Estudiantil no pudo ganar

LIGA PAMPEANA: EMPATE SIN GOLES EN EL CIERRE DE LA FECHA

El Tricolor igualó 0-0 con Matienzo en el debut de ambos en el Torneo Clausura. El local terminó con uno menos por la expulsión de Mesa. El Tripero se fue conforme porque sumó un punto pensando en la general.
Estudiantil y Matienzo empataron sin goles en el cierre de la primera fecha del Torneo Clausura de la Liga Pampeana de Fútbol. El partido se disputó en el estadio Próspero Jañez de Eduardo Castex y fue arbitrado por Iván Ramonda. Los tricolores terminaron con un jugador menos por la infantil expulsión del mediocampista Omar Mesa sobre la finalización del partido.
El empate le cayó mejor a los luiggenses, que sumaron un punto importante para la clasificación general que definirá los representantes de la liga norteña en el Torneo Provincial 2017. Estudiantil ayer no tuvo variantes, estuvo muy impreciso y por momentos fue superado por su rival. Almaraz y Julián Martín se hicieron fuertes en el mediocampo, y dominaron durante varios lapsos el desarrollo del juego, con el acompañamiento de Barrera, pero tampoco pudieron hilvanar el último pase para llegar con peligrosidad al arco de Yori.
Estudiantil mejoró en el complemento, con el ingreso de Cornara, donde pudo ser mas veloz y gravitar más en los últimos metros, pero tampoco hizo lo suficiente en el juego, y en el “mereciómetro”, para quedarse con los tres puntos.
En los primeros minutos Matienzo intentó con disparos de media distancia de Barrera, que pasaron cerca de los tres palos de Yori. Y en otra jugada le quedó a Eizaga dentro del área, pero se trabó con el balón dentro del área tricolor.
En Estudiantil fue Sánchez el jugador más claro, y también apeló a un disparo desde lejos para inquietar a Gebruers; y en otra sacó un centro que conectó Galván y resolvió bien el guardameta tripero.
La jugada más clara fue un desborde de Oliva por la derecha, donde terminó eludiendo a Yori, pero no pudo definir porque el arquero se las ingenió para “sacarlo” hacia afuera del área.

Sin goles.
El segundo tiempo siguió impreciso; muy cortado. Y en los primeros minutos nuevamente dominó el visitante. Martín, en una jugada se la “picó” para el ingreso de Gil, pero el defensor terminó rematando casi al lateral, cuando tenía enfrente el arco tricolor.
Después de los 20 minutos, Estudiantil mejoró. Y generó algunas situaciones producto de las individualidades de sus jugadores, porque el juego asociado no dio resultados. Un centro largo para el pique de Cornara, el delantero le ganó la corrida a un defensor y Gebruers tapó el peligroso mano a mano. Un centro de Díaz que Cornara le pegó “como venía” de media vuelta y el balón pasó por encima del arco, y no mucho más.
Cuando ya terminaba el partido, el experimentado Mesa se hizo expulsar infantilmente. Un tiro libre para los locales, fue al área para buscar el cabezazo, y cuando esperaba la ejecución le habría conectado un cabezazo a un rival. Y así se ganó la tarjeta roja del árbitro Ramonda, quien estaba cerca de la jugada.
Los luiggenses se retiraron más satisfechos con el resultado, mientras que Estudiantil no pudo triunfar en las dos últimas presentaciones en su estadio.

Compartir