El Millonario a la conquista del mundo

RIVER ENFRENTA AL BARCELONA EN LA FINAL DEL MUNDIAL DE CLUBES EN JAPON

El conjunto dirigido por Marcelo Gallardo intentará levantar el título más importante a nivel clubes, cuando enfrente a Barcelona en la final del Mundial de Clubes. En los españoles, sería titular el crack argentino Lionel Messi.
River Plate intentará concretar hoy una superlativa actuación para conquistar su segundo título ecuménico en su rica historia, cuando juegue ante el fastuoso Barcelona de España, con la probable presencia de Lionel Messi tras superar un cólico renal, en la final del Mundial de Clubes que se desarrolla en Japón y organiza la FIFA.
El partido tendrá como escenario al International Yokohama Stadium, desde las 7.30 de Argentina (televisarán la TV Pública y Fox Sports), y se estima que habrá, al menos, unos 15.000 simpatizantes riverplatenses.
En caso de culminar igualado el cotejo al término del tiempo reglamentario, se recurrirá a 30 minutos suplementarios y de subsistir el empate se dirimirá el título con remates ejecutados desde el punto penal.
Previamente, a las 4 (16 hora japonesa) jugarán Sanfrecce Hiroshima, de Japón, ante Guangzhou Evergrande, de China, en el compromiso por el tercer puesto.
River llegó a esta instancia luego de superar a Sanfrecce por 1-0, mientras que Barcelona, pese a las ausencias de Messi y Neymar, doblegó a Gunagzhou por 3-0.
El equipo de Nuñez, que ya ganó también en Japón la Copa Intercontinental en 1986 ante Steaua Bucarest de Rumania (era un sólo partido y fue 1-0), tiene una especial motivación en esta ocasión, más allá del acicate que conlleva alcanzar el título mundial, y es el rótulo de ‘punto’ con el que llega a esta definición ante un equipo que es considerado hace rato como el mejor del mundo, por funcionamiento y sus fantásticas individualidades.
Barcelona cuenta con Messi, el mejor de todos, como estandarte, apuntalado por un Iniesta que, más allá de su pinta de bibliotecario, es un notable jugador, el brasileño Neymar y un brillante goleador como el uruguayo Luis Suárez. Estas figuras eclipsan, por ejemplo, a cracks del nivel del argentino Javier Mascherano, Piqué, Busquets o el brasileño Dani Alves, entre otros.
Finalmente, luego de horas de incertidumbre y la ausencia en la semifinal ante Guangzhou, Messi será casi con seguridad de la partida tras dejar de sentir los dolores provocados por el cólico renal y de los estudios ecográficos que constataron que no hay vestigios de aquello que motivó el malestar.
También mejoró la situación de Neymar, quien sufre una rotura fibrilar en el aductor derecho que le impidió jugar la semifinal. El brasileño practicó con el resto del plantel y pese que no se cumplió con el lógico lapso que necesita ese tipo de lesión para sanar, podría estar a las órdenes del DT Luis Enrique.
River ofrecerá lo suyo para contradecir a la ‘cátedra’ que lo da como víctima en la final. El equipo de Marcelo Gallardo tendrá que jugar con un notable grado de concentración, sin cometer errores y es probable que apueste a un desarrollo ligado al roce para que el elenco catalán sufra físicamente el juego, sin confundir mala intención con juego fuerte.
La dupla que integran Matías Kranevitter y Leonardo Ponzio jugará un papel fundamental en la planificación ‘millonaria’ para romper la usina de juego que componen Busquets e Iniesta para Barcelona, equipo que busca su cuarto título mundial, tras haber ganado una Copa Intercontinental (1992) y dos Mundiales (2006 y 2009).

Formaciones.
River Plate: Barovero; Mercado, Maidana, Alvarez Balanta y Vangioni; Sánchez, Ponzio, Kranevitter y Mayada; Mora y Alario. DT: M. Gallardo. Barcelona: Bravo; Dani Alves, Piqué, Mascherano y Jordi Alba; Rakitic, Busquets e Iniesta; Neymar, Messi y Suárez. DT. L. Enrique. (Télam)