Inicio Deportes "El ciclismo debe tener paciencia"

«El ciclismo debe tener paciencia»

GRACIELA CIAFFONI, SECRETARIA DE LA ASOCIACION CICLISTA PAMPEANA

Graciela Ciaffoni, secretaria de la Asociación Ciclista Pampeana y una histórica dirigente de este deporte, aseguró ayer en diálogo con LA CHUECA que no existe ningún proyecto de protocolo para que el ciclismo vuelva a practicarse.
Ciaffoni opinó que es necesario que el ciclismo siga sin poder competir al igual que otros deportes por la pandemia del coronavirus, tal lo determinado desde los gobiernos nacional y provincial cuando se lanzó el aislamiento social preventivo y obligatorio.
«Es un tema complicado lo del coronavirus porque hay que vivir el día a día. Además si todos los especialistas coinciden que la curva máxima de contagio en Argentina todavía no se dio, no se puede pretender que se levante ahora la cuarentena después de tanto esfuerzo», dijo.
Ciaffoni comentó: «Estoy en contacto permanente con el secretario de la Federación Argentina de Ciclismo de Pista y Ruta (FACPyR), Adrián Della Torre, quien me manifestó que hasta agosto o septiembre el ciclismo seguirá sin poder realizar carreras».
Confesó que los pocos ciclistas que la llamaron para ver cuándo regresaban las carreras, entendieron que por el momento no se puede ni correr ni entrenar. «La mayoría de la gente quiere seguir practicando deportes, pero considero que no se puede. Debemos ser responsables».
Enfatizó: «Este es un virus silencioso, con alto grado de contagio, como se ve en las películas. Por lo tanto no se puede pretender volver a la normalidad de un día para el otro, debemos cuidarnos todos, incluyendo a los deportistas».
«Respecto las disposiciones emanadas de los gobiernos nacional y provincial, como así también lo que dictaminó la FACPyR. Por lo tanto vamos a esperar los pasos a seguir, no nos vamos a apresurar», expresó.
Ciaffoni sostuvo: «Es imposible decir que el ciclismo no es un deporte de contacto. Qué hacemos con el aliento, el estornudo. Por ejemplo si un ciclista se cae, te crees que sus compañeros inmediatamente no lo van a asistir. Hay que aplicar el sentido común. El ciclismo debe tener paciencia».

Cancelación.
La Vuelta de ciclismo de Dinamarca no comenzará el 11 de agosto, como estaba previsto originalmente, debido a la expansión mundial del coronavirus, según se decidió ayer.
«Simplemente no es posible organizar la carrera en agosto. Es por eso que la única solución real es tratar de cambiar la fecha de la carrera», explicaron desde la Federación Danesa de ciclismo y consignó la agencia EFE.
La intención de los organizadores de la mencionada prueba es reubicarla antes de que finalice el año. «La Federación y el ciclismo danés en su conjunto están a favor del ciclismo, pero los intereses de la comunidad siempre serán la prioridad», dijo Henrik Jesús Jensen, presidente del organismo.
En Dinamarca rige la prohibición de poder concentrar a más de 500 personas en un mismo punto de encuentro hasta el próximo 1º de septiembre.
Además de la prueba de Dinamarca también fueron suspendidas la Vuelta a Romandía, Eschborn Francfort, Clásica San Sebastián y el Giro de Italia, entre otras.

Increpados.
En España, la ansiada vuelta a la actividad deportiva en medio de la pandemia del coronavirus no resultó ser tan placentera como algunos españoles habían esperado.
Los deportistas de alto nivel pudieron retomar el entrenamiento individual esta semana en España, después de dos meses de confinamiento, pero varios, en especial los ciclistas, denunciaron que fueron increpados por vecinos que creían que estaban quebrantando las reglas de la cuarentena.
El gobierno relajó algunas de las medidas que se han aplicado debido a la pandemia, pero las restricciones a la actividad física siguen vigentes para la mayoría de la población, incluyendo horarios específicos en los que personas de diferentes grupos de edad pueden salir de sus casas.
Los deportistas profesionales y de alto nivel son la excepción y pueden ejercitarse en todo momento, aunque no todos quieren verlos en las calles fuera de las horas previstas para el resto de la población.