El Decano quiere volver a Primera “A”

PICO FBC ARMA UN PLANTEL DE EXPERIENCIA

En el año en el que arriba al Centenario de su fundación, Pico FBC se prepara para cumplir con su mayor anhelo, regresar a la máxima categoría de la Liga Pampeana de Fútbol, de la que descendió en la temporada pasada al caer en la Promoción ante Ferro Carril Oeste de Intendente Alvear.
Para ello está en camino de armar un equipo competitivo, con jugadores de jerarquía y experiencia, que puedan hacer la diferencia en un certamen tan duro.
La última cara nueva que se sumó al plantel es la del experimentado enganche castense Víctor “Chimango” Pereyra, quien en busca de minutos de juego dejó Racing Club de Castex para vestir la camiseta del Decano, la cual ya defendiera años atrás cuando lograra el ascenso ante Agrario de Parera en 2015, bajo la conducción técnica de Braulio “Chino” Palacios.
El técnico Julio Cesar Gómez incorporó a Pereyra en su búsqueda de jugadores de experiencia, que puedan apuntalar a los juveniles con los que cuenta el plantel. También para darle al equipo otra alternativa en la creación de juego, la cual fue una de sus principales falencias el año anterior.
En el armado del equipo, de atrás hacia delante, también se sumaría el arquero Federico Archanco, con una extensa trayectoria en la Liga norteña.
Con anterioridad, para reforzar la ofensiva y suplir la falta de gol que tuvo en la temporada anterior, ya se habían incorporado los delanteros Juan Leguizamón y Mario Cáceres. Los dos fueron dirigidos por el Palomo Gómez en Alvear FBC y fueron compañeros años atrás en Unión Deportiva Vértiz, conformando una delantera que dio muy buenos frutos.

Más experiencia.
Estos nombres que llegan para reforzar al plantel se suman a los de los defensores Matías Astorga y Manuel Cabral, otros dos con experiencia. El primero de ellos, que fuera campeón del Torneo Provincial con la Unión Deportiva Vértiz, ya vistió la camiseta del Decano en alguna oportunidad. El segundo, también con pasado en el Canario, jugó en Sportivo Independiente de General Pico y viene de actuar en Deportivo Argentino de Quemú Quemú.
De esa manera, y aunque el plantel estaría casi cerrado, no se descarta que puedan llegar más refuerzos a Pico FBC, que se prepara para jugar el difícil torneo de la Primera “B”, en el que buscará tener el protagonismo que lo devuelva a la máxima divisional de la Liga Pampeana de fútbol. Y que así el festejo sea completo en el año del Centenario.
Estos nombres se suman a otros importantes que actuaron el año pasado para el Decano. Uno de ellos es el del habilidoso delantero Matías “Topo” Ocampo, otro jugador con categoría y mucho recorrido en el fútbol norteño. También siguen otros experimentados, como los defensores Eric Rosas y Adrián Ugarriza, además del polifuncional Facundo Montero, quien ya demostró que puede actuar como lateral, como volante e incluso como delantero.