Inicio Deportes El horizonte de Ferro de Pico

El horizonte de Ferro de Pico

EL FEDERAL "A" COMENZARA EN NOVIEMBRE Y PODRAN JUGAR TODOS

El Torneo Federal «A» de fútbol, que cuenta con la participación de Ferro Carril Oeste de General Pico y que fuera suspendido en marzo por la pandemia de coronavirus, se reanudará a fines de noviembre si la situación sanitaria lo permite, con un formato a definir y la presencia de todos los equipos de la categoría que deseen intervenir, aunque sin la obligación de hacerlo.
En la reunión virtual realizada anoche por los representantes de las 30 instituciones que forman parte de la tercera categoría del fútbol argentino, la principal novedad pasó por la decisión de que puedan participar todos, lo que significa que no habrá directamente hexagonales finales entre los equipos que estaban en los primeros puestos antes del parate, entre ellos el Verde piquense.
De todas maneras, y aunque aún no hay un formato definido, se avanzó para que aquellos clubes que estaban mejor posicionados tengan una especie de ventaja en este nuevo certamen, que definirá dos ascensos a la Primera Nacional.
Ferro, que al momento del parate ocupaba el sexto puesto de la Zona 2 (estaba en zona de clasificación al hexagonal por un ascenso), era uno de los clubes que quería una reanudación con un hexagonal final o un sistema similar, como un premio a los que peleaban arriba hasta marzo.

En noviembre.
«Hay que mirar desde el 15 de noviembre en adelante», fueron las palabras con las que Pablo Toviggino, presidente del Consejo Federal, comenzó la reunión con los dirigentes. En ese contexto, si la pandemia lo permite, el torneo se reanudará el 22 o el 29 de noviembre, con la posibilidad también de posponer ese reinicio para el 6 de diciembre.
El mismo Toviggino fue quien aclaró que no habrá sólo hexagonales o decagonales, como habían propuesto varios equipos, sino que al torneo lo jugarán todos los que quieran jugarlo. A partir de ahí, los dirigentes acordaron que por la situación especial no habrá sanciones para aquellos que decidan no participar, teniendo en cuenta que tampoco habrá descensos. Igualmente, los clubes que no participen no recibirían el apoyo económico de la TV, que está garantizado por los meses siguientes.
En ese contexto, se le dio un plazo de 48 horas a todas las instituciones para que confirmen si participarán, y a partir de allí se volverán a reunir antes de fin de mes para definir el formato de disputa, con el compromiso de darle una ventaja de algún tipo a los que antes del parate estaban peleando arriba.
Finalmente, quedó prácticamente descartada la posibilidad de un tercer ascenso, que se había evaluado a principios de año. La idea era que aquel equipo que quede tercero (debajo de los dos que ascenderán) juegue un desempate con el tercero de la B Metropolitana, para subir a la Primera Nacional. Pero ante la anulación de los descensos esa posibilidad quedó cajoneada.
Ante este panorama, Ferro de Pico, si confirma su participación, tiene ahora un horizonte para comenzar a trabajar en estos días en el rearmado del plantel, que quedó desmantelado luego de los vencimientos de la mayoría de los contratos a fines de junio.