Inicio Deportes El Peque no pudo con Nadal

El Peque no pudo con Nadal

ROLAND GARROS: EL ESPAÑOL FUE AMPLIAMENTE SUPERIOR

El argentino Diego Schwartzman luchó hasta donde le fue posible pero no pudo evitar la eliminación de Roland Garros, al caer ayer en las semifinales frente a Rafael Nadal por 6-3, 6-3 y 7-6 (7-0) en un partido que fue ampliamente dominado por el tenista español, 12 veces campeón del Grand Slam francés.
Schwartzman, ubicado en el puesto 14 del ranking mundial de la ATP, claudicó luego de tres horas y nueve minutos de juego ante Nadal (2), en la cancha central Philippe Chatrier del complejo ubicado en el barrio parisino de Bois de Boulogne, en la primera semifinal del cuadro masculino.
El mallorquín de 34 años, considerado el mejor tenista de todos los tiempos sobre superficie de polvo de ladrillo, irá en busca de un trofeo más de Roland Garros para lucir en sus vitrinas mañana frente al serbio Novak Djokovic (1), que se impuso al griego Stefanos Tsitsipas (6) por 6-3, 6-2, 5-7, 4-6 y 6-1.
El argentino, por su parte, quien había vencido por única vez en su carrera a Nadal hace poco más de dos semanas en los cuartos de final del Masters 1000 de Roma (el español le ganó en total 10 veces), no olvidará su actuación en París, ya que haber llegado hasta las semifinales le permitirá concretar uno de los objetivos que se había propuesto y desde el lunes próximo será «top ten», cuando asome octavo en el nuevo ranking que dará a conocer la ATP.
El primer punto del partido duró 14 minutos y favoreció a Nadal, quien salvó un par de breaks para mantener su servicio y enseguida aprovechó un par de errores del «Peque» para quebrarlo y ampliar la ventaja a 2-0.
Si bien Schwartzman recuperó rápido el quiebre, volvió a ceder su servicio y vio como se le escapaba el set inicial, en un partido que había sido muy parejo, con planteos tácticos similares y que se inclinó en favor del que tuvo mayor precisión.
El argentino se mantuvo prendido en el segundo parcial, de puntos no tan largos como el primero, con la táctica de abrir al español variando mucho los golpes, así pretendía restarle potencia y precisión.
Nadal, dueño de un record de 99 victorias y apenas dos derrotas en Roland Garros, logró otro quiebre de servicio para adelantarse 2-1 y con su estrategia de jugar pelotas altas y profundas dominó hasta cerrar por otro 6-3 con una nueva ruptura de servicio.
En el set final, el «Peque» intentó mantenerse en la discusión pero a esta altura «Rafa» le había hecho demasiado daño con el revés cruzado, un golpe con el que anotó muchos ‘winners’ y se transformó en la llave de la victoria.
El argentino, lejos de resignarse, mantuvo la intensidad y hasta incomodó al español durante el pasaje final, cuando le quebró dos el servicio, 2-3 primero y 3-4 después, igualó 5-5 y forzó un tie break impensado un rato antes.
En la definición rápida, Schwartzman no aprovechó las escasas oportunidades que dispuso y eso lo desanimó, al punto que observó cómo el partido se le escapaba de las manos y Nadal se llevaba el tie break en cero.
El español celebró la victoria, sexta consecutiva en la actual edición sin ceder ningún set, e irá en busca de un nuevo trofeo en un torneo que desde hace 15 años tiene a tenistas europeos en la final.

“Sabía que iba a ser difícil
El tenista español Rafael Nadal, actual número dos del ranking ATP, aseguró ayer que sabía que enfrentar al argentino Diego Schwartzman, situado en el 14to. aunque será octavo desde el lunes, «iba a ser difícil», tras meterse en la final de Roland Garros. «He hecho un par de errores y sé que con Diego iba a ser difícil hasta el final porque es uno de los jugadores que más ‘breaks’ hace en el circuito. He estado mejorando desde Roma, donde perdí con él», analizó el mallorquín en diálogo con la prensa.

Fernández cayó en dobles
El cordobés Gustavo Fernández, quien juega en pareja con el japonés Shingo Kunieda, perdió la final del torneo de dobles de tenis sobre silla de ruedas en Roland Garros y no pudo defender su título de 2019. Fernández y Kunieda (número uno del mundo en el ranking individual) cayeron ante los británicos Alfie Hewett y Gordon Reid por 7-6 (4), 1-6 y 1-0 (10/3). El «Lobo», campeón del Abierto francés en 2016 y 2019 y número dos del ranking en tenis adaptado, se había quedado con las ganas de defender su título individual luego de perder ante Hewett (número 3) en las semifinales. El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, fue a ver las semifinales de Fernández y Kunieda y posteó en sus redes sociales: «Un placer ver a Shingo Kunieda y Gustavo Fernández, verdaderos campeones. Estoy completamente fascinado cada vez que veo tenis en vivo en silla de ruedas. Gracias por mostrar cómo la perseverancia de querer hacer deportes es más fuerte que la discapacidad».