Inicio Deportes Estudiantes la pelea en el día a día

Estudiantes la pelea en el día a día

CLUBES EN CUARENTENA: "VAMOS A VOLVER CON MAS FUERZAS QUE NUNCA", ASEGURO SZELIGA

«Nosotros vivimos al día, como casi todos los clubes», sintetizó la presidenta del Club Estudiantes de Santa Rosa, Marina Széliga, al trazar un panorama de la actualidad de la institución de la calle Moreno, que desde mediados de mes está en cuarentena acompañando las medidas de aislamiento social y preventivo en medio de la pandemia de coronavirus.
El Celeste, que el año pasado arribó a sus 90 años, está atravesando por un momento inédito en su historia. Por primera vez sus puertas están cerradas y, mientras sus instalaciones empiezan a extrañar a los más de mil deportistas que día a día le dan vida con diferentes actividades, sus dirigentes evalúan los pasos a seguir con la incertidumbre de no saber hasta cuándo se prolongará el parate y cuánto soportarán sus arcas sin los ingresos habituales.
«En marzo se comenzó muy bien y eso nos va a permitir ahora afrontar los pagos de sueldos, pero sinceramente aún no sabemos cómo van a seguir las cosas si se corta la cadena de pagos», explicó la presidenta del club, aclarando que, como la mayoría de las instituciones deportivas de la ciudad, viven «en el día a día» con el ingreso de las cuotas sociales y el pago de las actividades que realizan los deportistas.
«Estamos en contacto permanente vía whatsapp con el resto de la Comisión Directiva, charlando algunos temas y viendo cómo podemos afrontarlos. Pero esto es día a día y no podemos apresurarnos a tomar ninguna determinación, porque aún no sabemos si se va a prorrogar la cuarentena o no», manifestó Széliga.

Charlas.
Estudiantes cuenta con una masa societaria de unas 1.200 personas y también hay un millar de deportistas que diariamente copan sus instalaciones realizando las diferentes actividades que el club tiene como alternativas: desde los deportes tradicionales como básquet, hockey, rugby, tenis, gimnasia artística y cestoball, pasando por aikido, EFI (Educación Física Infantil) y la colonia de vacaciones, hasta el reciente Jardín Lúdico «Estrellitas Celestes», que había dado sus primeros pasos este mismo mes.
«Con los profes todavía no hemos comenzado a hablar», adelantó la presidenta con relación a la preocupación por el futuro inmediato, sabiendo que sus sueldos dependen directamente de los ingresos por las actvidades. «Hay muchos porfes ad honorem y otros con los que iremos charlando porque está la inquietud sobre lo que va a pasar. Pero es diferente la situación si se corta la cuarentena ahora (en principio es hasta el 31 de marzo) o si sigue 15 días más. Esto es día a día», insistió.
En el mismo sentido, Széliga señaló que en estos días comenzaron a hablar informalmente «entre los clubes» de la ciudad, barajando la posibilidad de hacer alguna presentación en conjunto con el objetivo de aminorar las consecuencias del parate con alguna prorrogación de vencimiento de tarifas u otra medida similar. «Todavía no se ha tomado ninguna determinación. Estamos esperando y vamos día a día con las medidas del Gobierno», agregó.

Con más ganas.
Széliga se crió en Estudiantes. Desde los 7 años es una habitual concurrente a las diferentes instalaciones de la institución (tanto en la sede central de la calle Moreno como en el polideportivo Víctor Arriaga) haciendo todo tipo de deportes, desde tenis (también fue profe), cestoball y hockey sobre césped, actividad que aún hoy sigue practicando.
«Es difícil hoy saber que el club está vacío por tantos días; se extraña mucho la vida en el club, ese movimiento… Por eso creo que vamos a volver con muchas más ganas y fuerzas que nunca», cerró la presidenta con optimismo.

La salud es prioridad.
Más allá de las preocupaciones acerca del devenir económico de la institución a partir del prolongado parate, el Club Estudiantes dejó en claro desde el primer día de la cuarentena que «la salud es la prioridad» en este momento, haciéndose eco de las medidas dictadas por los gobiernos provincial y nacional.
En ese sentido, puso a disposición del Estado provincial sus instalaciones «para que sea utilizado en lo que sea necesario, en la lucha contra la propagación del coronavirus». Así, a través de una nota dirigida al Ministerio de Salud y demás funcionarios del Poder Ejecutivo provincial, la Comisión Directiva comunicó en su momento que ponía «todos los espacios físicos de la institución a disposición».
«Como entidad con responsabilidad civil, el objetivo es acompañar y colaborar con la sociedad en el caso de que se declare una emergencia sanitaria y los establecimientos de salud pública y privados no den abasto. Hoy el club se encuentra con las puertas cerradas, debido a la suspensión de las prácticas deportivas, promoviendo así que sus asociados y público en general se queden en sus casas para que no haya una posible propagación del virus», comunicaron.
Además, desde que se dictó la cuarentena el club utilizó sus redes sociales para promocionar las campañas de concientización realizadas por las autoridades de salud en medio de la pandemia.

Juego con «historias».
En medio de la cuarentena por la pandemia de coronavirus, el Club Estudiantes lanzó el juego «Historias Celestes», a través del cual invita a toda la comunidad del club y en general a compartir momentos que se hayan vivido en la institución, prometiendo premios sorpresa para aquellas historias con más repercusión en las redes. De esa manera, muchas personas encontraron una manera de seguir vinculados -a través del recuerdo- con el club en tiempos de paralización total de las actividades deportivas.