Inicio Deportes El deporte, en problemas

El deporte, en problemas

PREOCUPACION EN LAS INSTITUCIONES POR LA DESERCION DE ATLETAS

Debido al protocolo que rige desde hace algunos días, varias disciplinas deportivas vienen entrenando con burbujas de 10 personas al aire libre, pero en esta semana se complicó el trabajo debido a las bajas temperaturas.
Desde el 7 de junio, muchos deportes practican en diferentes horarios a cielo abierto para cumplir con el protocolo sanitario que rige actualmente en Santa Rosa por su situación epidemiológica. Los entrenadores venían trabajando con un número de personas que no era suficiente, pero en los últimos días la situación se volvió caótica debido a que padres y madres dejaron de mandar a sus niños y niñas para evitar el frío y que se enfermen.
En aquellos deportes que cuentan con categorías formativas, los profesores se enfrentan a serias dificultadas a la hora de convocar a chicos y chicas para entrenar, ya que muchos padres y madres prefieren esperar a que se habiliten los gimnasios para volver a mandarlos.
En la gimnasia artística al igual que en el patín artístico, bajo de manera preocupante el número de las y los jóvenes que practican estas disciplinas. «Cada vez hay menos nenas por el frío, y las más grandes, que llevan más de 10 años en el deporte, perdieron motivación porque no pueden hacer los ejercicios con los aparatos. Es necesario entrenar adentro, respectando el protocolo», dijo una madre cuya hija practicaba gimnasia en Arenas.

Caótico e inhumano.
La entrenadora de gimnasia de All Boys, Patricia Saavedra, mostró un panorama sumamente preocupante. «Veníamos trabajando mal, pero ahora la situación es caótica e inhumana. Para que tengas claro lo que sucede: de 120 nenas, tenemos apenas 20. Desde que inició la pandemia fueron dejando y la crisis se profundizó hace más de dos semanas cuando primero se suspendieron las prácticas y ahora los padres y madres, con razón, no permiten que sus hijas e hijos entrenen al aire libre por el frío».
Precisó que debido a la escasa recaudación, el sueldo que gana en All Boys lo destina a sus entrenadores, Noelia y Nicolás. «Nicolás sólo trabaja como entrenador y tiene cuatro hijos. Ahora, un padre le una alumna le dará una changas arreglando heladeras; y Noelia, que tiene un hijo, también atraviesa una situación muy complicada. Para colmo no recibió ninguna ayuda».

Cesto y básquetbol.
En tanto que el cesto prácticamente dejó de entrenar. «Los entrenadores de los distintos clubes prefieren no practicar por las bajas temperaturas, y porque se carece de espacios que se adapten a la disciplina.
El patín, en tanto, debe deambular por distintos playones para no cortar el trabajo que venía realizando, aunque como en los demás deportes cada vez son menos las chicas que asisten a las prácticas debido al frío. Esta disciplina también atraviesa un duro momento económico por la baja de nenas».
El básquetbol de Belgrano, por ejemplo, tienen espacio para las practicas afuera, pero algunos jugadores dejaron de ir. «No puede ser que deban entrenar al aire libre y se sigan jugando partidos adentro de los estadios. En el invierno es imposible que los jugadores, especialmente lo más chicos, deban practicar al intemperie», comentó una madre, cuyo hijo asiste a Belgrano.

Voley.
El voley atraviesa la misma situación que los deportes individuales y por equipos.
Algunas entidades prefirieron no entrenar hasta que se habiliten los gimnasios, otros siguen al aire libre, aunque con un mínimo de jugadoras. «Para que sepas, de 50 jugadoras y jugadores de las formativas (8 a 14 años), vienen no más de 10. La baja se debe al frío, a que deben entrenar hasta las 17.30 porque luego se pone oscuro y porque algunos chicos tienen zoom en horas de la tarde», explicó un dirigente.
«Todas las instituciones estamos muy complicados, los profesores trabajaron el año pasado a través de la plataforma Zoom, pero ya no lo pueden hacer más. Son muchos los que vivían de las cuotas que pagaban los jugadores que no están cobrando ni reciben ayuda, y es triste», enfatizó un entrenador.
Si se repasa la realidad deporte por deporte en el contexto en el que se vive, todos de alguna manera padecen los mismos problemas, y tanto dirigentes como entrenadores coinciden en afirmar que es necesario que se autoricen los entrenamientos en gimnasios, y que se contemple a todos los sectores del deporte a la hora de una ayuda económica.