“El objetivo es pelear el título”

STEPHANIE DEVOTO, LA MUJER QUE CORRE A MAS DE 300 KILOMETROS

Stephanie “Fefi” Devoto es la única mujer que integró una de las categorías que desembarcó el pasado fin de semana en el Autódromo Provincia de La Pampa, en Toay, para disputar la octava fecha puntable del Campeonato Argentino de Motociclismo de Velocidad.
Nacida hace 27 años en Uruguay, Devoto, a bordo de una BMW, quedó cuarta en la final de Stock Bike, tras protagonizar una intensa lucha, en una carrera que la terminó ganando el riojano Matías Amarfil, escoltado por Guillermo Faber y Juan Zárate, quien se coronó campeón de forma anticipada.
El Stock Bike es la categoría que está compuesta por motos de 1.000 cilindradas, y que sirve de peldaño para pasar al Superbike, la estrella del campeonato nacional, que ha experimentado un crecimiento en las dos últimas temporadas.
Apoyada sobre su moto BMW, conversando sobre cómo fue la carrera, Devoto aseguró que el resultado obtenido “fue bueno”, y destacó el hecho de que la carrera se haya disputado en el trazado pampeano, al que consideró “muy lindo y seguro”.
“En la Argentina, soy la única mujer que se sube a una moto 1000 para correr con hombres, y esto tiene un gusto especial”, comentó Devoto, que en todo momento estuvo dispuesta a firmar autógrafos o posar para las fotos.
Además de competir en la Argentina, Devoto incursionó a nivel internacional cuando corrió el campeonato femenino de España, ocupando el segundo puesto, una actuación que fue destacada en ese país. “Correr entre mujeres está bueno, pero tiene un gusto especial hacerlo con los hombres. Es como que me tengo que exigir más por el nivel que tienen”.
Devoto tiene un recuerdo especial del autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires, en donde en 2016, en una fecha doble por el Argentino se dio el gusto de subir dos veces al podio al conseguir una victoria y un segundo puesto. “Fui la primera mujer en ganar una fecha del Argentino, y la verdad que resultó una experiencia inolvidable, que me llena de orgullo”.
-¿Cómo fue tu llegada al motociclismo?
-Siempre me gustaron las carreras. Primero corrí en kart, después participé en picadas de autos y hasta llegué a correr en motos de agua. Pero lo que más me apasiona es el motociclismo. Siento más la adrenalina,
-¿Cómo ves al motociclismo argentino?
-Está pasando por un buen momento, aunque siempre se puede aspirar a más. En mi caso es la tercera fecha que disputó de la temporada, y el año que viene quiero correr todas las carreras. Mi objetivo será pelear el título.
-¿Tenés pensado volver a correr a nivel internacional?
-No, es imposible. La idea que tenemos con el equipo es seguir corriendo acá en la Argentina, tratando de divertirme y llegar a lo más alto que se pueda.
Devoto considera que todavía tiene mucho que mejorar como piloto. “Hay que trabajar en la moto, y dar lo mejor en la pista, puliendo cada uno de los errores. Tengo que tener continuidad, que es lo que me dará los buenos resultados”.

Admirada y querida
Durante el recorrido por los boxes del autódromo pampeanos, se pudo saber que Stephanie “Fefi” Devoto es admirada y querida por los pilotos que disputan el Argentino de Velocidad. Los deportistas destacan las cualidades de “Fefi”, como así también la buena onda que tiene con sus compañeros abajo de la moto y rivales en la pista. “Cuando compite no regala nada, da pelea como cualquiera de nosotros”, comentó un grupo de pilotos que se encontraban conversando cerca del parque cerrado.