Inicio Deportes "El dinero se gasta en la localidad"

«El dinero se gasta en la localidad»

PRESIDENTE DE ESTUDIANTIL DE CASTEX DESTACO EL PROGRAMA CLUBES EN OBRA

«Clubes en Obra es un programa fantástico, que nos viene más que bien en estos duros momentos por los que atraviesan los clubes», dijo el presidente del Estudiantil de Eduardo Castex, Jorge Martín.
Clubes en Obras es un programa que lanzó la gestión del presidente Alberto Fernández para mejorar la infraestructura de instituciones por más de 33 millones de pesos, de los cuales más de 10 están destinados a alrededor de 20 clubes de esta provincia. El plan fue lanzado el pasado martes por el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, y el ministro de Deportes de la Nación, Matías Lammens.
Estudiantil, que fue una de las instituciones que recibieron los 500 mil pesos de dicho programa, lo utilizará para poder continuar con algunas obras que habían quedado paralizadas por la crisis económica debido a la pandemia del coronavirus. En la entidad tricolor, que tiene alrededor de 500 socios, se practica fútbol, voley, handball, básquetbol, pelota al cesto, hockey, bochas y atletismo.
«Clubes en Obra es un programa fantástico, que nos viene más que bien en estos duros momentos por los que atraviesan todos los clubes. Nosotros ya recibimos el dinero que nos permite poder continuar con los trabajos en la cantina y en los baños que están ubicados en la pista de kárting, que también se utilizan en el sector visitante de la cancha de fútbol», explicó Martín.
El dirigente, que desde niño estuvo vinculado al club, sostuvo que la plata que recibió Estudiantil por parte de Nación genera movimiento económico en Castex, tan necesario en estos días. «El dinero que ya recibió nuestra entidad se está gastando en comercios y en mano de obra de la localidad, cumpliendo de esta manera con la política que siempre nos caracterizó. Saber que también colaboramos de alguna forma para que la actividad económica mejore un poco, nos pone orgullosos».
Además de lo deportivo, el club realiza todos los años diferentes actividades culturales y sociales, otra fuente de ingreso que hoy por cuestiones obvias no existe. «En estos momentos hay que reinventarse continuamente, como le sucede a otras actividades. Para todo se necesita dinero, y no es fácil generarlo. A esta altura al socio no se le puede pedir más. Por suerte hemos recibido subsidios del gobierno provincial, que valoramos mucho y que nos permiten sobrellevar la situación».
«Entre los dirigentes y colaboradores tratamos de llevar al club adelante. Lo más triste de todo fue cuando debimos cerrar las instalaciones por la cuarentena. No tener el bullicio de los chicos y jóvenes fue duro. Por suerte hoy, excepto fútbol, todas las actividades deportivas volvieron a funcionar siguiendo todos los protocolos sanitarios. Ver movimiento es otra cosa», indicó.

Los sueños.
Martín señaló que a los dirigentes de Estudiantil lo llaman los bohemios por los sueños que siempre se renuevan con el fin de mejorar al club. «Siempre hay proyectos para el futuro, por esa razón nos llaman los bohemios. Desde que se fundó nuestro club, los sueños se renuevan y por suerte se han cumplido merced al trabajo y al esfuerzo. A nosotros nos gustaría algún día poder techar el playón, para que en ese se pueda entrenar y para dejar de alquiler carpas para los espectáculos de la Expo Castex (muestra agrícola ganadera). Nos encantaría arreglar el salón de la planta alta, en fin los proyectos son muchos».
Adelantó que uno de los últimos aciertos de la institución fue reflotar los corsos, que se realizaron en el verano pasado. «Los corsos no se hacían desde hace ocho años, y nos dio mucha emoción por realizarlos nuevamente. La gente se mostró agradecida con el club, y nosotros los dirigentes quedamos agradecidos con la gente».