Inicio Deportes EL TAS falló: River campeón

EL TAS falló: River campeón

EL "MILLONARIO" NO CONTARA CON PUBLICO EN LA PRIMERA RONDA DE LA LIBERTADORES

River Plate anunció anoche que «acatará» la sanción emitida ayer por el TAS sobre los hechos de noviembre de 2018, cuando se generaron los incidentes que obligaron a suspender la segunda final de Copa Libertadores frente a Boca Juniors que iba a jugarse ese día en el Monumental, y por la que no podrá contar con público cuando juegue como local dos partidos de la fase de grupos de la edición 2020, a los que se agrega por otra suspensión aplicada por la Conmebol el tercer cotejo de esa ronda inicial.
«En el día de la fecha, el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) resolvió sobre los hechos ocurridos el 24 de noviembre de 2018. Conforme a su tradición histórica y respeto a las instituciones, el Club Atlético River Plate acatará el resultado del mismo», dice el respectivo comunicado del club de Núñez en su primera parte.
El resto del texto expresa lo siguiente: «Es responsabilidad del Club señalar que la Institución vuelve a verse perjudicada por un hecho que no le es atribuible y, por el contrario, es consecuencia de una probada falla del operativo de seguridad pública del 24 de noviembre de 2018».
«Sin perjuicio de ello, River Plate manifiesta su desacuerdo con la sanción recibida por parte del TAS, más aún cuando el propio contenido del fallo resalta y subraya la clara ausencia de responsabilidad de parte del Club sobre los hechos ocurridos».
«Asimismo, la Institución remarca los severos perjuicios derivados de las sanciones ya recibidas, tales como la pérdida de la localía en la final de la Copa Conmebol Libertadores 2018, multas económicas y los encuentros disputados en condición de local sin público».
El TAS resolvió ayer mantener el resultado de la final de la Copa Libertadores en cancha de Real Madrid, en la que River superó a Boca por 3 a 1, pero sancionó al club de Núñez a jugar dos partidos a puertas cerradas por el mismo torneo y decidió no resarcir económicamente a la entidad «xeneize».
La sanción del TAS a River se origina en la agresión que sufrió el micro que transportaba al plantel de Boca en las adyacencias del Monumental en ocasión de esa segunda final de la Libertadores de 2018.
La sanción obligará al club de Núñez a jugar sin público frente a San Pablo, de Brasil (el 22 de abril) y con Liga de Quito de Ecuador (el 5 de mayo). Pero además River debe purgar otra sanción dispuesta por la Conmebol que lo obliga a jugar otra fecha a puertas cerradas, justamente la primera de esa fase de grupos, el 11 de marzo ante Binacional, de Perú. River integra la Zona D.
El castigo por las bengalas fue por su utilización en el partido de ida de la semifinal de la Libertadores ante Boca, el 1 de octubre del año pasado, en el Monumental, pena que se conoció 17 días después.
El fallo del TAS conocido ayer responde al reclamo que Boca presentó tras la agresión de hinchas de River contra el micro boquense, lo que obligó a la Conmebol a cambiar la sede y disponer que la final se dispute el 9 de diciembre de ese año en el estadio Santiago Bernabéu.
La resolución dispone también que los honorarios legales deberán ser afrontados por cada uno de los clubes, excepto que la Conmebol se haga cargo de ese gasto estipulado en 6.000 francos suizos, unos 6.100 dólares.
De quedar firme esta sanción, las pérdidas económicas para River por no poder disputar con público toda la primera fase de la Libertadores de este año orilla los 300.000.0000 de pesos.
Al cabo del entrenamiento de ayer a la tarde en el River Camp, donde el técnico Marcelo Gallardo debió retirarse anticipadamente por una afección renal, los que se refirieron al tema fueron el arquero Franco Armani y el volante Nicolás De la Cruz.
«Ya éramos campeones antes de este fallo del TAS, así que no cambio nada. Lo raro será jugar sin gente y eso es importante, aunque yo como arquero debo estar concentrado con la misma mentalidad. Pero en algún punto estamos acostumbrados, porque ya lo vivimos, por ejemplo la última vez contra Alianza Lima (de Perú) por la Copa Libertadores pasada», recordó Armani.
«Pero sobre todo es una pena que la gente no pueda estar en los partidos de la Copa, que canten y todo eso, porque genera un gran contagio. Igual hay que hacer lo que hacemos siempre», enfatizó.
Por su parte De la Cruz dio su particular punto de vista sobre la situación buscándole el lado positivo a la sanción. «No es algo que podamos modificar, porque el fallo final está y hay que adaptarse a las circunstancias que tocaron. Pero si me dan a elegir, prefiero que sea en fase de grupos y no más adelante, aunque siempre resulta raro y nunca es bueno jugar sin gente. Pero como dijo Armani, es algo que ya lo sufrimos», argumentó el uruguayo.