Inicio Deportes "Existe mucha competencia desleal"

«Existe mucha competencia desleal»

LA COLEGIADA DIJO QUE EN LA PAMPA HAY ARBITROS QUE NO PIENSAN EN LAS DESIGNACIONES POR MERITO

La pampeana Malvina Schiel, primera mujer en dirigir en el ámbito de la Liga Cultural, sostuvo que «en el arbitraje local hay mucha diferencia y competencia desleal».
En dialogo con el programa «La Pelota» en Radio Noticias, la colegiada realizó fuertes declaraciones en torno al arbitraje pampeano. «Hay árbitros que no piensan en dirigir por méritos sino por el nombre», declaró y agregó: «eso no nos ayuda».
Schiel, quien ya dirigió en el profesionalismo en un partido de Torneo Federal A, sostuvo que los problemas estructurales en el arbitraje pampeano vienen de larga data y que, a pesar del conocimiento de las partes, pocos se atreven a contarlo.
Además dijo que a los mejores partidos deben estar designados aquellos que realicen méritos para dirigirlos. «No porque sea tal persona tiene que dirigir el mejor partido de la fecha sí o sí», agregó.
«Hay muchos árbitros que no dan el ejemplo a los más jóvenes», continúo Schiel argumentando la falta de capacitación, preparación física y técnica de cara a los torneos en los que son designados. «Conozco algunos que empiezan a prepararse diez días antes del comienzo del torneo y aún así, sin pasar la prueba de la Liga Cultural, pretenden dirigir», dijo y sentenció: «es la misma historia de siempre».
La oriunda de General Campos además aclaró que nunca se sintió perjudicada por algunas decisiones porque siempre dirigió «los partidos que tenía que dirigir» aunque contó la experiencia vivida hace aun tiempo en la antigua agrupación a la que pertenecía: «hubo partidos que no me pasaban como disponible y por eso no me designaban, de hecho me enteraba por los medios que no figuraba en la lista».
Por último la colegiada agregó: «cuando arranqué les dije que iba a demostrar adentro de la cancha y no afuera».

Priorizar la Liga.
Schiel se diferenció de varios de sus colegas al contar que, a partir de este año, no dirigirá los torneos de fútbol amateur que se desarrollan en el conglomerado Santa Rosa-Toay. «Tengo varias razones, por un lado porque quiero cuidar el físico ya que en ese tipo de torneos están toda la tarde del sábado dirigiendo y al otro día están los partidos de Liga Cultural», dijo y sumó: «siempre prioricé la liga».
También agregó que cuando un árbitro obtiene cierto lugar de respaldo no debería dirigir ese clase de torneos: «es poco ético». Y aclaró: «si hilamos fino los árbitros que dependemos de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) tenemos prohibido dirigir esos torneos».
De todas maneras no escapó a la realidad de la falta de árbitros para tantos partidos amateurs que se llevan a cabo en las diferentes categorías y torneos.

Volver al ruedo.
«Tengo las expectativas de siempre», declaró Malvina Schiel en relación al retorno del fútbol en la provincia. «Tenemos que trabajar en conjunto para cumplir los protocolos y que se pueda desarrollar el fútbol de la mejor manera posible», sumó.
Ante la consulta de los precios de las ternas arbitrales para los partidos de la Liga Cultural, un tema no menor planteado en las reuniones entre directivos de la entidad y delegados de los clubes, sostuvo que «los árbitros santarroseños están dentro de los peores pagos de la zona». «Tal vez los clubes pretender árbitros baratos pero que dirijan bien», declaró y sumó: «yo me preparo durante todo el año, entreno, trabajo y me capacito para mejorar».
La árbitra profesional destacó que durante el receso obligado tuvo la oportunidad de mantenerse con trabajo y entrenando, dentro de los límites, para mantenerse en estado además de las capacitaciones virtuales.
Malvina Schiel debutó en enero en el Torneo Federal A de fútbol en el partido entre Sansinena de General Cerri y Juventud Unida Universitario de San Luis, en el marco de la sexta fecha de la Zona Campeonato B. «Me fue bien, fue un partido duro, trabado y se sintió la diferencia con los partidos prepandemia», dijo.
Consultada por la imposibilidad de la presencia del público y como afecta al trabajo arbitral, la pampeana destacó que «fue lo mismo, aunque todos juegan un poco más tranquilos».
«Esperemos que de a poco entremos en una normalidad», dijo con respecto a la vuelta al fútbol. Y completó: «será difícil inculcarle a la gente los protocolos porque hay cosas que hacemos de forma mecánica, pero haremos todo lo posible».