Inicio Deportes El primer gran paso dentro de la Liga

El primer gran paso dentro de la Liga

LOS CLUBES DE LA CULTURAL COMENZARON A ORGANIZAR EL TORNEO DE FUTBOL FEMENINO

El fútbol femenino pampeano dio anoche su primer gran paso dentro del ámbito de la Liga Cultural. Representantes de varias instituciones comenzaron a debatir las formas de lo que será el primer campeonato dentro de la casa madre del fútbol de la región, coincidiendo en que será un año de desarrollo y con la esperanza de comenzar cuanto antes con la competencia.

Sarmiento, General Belgrano, Atlético Santa Rosa, All Boys, Centro Oeste, El Elyon y Deportivo Carro Quemado fueron los clubes presentes en la reunión, a los que se sumó como oyente la Escuela Pampa Fútbol, cuyo objetivo es conseguir la Personería Jurídica para afiliarse a la Liga y así poder participar de los campeonatos oficiales.

Además de estas instituciones presentes, también manifestaron su intención de jugar Deportivo Mac Allister, Independiente de Doblas, Deportivo Penales, Los Totitos, Gimnasia de Darregueira, Sportivo y Cultural de General San Martín e Independiente de Jacinto Arauz, a los que podría agregarse Guardia del Monte de Toay y Unión de Miguel Riglos, entre otros.

Desarrollo.
El cónclave fue encabezado por el presidente de la Liga Cultural, Guillermo Rechimont, y el encargado del Departamento de Fútbol Femenino, Mauro Massolo, quienes ratificaron la decisión de la Liga de incorporar definitivamente al fútbol femenino, en este primer año con un Torneo de Desarrollo para que cada club vaya completando sus divisionales y las jugadoras se vayan adaptando al fútbol 11, una modalidad aún no muy practicada en la provincia.

Todas y todos los presentes acordaron que el primer paso será federar a todas las jugadoras de los clubes para que tengan sus correspondientes fichas dentro de la Liga Cultural. Entre otras ventajas, a partir del fichaje las futbolistas contarán con la cobertura de los seguros correspondientes y los clubes serán los dueños de sus pases, con todo lo que ello implica en cuanto a derechos de formación y transferencias futuras.

A partir de ese primer requisito (que incluye la correspondiente ficha médica), indispensable para formar parte de la Liga Cultural y que ya está en condiciones de cumplimentarse, los clubes podrán participar del Torneo de Desarrollo (o Promocional), cuya cantidad de equipos se definirá el próximo mes.

El viernes 30 de abril es la fecha propuesta para una nueva reunión, en la que ya deberían estar definidos los clubes participantes como para definir el formato de disputa y el calendario de competencia. La intención, aclararon, es arrancar cuanto antes, pero para ello deberán cerrarse los fichajes de cada una de las jugadoras.

Días y categorías.
El Torneo de Desarrollo contará con una Primera División, que es la categoría que tienen formada todos los clubes interesados en participar. Además, la intención es competir con una divisional juvenil, aunque para definir las edades (puede ser Sub 17) harán en estos días un relevamiento en cada institución para determinar con qué cantidad de jugadoras cuentan por edad. Con el resto de las categorías, la intención es organizar encuentros para que el año que viene ya se puedan formar las correspondientes divisionales.

Entre otros aspectos organizativos, la idea que más adeptos tuvo fue que la Primera División (partidos con dos tiempos de 30 o 35 minutos) sea programada para los domingos junto con los encuentros de la Liga masculina, poniendo las 11 como horario tentativo (a las 14 juega la Sub 20 y a las 16.30 la Primera masculinas). En tanto, la categoría juvenil que se forme jugaría los sábados, dentro de la jornada de inferiores masculina.

Finalmente, las y los dirigentes hablaron de la necesidad de adecuar poco a poco las instalaciones de los clubes (particularmente los vestuarios) para la comodidad de todas y todos los jugadores, de la posibilidad de solicitar al Gobierno provincial una ayuda para temas específicos como los exámenes médicos para completar las fichas, como también de la intención de utilizar esta temporada para realizar capacitaciones, especialmente en cuestiones de género.