Inicio Deportes El pampeano que ascendió con el Lorca en medio de la pandemia

El pampeano que ascendió con el Lorca en medio de la pandemia

ERIC JEREZ EN ESPAÑA

El defensor pampeano Eric Jerez es, desde este fin de semana, uno de los pocos futbolistas que podrá contar que se coronó campeón y logró un ascenso de categoría en medio de una pandemia global y sin público en las tribunas.
El Lorca Deportiva, con Jerez en sus filas, consiguió el ascenso a la Segunda B de España, luego de empatar 1-1 con Atlético Pulpileño en el partido final del grupo XIII del certamen de Tercera División. El equipo de la región de Murcia, que es propiedad del empresario y ex jugador argentino Hugo Issa, se benefició con la igualdad por el hecho de haber ocupado el primer lugar en la tabla general de la competencia, antes de que sea interrumpida en marzo pasado por la pandemia del coronavirus.
Jerez, surgido de El Recreo de Santa Rosa y con paso por Vélez Sársfield, mostró ayer su felicidad por el logro conseguido y a la vez destacó las vicisitudes a las que tuvieron que sobreponerse en una temporada extraña, con cambio de dueño en el club tras unos primeros meses con serias dificultades económicas y con una definición afectada por el Covid-19.

Año raro.
Jerez, de 25 años, llegó al Lorca Deportiva en julio de 2019 buscando la continuidad que no tenía en Vélez, el equipo en el que debutó en Primera División en febrero de 2015, de la mano de Miguel Russo, en un triunfo ante Aldosivi por 2-0 en el José Amalfitani.
Luego de algunas experiencias en el ascenso argentino (jugó el Nacional B en Guaraní Antonio Franco de Misiones y la Primera B en Atlanta), el joven santarroseño dio el año pasado el salto a Europa y su primera experiencia fue exitosa. Aunque para nada fácil.
«Fue un año sufrido, complicado, raro…», intentó definir el lateral izquierdo en una charla con LA CHUECA luego de la consagración. «Desde el principio de la temporada pasaron muchas cosas; estuvimos cuatro o cinco meses sin cobrar y la pasamos mal», comentó Jerez en referencia a los incumplimientos de los anteriores propietarios de la institución.
«Después esta gente se fue y estuvimos un tiempo sin saber qué iba a pasar, hasta que a mitad de temporada llegó Issa y cambió todo. Nos dio una mano importante, nos apoyó y por eso él tiene mucho que ver con este logro», destacó.

– Y después la pandemia…
– Sí, cuando se paró todo faltaban diez fechas para terminar, estábamos primeros y con una ventaja de tres puntos sobre el segundo, que era Atlético Pulpileño. Fue otro golpe duro porque veníamos muy bien, pero los jugadores seguimos mentalizados en el objetivo y lo logramos.

– ¿Cómo fue la espera para la reanudación del torneo?
– Larguísima. Lo peor es que no sabíamos cómo se iba a definir el torneo y eso nos preocupaba, además de todo el tema de la salud. Mientras tanto seguimos entrenando, el profe nos enviaba los trabajos y los hacíamos en el departamento. No fue fácil, pero sabíamos que teníamos que tener paciencia porque era algo que estaba afectando a todo el mundo.

Un gran club.
Tras la pandemia, la Tercera División de España dio por finalizada la etapa regular, adjudicándole el primer lugar al Lorca Deportiva, por lo que solo quedaron para jugarse los play off por el ascenso a la Segunda B (tercera categoría), que el equipo del pampeano termino adjudicándose luego de dos empates y haciendo valer su ventaja deportiva.
«Como estábamos primeros cuando se paró todo, en el regreso finalmente nos dieron como campeones de la primera parte y se hizo un cuadrangular en el que jugamos los cuatro primeros por el ascenso. En la semifinal empatamos 0-0 con el Mazarrón FC y pasamos porque teníamos ventaja por haber sido primeros. Y en la final volvimos a empatar (1-1) con el Pulpileño y también nos favoreció la ventaja deportiva», resumió Jerez al referirse a los dos partidos post pandemia que, sin público en las tribunas, le permitieron alcanzar el objetivo en su primer año en Europa.
«Era la primera vez que salía de Argentina y vine a Europa por un sueño, sin conocer la categoría ni nada. Pero confié en mi representante y no me decepcionó, porque me encontré con un gran club a pesar de los primeros meses con los otros dueños», explicó Jerez.
Lorca Deportiva fue refundado en 2012 (antes era Lorca Atlético), es la segunda vez que sube a la Segunda B (anteriormente estuvo en la temporada 2017-2018) y, además de Jerez, tiene en sus filas al defensor santafesino Tomás Baroni, ex Atlético de Rafaela.
«Es un club que siempre aspira a estar más arriba, por las instalaciones que tiene y por la gente que siempre acompaña. La ciudad también necesitaba tener un equipo en Segunda B (el otro es el Lorca Fútbol Club, que está en Tercera); por eso esta temporada se hizo una inversión grande, armando un plantel importante y con buenos sueldos, y se logró el objetivo», comentó Jerez con orgullo.

– ¿Cómo es la categoría?
– Es una categoría competitiva, dura, con canchas difíciles porque en algunos casos son sintéticas. En nuestro caso hacíamos mucha diferencia como locales porque jugamos en un campo que tiene las condiciones de una Primera División.

– ¿Vas a seguir en el club o tenés otra idea para la próxima temporada?
– Puedo seguir otro año en el club, pero depende de la idea y las expectativas del presidente. La verdad es que me gustaría quedarme en Lorca porque estoy cómodo, tranquilo, adaptado al club y a la ciudad. Y ahora muy feliz por lo que logramos. No era fácil venirme en su momento, pero lo decidí porque era una buena oportunidad para ir haciendo mi nombre en Europa. Y terminamos siendo campeones y logrando el ascenso.

Emoción a la distancia.
Eric Jerez es uno de los tantos talentos pampeanos que surgieron de la mano de Alberto «Beto» Ramírez en el Club El Recreo de Santa Rosa. A los 11 años se fue a Vélez para completar sus formativas y llegar hasta la Primera División, pero nunca olvidó sus orígenes. Y en pleno festejo por el ascenso logrado con el Lorca Deportiva, de uno de los primeros que se acordó es del Beto, que hoy reside en Neuquén.
«Mis mejores recuerdos son de El Recreo. Por eso cuando ascendimos, desde la misma cancha lo llamé al Beto para contarle y nos emocionamos juntos», relató ayer el joven de 25 años desde España.
«El Beto siente este logro igual que yo; siempre está siguiendo mi carrera y alentándome. Lo aprecio mucho y sé que se emocionó igual que yo. Y El Recreo es también todo para mí; nunca me voy a olvidar de mis comienzos allí», agregó Jerez, que tiene a sus familiares en Santa Rosa.
«Tengo ganas de viajar para ir a ver a mi familia, pero la situación no es fácil por la pandemia y veremos en estos días si puedo viajar o me quedo acá», cerró el lateral, que si continúa en el Lorca comenzará en septiembre la pretemporada de cara a la temporada 2020/21 en la Segunda B.

Mucho respeto.
Lorca es una ciudad de la región de Murcia, en el sureste de España, donde la pandemia de coronavirus no afectó tanto como en otras urbes del territorio ibérico en las que causó miles de muertes. «Acá por suerte hubo pocos casos, se vivió de manera tranquila porque la gente respetó mucho lo que se pedía», aseguró ayer Eric Jerez, que vive en un departamento junto a su compañero belga Elyakim Musoni. «Ahora ya estamos haciendo prácticamente vida normal; solo hay que mantener la distancia y usar barbijo, y eso se respeta mucho», agregó.