, el «Cuervo» Silva comenzó con ademanes de dolor y le enseñó al árbitro Mario González su herida en el antebrazo, producto del mordisco de su adversario. Con firmeza, el árbitro de la pelea se acercó a los jurados y comunicó su decisión de descalificar a Díaz, quien recibió la noticia con sorpresa en su esquina.
Silva, de 27 años, nacido en Posadas y radicado en Avellaneda, provincia de Buenos Aires, amplió su récord a 14 victorias (10 ko) y 1 empate; mientras que el santafesino Díaz, de 23 años, quedó con una foja de 10 triunfos (3 ko) y 2 derrota.

Marinangelis vs. Ramos.

El estadio Mateo Calderón, que albergaría el 19 de diciembre el regreso de los festivales de boxeo a Santa Rosa, fue escenario también de la recordada pelea entre el pampeano Hugo Raúl Marinángelis y Ramón «El Potro» Ramos, el 19 de diciembre de 1986. El choque fue electrizante y dramático, con tres caídas. Marinángelis pudo haber perdido por nocaut si no fuera por su entrenador Ademar «Chito» Tevez, que subió al ring y logró sacarlo adelante después de quejarse de un rodillazo de Ramos. Al final fue empate.