El castense Hecker batió su récord y sumó dos medallas

EL BOCHOFILO PAMPEANO CUMPLIO UNA DESTACADA ACTUACION

El bochófilo castense Lucas Hecker ganó ayer dos medallas de bronce en el Mundial de Zerbín de las categorías Sub 18 y Sub 23, que se disputa en el Principado de Mónaco. Además, batió su propio récord americano en la especialidad Tiro Progresivo, donde logró 43 bochazos sobre 49 disparos en 5 minutos. “En 24 horas batí dos veces el récord, todavía no salgo de mi asombro. Nunca pensé esto, todavía no salgo del asombro. Ha sido un mundial espectacular para mí, pero también para mis compañeros”, destacó ayer Hecker en un breve contacto con esta corresponsalía.
El castense ganó la medalla de bronce en la especialidad Tiro Progresivo en la categoría Sub 23. Ahí batió su propio récord americano, establecido en la jornada previa. Hecker pegó 43 bochazos sobre 49 disparos, y anteriormente marcó 40 bochazos sobre 48 disparos. “En la semifinal hizo transpirar a las grandes potencias y terminó arriba de Italia”, posteó la Confederación Argentina de Bochas en la red social Facebook. Así destacaron la performance del juvenil bochófilo racinguista, que compitió “mano a mano” con los jugadores de las grandes potencias europeas, donde prevalecen los países de Europa del este, donde el Zerbín alcanzó un notable desarrollo deportivo y económico, porque aspiran que se convierta en un deporte olímpico.
En la jornada del miércoles, el pampeana había estableció el record americano certificado por la Federation Internationale De Boules, con una marca de 45 bochazos sobre 55 disparos. El mismo le duró menos de 24 horas, ya que el mismo volvió a quebrarlo, para ratificar en el certamen mundial que es una de las mayores promesas de las bochas en esta especialidad.
El equipo argentino alcanzó ayer tres medallas de bronce, en una de las mejoras actuaciones internacionales de las categorías juveniles. Y hoy disputara las finales en las categorías Individual y Tiro de Precisión, donde estará jugando el cordobés Nicolás Pretto que se despide de estas competencias porque el año próximo superará la edad límite, y es considerado por los europeos “el Messi de las bochas”.