Inicio Deportes El deporte pampeano y su militancia por el Atuel

El deporte pampeano y su militancia por el Atuel

UNA CAUSA DE TODOS

El fallo de la Corte Suprema de Justicia, que fijó un caudal mínimo permanente para que el río Atuel corra por La Pampa, fue destacado en todos los ámbitos provinciales como una conquista histórica. «La lucha por la soberanía hídrica es una bandera que atraviesa a todos los pampeanos. Es algo que tiene que enorgullecernos a todos por igual», resumió el gobernador Sergio Ziliotto, invitando a todos a celebrar este logro luego de una lucha de 70 años.
Uno de esos sectores orgullosos por su militancia en esta causa es el deportivo, que desde hace varios años viene aportando su granito de arena para visibilizar el reclamo por el río robado.
«Lo primero que siento es una inmensa satisfacción. Al oeste lo recorro desde chico porque mi papá trabajó en las escuelas de La Humada y Puelén, y entonces crecí con el sufrimiento de la gente de la zona», reflexionó ayer Ceferino Almudévar, subsecretario de Deportes de la provincia y uno de los más fervorosos militantes de esta causa.
«Esperemos que este fallo marque el inicio de la recuperación definitiva del río», agregó el funcionario, impulsor de muchas movidas deportivas que en los últimos años llevaron como estandartes las banderas de la lucha por el Atuel.

El primer paso.
El deporte pampeano, como manifestación colectiva, nunca fue ajeno a esta ni a ninguna otra causa que excediera los límites de un recinto de juego. Y en el caso particular del Atuel ese apoyo existió desde siempre, aunque comenzó a visibilizarse públicamente a partir de una iniciativa de un dirigente de All Boys que trasladó sus inquietudes de artista a su pasión futbolera.
Corría el mes de marzo de 2013 cuando el Auriazul, que venía de ser campeón provincial, visitó por primera vez Santa Isabel para jugar un amistoso con el equipo local. La iniciativa la compartieron la Dirección de Deportes provincial, por entonces a cargo de Aníbal Bertón, y la intendencia santaisabelina encabezada por José Luis Rodríguez.
El aporte distintivo fue mostrar una bandera reclamando por el Atuel, justamente en una de las localidades más afectadas por el río seco. «El río Atuel fue, es y será pampeano», rezaba el paño que exhibieron los equipos en la arenosa cancha oesteña.
«La lucha por el Atuel es muy personal, algo que llevo adentro desde siempre como músico, y que en ese caso trasladé al fútbol», señaló José Luis Roston, el dirigente alboyense que impulsó esta movida y que luego la replicó de diferentes maneras, especialmente con la leyenda «El Atuel también es Pampeano» en la camiseta del Auriazul.
«La cultura de La Pampa fue la primera que salió a defender los derechos del Atuel cuando en otros sectores no se hablaba del tema. Y lo llevé un poco al fútbol sabiendo que All Boys es, por su trascendencia, un club que puede transmitirlo a mucha gente», explicó el ex arquero, orgulloso por sentirse parte de este logro.

En todos lados.
Con Carlos Verna a cargo de la gobernación la lucha por el Atuel se profundizó y el deporte fue una vía muy importante para llevar esas banderas a cada rincón de la provincia y para dar a conocer la problemática en todo el país.
«La labor de Verna fue muy importante, porque nos metió muchísimo en la cabeza el tema de hacer una lucha desde el deporte, que sabemos que le llega a todos», destacó Almudévar, que como director de Deportes en la gestión anterior tomó la posta para visibilizar el reclamo y concientizar a propios y extraños de la situación.
La primera gran movida atlética se dio en 2016 con la correcaminata «Pampeanos por el Río Atuel», que reunió a unas 5 mil personas en el Autódromo Provincia de La Pampa. La iniciativa se replicó con el mismo marco en 2017 en General Pico y en 2018 por las calles santarroseñas.
Otros dos momentos deportivos inolvidables se dieron en el cauce seco del propio Atuel, en Algarrobo del Aguila, donde se disputaron en 2018 y 2019 competencias que incluyeron pedestrismo, ciclismo y travesías en moto.
El fútbol, por su parte, fue un gran propagador de la lucha, con equipos como Belgrano, All Boys y Ferro de Pico, entre otros, llevando desde 2014 los reclamos en sus camisetas en cada torneo nacional que disputaron, incluso ante equipos mendocinos. El Provincial 2014, además, se llamó «El Atuel también es pampeano».
El básquet alboyense se sumó en 2018 con su equipo del Federal y junto a ellos muchas más manifestaciones deportivas, entre las que se destacó la numerosa delegación pampeana que llevó la leyenda a las finales de los Juegos Evita en Mar del Plata. Hoy, todos y cada uno de los deportistas, dirigentes y autoridades que en estos años formaron parte de la lucha, sienten ese orgullo del que habló el gobernador.