El básquet no perdonó a Aysén

El seleccionado de básquet masculino de La Pampa sumó su segunda victoria, en igual cantidad de presentaciones, al superar ayer a la región chilena de Aysén por 101 a 21, en el marco de la segunda fecha de la Zona “B” de los Juegos Binacionales de la Araucanía “Santa Cruz 2013”, que se están desarrollando en Río Gallegos.
En el gimnasio del Boxing Club, los pampeanos aplastaron literalmente a los chilenos desde el comienzo del juego, convirtiendo puntos fáciles y llevando adelante un buen trabajo defensivo. Este planteo le permitió al entrenador Sebastián Rambur rotar a los 12 jugadores, pensando más que nada en el encuentro de hoy ante Neuquén, que cerrará la fase clasificatoria y determinará cuál de los dos seleccionados se queda con el primer lugar del grupo.
Tanta fue la intensidad que impuso el equipo pampeano que logró un parcial de 16-0 en los primeros cinco minutos de juego. Aysén recién pudo romper el cerco pampeano, cuando a falta de 5m20s convirtió un triple. La Pampa mantuvo su nivel y restando 1m21s ganaba por 28-4, para cerrar el primer cuarto 31-7. Lo destacado de este parcial fue la volcada de Octavio “Chipi” Fazzini, que se llevó el aplauso de los muchachos del fútbol, quienes estuvieron alentando al básquet. Fue una devolución de gentileza, después de que los chicos del básquet acompañaran a los pampeanos en su presentación en el césped sintético del Boxing.
En el segundo parcial, Rambur le dio descanso a los cinco iniciales (Zaqueo Supertino, Juan Cañon, Roberto Margaría, Joaquín Iviglia y Octavio Fazzini) y tuvieron más minutos aquellos que no habían tenido la posibilidad de ingresar en el primer cuarto. La Pampa no sintió para nada este cambio y se fue al descanso largo con un marcador de 47-10.
En los cuartos finales, los pampeanos no se relajaron en ningún momento, provocaron constantes pérdidas a Aysén y se encaminaron sin problemas a una nueva victoria. El tercer cuarto terminó 70-17.
En el cuarto final faltaba saber si La Pampa lograría superar las tres cifras en el marcador. Objetivo que los pampeanos cumplieron en el último minuto, cuando estamparon el 101 a 21 definitivo. El alto goleo del campeón defensor permitió que dos jugadores, Roberto Margaría e Ignacio Algañaraz, terminen siendo los máximos anotadores con 14 puntos; mientras que Juan Cañón aportó 12 tantos.