Inicio Deportes Entrenando en el balcón

Entrenando en el balcón

La santarroseña por adopción Daniela Lopumo es una de las tantas atletas que cumple con la cuarentena por la pandemia del coronavirus. Sus días transcurren en un departamento, en donde se las rebusca para continuar con su plan de trabajo, que se divide en dos turnos, a la mañana y a la tarde.
La triatleta practica ciclismo sobre un rodillo y la parte física la hace con distintos elementos. Pese a la situación de aislamiento, encara cada jornada con entusiasmo, con ganas de no perder su estado físico y esperando que su vida y la de todos vuelva a la normalidad.
«Sigo en movimiento, aunque de otra manera por estar en el departamento. Entreno ciclismo sobre el rodillo, y después trabajo la técnica y la fuerza con distintos elementos. En total entreno más de tres horas por día, me las rebusco como puedo para no perder el estado físico», contó Lopumo en diálogo con LA CHUECA.
Lopumo (40 años) tenía previsto competir en el Sudamericano de Ironman 70.3, que se iba a realizar en mayo, en Formosa; y después tenía planeado disputar varias pruebas teniendo como principal objetivo el Mundial de Ironman 70.3 ,a realizarse en Taupo, Nueva Zelanda, desde el 28 al 30 de noviembre.
«La carrera de Formosa fue suspendida y sobre el Mundial de Nueva Zelanda no se sabe nada. Me vendría bien que se postergue porque esta situación complicó todo. La inscripción para ir al Mundial vence en los primeros días de abril y hoy no sé si podré pagar la inscripción de 550 dólares», dijo Lopumo.
Agregó que tanto ella como su esposo no reciben un suelo, trabajan por su cuenta. «Mi marido es chapista y yo trabajo de personal trainer, por lo tanto al ser independientes si no laburamos no nos entrena dinero. Estamos jodidos, esto (coronavirus) complicó las cosas».
Daniela sostuvo que debido a que se están suspendiendo las carreras que se iban a llevar a cabo en estos meses, la segunda mitad de año será intensa. «Creo que nos vamos a encontrar con más carreras de lo previsto. Todos los atletas estamos pasando por la misma incertidumbre, mientras tanto la mayoría sigue entrenando de diferentes formas, según el espacio que tengan en sus casas».
-¿Cómo fueron los primeros días de aislamiento?
-Soy una persona que está acostumbrada a entrenar muchas horas al aire libre, entonces los primeros días de la cuarentena fueron duros, feos, hasta que me acostumbré. Lo bueno es que nunca dejé de moverme. Ahora, me las rebusco como puedo.
-¿Tenés un plan de trabajo?
-Trato de ir el día a día porque no se sabe cuándo terminará la cuarentena. No puedo pensar de acá a una semana. Me levanto y veo qué me toca hacer y lo hago. El día que se termine el aislamiento pienso levantarme a la cinco de la mañana para salir a correr.
-¿Sería mejor postergar las carreras incluyendo a las que están previstas para después de julio?
-Me parece que postergar sería lo más indicado porque hay deportistas que en este momento no pueden entrenar.
-Llevás 20 años como triatleta. ¿Hasta cuándo pensás seguir corriendo?
-No se me cruza dejar de correr. Cuando arrancó el año pensé disputar uno o dos ironman y en 2021 comenzar a correr los Ironman full, que son el doble de distancia (3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de pedestrismo). Pero la clasificación al Mundial de Nueva Zelanda modificó un poco los planes.
Lopumo explicó: «Quiero comenzar a soñar en disputar un Mundial de Ironman full en Hawái. Será la gran meta que tendré por delante, y sé que lucharé para lograrlo. Siento que estoy arribando al final de una etapa, la de disputar los medio Ironman».