Inicio Deportes "En estos casos, primero la salud"

«En estos casos, primero la salud»

ALEXIS ACOSTA SE MOSTRO DE ACUERDO CON LA POSTERGACION DE LOS JUEGOS PARAOLIMPICOS DE TOKIO 2020

El atleta pampeano Alexis Acosta se encontraba mejorando sus marcas en busca de ganarse un lugar en el seleccionado argentino para ciegos cuando a raíz de pandemia del coronavirus debió aislarse en se casa, en Capital Federal, en donde desde hace años está radicado.
Días después de su aislamiento, Acosta se enteró que los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 se postergaron para el año que viene. «Cuando supe que los Juegos se habían suspendido primero me agarró una angustia, que se me pasó rápido. Después vino un alivio, la tranquilidad, porque en estos casos, primero la salud», dijo ayer el deportista oriundo de la localidad de Catriló.
Acosta, en diálogo con LA CHUECA, contó qué le transmitió su entrenador Ignacio Pignataro en los últimos días, cómo hace para entrenar en su departamento de tres ambientes ubicado en San Telmo, que comparte con su esposa y su pequeña hija. Y adelantó que comenzará a transmitir ejercicios físicos a través de las redes para todas las personas. «Es una forma de ayudar en esta difícil situación por la que estamos atravesando», enfatizó.
-Argentina todavía no tenía designado el equipo de ciegos para los Paralímpicos 2020. ¿Qué posibilidades tenías de ganarte un lugar en el equipo nacional?
-Me encontraba muy bien, venía mejorando las marcas mucho más rápido de lo pensado. Después de octubre, seguí entrenando, pero no haciendo saltos desde los 16 pasos para no sufrir ninguna lesión. Son descansos obligatorios, para que el cuerpo se recupere. Cuando comencé a saltar como si fuera en un torneo, me sentí con mucha confianza, algo que nos suele faltar a los ciegos, y tuve buenas marcas.
-¿Cuál fue la clave de saltar con buenas marcas antes de lo pensado?
-Necesitaba hacer cosas nuevas, entrenar con algunas variantes. Por suerte mi entrenador lo entendió, agarré confianza y los cambios dieron resultados.
-¿Qué posibilidades tenías de integrar el equipo nacional de ciegos?
-Por los resultados que venía teniendo en los entrenamientos, estaba en un 70 por ciento de las posibilidades. Casualmente me había anotado en el torneo metropolitano, que se iba a realizar el 14 de marzo, con la intención de mostrar mis nuevas marcas.
El atleta agregó: «Lo bueno es que nadie tenía asegurado el lugar, todos los atletas nos teníamos que esforzar para ir a Tokio. Tampoco se sabía cuántos lugares iba a tener Argentina en los Paralímpicos.
-¿Qué marcas estabas haciendo?
-Mi entrenador, para sacarme presión, suele medir con los pies. En una de las prácticas, salté alrededor de 5 metros y 70 centímetros. El mismo se asombró los buenos resultados que venía teniendo.
-¿Qué sentiste cuando te enterarse que postergaron los Paralímpicos de Tokio?
-Cuando supe que los Juegos se habían suspendido primero me agarró una angustia, que se me pasó rápido. Después vino un alivio, la tranquilidad, porque en estos casos, primero la salud.
-¿Qué dijo el entrenador Pignataro?
-Apenas se supo la postergación de los Paralímpicos para el año que viene, nos dijo que teníamos que cuidarnos y no tomarnos vacaciones. Que todos debíamos seguir entrenando con la rutina que nos había dado. En mi caso nunca dejé de entrenar.
-¿De qué forma entrenás en el departamento?
-Hago entrada de calor y realizo ejercicios de toda clase porque tengo bandas elásticas, pesas, saltillos a dos pies o a uno. También troto cerca de una pared y en horarios de no molestar a los vecinos. También tengo distintas pesas para musculación armadas con bidones, botellas y palos de escobas.

Ayudar a los demás.
Acosta, además de entrenar y ayudar en su casa, tiene pensado brindar clases de entrenamientos a través de las redes. «Quiero hacer tipo programa para gente que se encuentra haciendo la cuarentena, y que pasa mucho tiempo inactiva. Es una forma de ayudar en esta difícil situación por la que estamos atravesando», indicó.
El deportista comentó que la actividad que tiene pensado hacer por internet será con juegos y ejercicios. «Mis clases serán para todas las personas, en especial para aquellos que se la pasan sentados o mirando televisión. Cuando uno más se queda quieto peor es para el cuerpo».
La beca del Enard
Alexis Acosta se mostró contento al saber que el Enard (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) dará una beca extraordinaria y solidaria para sus deportista de 10 mil pesos para los meses de abril y mayo. El monto es adicional a la beca que ya perciben mensualmente.
«Yo tengo una sola beca, la del Enard, y recibir los 10 mil pesos me ayuda mucho. Mi esposa trabaja por su cuenta y en este momento está prácticamente parada. Para colmo alquilamos el departamento en el que vivimos», dijo ayer el pampeano.
Además de ser un atleta ciego de elite, Alexis se gana la vida haciendo masajes. «El trabajo de los masajes bajó mucho, menos mal que cuando comenzó la cuarentena teníamos mercadería. Habíamos hecho la compra del mes en un mayorista. Tener mercadería también nos ayudó».
Confesó que él y ni su hija no salen del departamento para nada. «Tenemos que cuidarnos mucho, nuestra hija a sufrido de broncoespasmos, por lo tanto no hay que exponerla en absoluto. La única que sale a comprar algo una vez por semana y con todos los recaudos es mi esposa. Tenemos que entender que nuestra mejor vacuna, el escudo, para el coronavirus es nuestra casa».