El favorito Brasil no pudo con Suiza

GRUPO E: OTRO RESULTADO INESPERADO EN LA PRIMERA FECHA DEL MUNDIAL

El elenco sudamericano ganaba con un gol de Coutinho, pero se relajó y los europeos lo empataron con un tanto de Zuber. Al equipo de Tité, gran candidato a quedarse con el título, le faltó decisión. Neymar no se mostró en plenitud.
El seleccionado brasileño de fútbol empató ayer 1-1 ante Suiza, en un encuentro válido por la primera jornada del Grupo E del Mundial Rusia 2018, disputado en la ciudad de Rostov. De esa manera, el gigante sudamericano, gran candidato, tampoco pudo ganar en el debut, como pasó con otros grandes como Argentina, Alemania y España.
La apertura del marcador estuvo a cargo del delantero Phllippe Coutinho a los 19 minutos del primer tiempo, mientras que el mediocampista suizo Steven Zuber decretó el empate a los 4 minutos de la segunda etapa.
A raíz del empate, tanto Brasil como Suiza cuentan con una única unidad, mientras que Serbia lidera su grupo con tres, luego de la victoria 1-0 ante Costa Rica (0).
El inicio del partido lo tuvo al representativo conducido por el técnico Tité como protagonista, gracias al control de la pelota en la zona de mediocampo y la velocidad de tres cuartos de cancha hacia adelante.
La tenencia de la pelota le permitió llegar a Brasil cerca del área de Suiza en varias oportunidades y a los 19 minutos el delantero Philippe Coutinho (Barcelona, España) ensayó un remate potente y certero que se metió en el ángulo superior izquierdo del arquero Sommer para abrir el marcador.
Luego del gol a favor, los de Tité continuaron con el control de la pelota, aunque los suizos, de a poco, intentaron jugarle de igual a igual y se adelantaron en el campo.
En el segundo tiempo, Suiza salió con mentalidad ganadora con el objetivo de revertir el resultado adverso y tuvo su premio, a los 4 minutos, cuando el mediocampista Zuber anotó el empate, tras un cabezazo dentro del área chica, en el que se aprovechó del estatismo del arquero Alisson y de cierta ingenuidad del zaguero Miranda, que se dejó ganar la posición.
La igualdad transitoria le permitió al combinado europeo ganar en confianza y así tomó el control del mediocampo, y emparejó el trámite. Sin brillar, el combinado suizo hizo un correcto segundo tiempo a nivel táctico y logró desorientar al cinco veces campeón del mundo.
Por el contrario, Brasil lució, por momentos, sorprendido, aun cuando el astro Neymar intentó cada vez que controlaba la pelota. Pero el jugador del París Saint Germain, quizás no en plenitud en el aspecto físico, no pudo hacerse dueño de las acciones y no logró desequilibrar, más allá de que encabezó algunas réplicas que no tuvieron eficacia.
En la segunda jornada del Grupo E, Brasil enfrentará a Costa Rica, mientras que Suiza lo hará ante Serbia. Ambos cotejos se jugarán el viernes 22. (Télam)