Inicio Deportes Ferro de Pico se queda sin plantel por vencimiento de los contratos

Ferro de Pico se queda sin plantel por vencimiento de los contratos

TORNEO FEDERAL A

La jornada de hoy será una bisagra para miles de futbolistas profesionales de todo el país, desde los que juegan en la Primera División de AFA hasta los de los campeonatos de ascenso como el Federal «A», el único torneo «rentado» que cuenta con la participación de un equipo pampeano: Ferro Carril Oeste de General Pico.
Alrededor de dos mil contratos culminarán hoy, 30 de junio, y muchos de esos futbolistas quedarán libres porque la mayoría de las instituciones, especialmente las del ascenso, no renovarán los contratos hasta tanto haya alguna certeza de cuándo y cómo volverán a disputarse los torneos, suspendidos en marzo ante la pandemia de coronavirus.
El Verde de Pico, que hasta el parate estaba haciendo una gran campaña en el Federal «A» -ubicándose en zona de clasificación al hexagonal para buscar un ascenso a la Primera Nacional-, es uno de los clubes que sufrirá en carne propia esta situación, aunque los más perjudicados serán la mayoría de sus futbolistas, que se quedarán sin trabajo.
«Casi todos los contratos, incluidos el cuerpo técnico, se están venciendo mañana (por hoy), y los jugadores ya quedarían libres», confirmó ayer Fabrizio «Pili» Managó, uno de los dirigentes responsables del fútbol del elenco de Barrio Talleres.
Y en ese sentido confió que, ante la incertidumbre con respecto al regreso de la actividad, no prorrogarán automáticamente ningún vínculo. «La idea es renegociar más adelante, pero dependiendo de cómo termine todo esto y bajo qué condiciones se reanude el torneo, siempre que se reanude», agregó el dirigente piquense.

Preocupación.
A mediados de marzo, cuando todos los torneos quedaron en stand by por las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio ante la pandemia de coronavirus, Ferro mantuvo su plantel activo de manera virtual, con entrenamientos vía Zoom y prácticas individuales que cada uno realizaba en su domicilio.
Un mes después, la AFA y el Consejo Federal tomaron la decisión de suspender la fase regular del Torneo Federal «A», por lo que a principios de mayo los dirigentes del Verde decidieron licenciar a todos sus jugadores hasta tanto haya novedades con respecto a una posible reanudación de las actividades.
Sin embargo, el parate se prolongó y hoy la gran mayoría de esos futbolistas quedarán oficialmente desvinculados contractualmente de la institución, lo que genera una gran incertidumbre con respecto a sus futuros laborales.
«Hay preocupación de los jugadores, porque el que no renueva contrato se queda sin trabajo», señaló Managó, al tiempo que explicó que hasta este mes desde el club estuvieron cumpliendo económicamente con lo que rezaban los contratos.
«En lo que respecta al fútbol, económicamente estamos compensados y de acuerdo a lo que proyectamos cuando al inicio de la temporada armamos el presupuesto», aclaró el dirigente para explicar que, pese al parate, no tuvieron mayores inconvenientes para cumplir con sus jugadores mientras duraron sus vínculos, que concluyen hoy.
«Es una situación difícil para muchos jugadores porque todos los clubes estamos en la misma», se lamentó Managó, y aunque destacó que algunos futbolistas podrán cobrar el ‘fondo de asistencia’ acordado por Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) y la AFA para aquellos que se quedan sin contrato a partir de hoy (ver aparte), dijo que «es apenas un sueldo básico» que en una categoría como el Federal A «no significa mucho».

Vuelta entre grises.
La fase regular del Torneo Federal «A» estaba dividida en dos zonas de 15 equipos, y al cabo de la misma los seis primeros de cada grupo iban a clasificarse a dos hexagonales para determinar los dos ascensos a la Primera Nacional. Ferro, el único representante pampeano en un torneo de fútbol profesional, al momento de la suspensión estaba entre los seis mejores de la Zona 2, con grandes expectativas de luchar hasta último momento por subir a la segunda categoría del fútbol argentino.
Al determinar la suspensión del torneo, dirigentes de la AFA y el Consejo Federal anunciaron que la intención es definir los ascensos en cancha, con un formato de disputa nuevo a decidir una vez que se pueda retomar la actividad.
Sin embargo, esta situación que vivirán los clubes a partir de hoy, con la mayoría de sus planteles diezmados, suma incertidumbre sobre la manera en la que se reanudará la competencia y el correspondiente rearmado de los equipos.
«Hay muchos grises en ese tema, y hasta que no haya mayores certezas no sabemos cómo vamos a actuar», explicó Managó. En ese contexto, el Consejo Federal dispuso la apertura del libro de pases a partir de mañana para celebrar nuevos contratos, aunque no quedó aclarado si la reanudación se hará respetando las listas de buena fe del torneo que estaba en curso, o si un equipo podrá sumar a cualquier jugador que haya quedado libre.
«Hasta que no esté todo más claro no vamos a negociar con ningún jugador. Hay que ver si las listas de buena fe son las mismas o se hace una nueva, y a partir de ahí hay que evaluar lo que se hace», comentó el dirigente. Y a modo de advertencia en el caso de que haya libertad para contratar a cualquier jugador, agregó: «Puede venir un equipo que tenga banca económica o política, te contrata diez jugadores de Primera para jugar el hexagonal y asciende».
Finalmente, reconoció que la idea de Ferro es terminar la competencia, pero con las reglas claras. «Obviamente queremos que se reanude, pero hay que ver el formato. Nuestra postura es que se juegue el hexagonal con las mismas listas de buena fe», cerró.

Asistencia hasta fin de año
Muchos de los futbolistas que a partir de hoy se quedarán sin contrato en todo el país podrán cobrar, a partir del próximo mes, el ‘fondo de asistencia’ acordado por la AFA y Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), que fue lanzado «con el fin de morigerar las consecuencias perjudiciales de la pandemia COVID 19 padecidas por los clubes en su calidad de empleadores y los/las futbolistas en su condición de trabajadores e inspirado y guiados por los principios de colaboración y buena fe laboral que deben reinar en toda relación de trabajo», según explicaron en su momento.
Este acuerdo, que entrará en vigencia a partir mañana (1 de julio), beneficiará a «aquellos/as futbolistas cuyos contratos finalicen el 30 de junio de 2020 con equipos de la Liga Profesional, Primera Nacional, Federal A, Primera B, C y Primera A Fútbol Femenino y que no celebren uno nuevo con la misma u otra entidad», y se pagará con aportes extraordinarios efectuados por la AFA y FAA hasta el 31 de diciembre de 2020.
Será «un máximo de cinco pagos, equivalentes cada uno de ellos, al básico de convenio de la categoría correspondiente al último club con el que estuvo vinculado/a y la cobertura de la obra social de futbolistas para el/la afiliado/a y su grupo familiar».
«La asistencia dejará de otorgarse en el supuesto que el/la futbolista suscriba nuevo contrato con un club del país o del extranjero o que sea inscripto en un torneo profesional, dentro del lapso antes mencionado», cierra el convenio.

En todas la categorías
A más de tres meses de la suspensión de los torneos, hoy expirarán unos dos mil contratos de futbolistas de la Liga Profesional, Primera Nacional, Primera B, Primera C, el Federal A y la Primera División del fútbol femenino. Si se suman los torneos amateur, como la Primera D, la segunda división del femenino y el Federal Regional, la cifra asciende a más de cuatro mil. En las categorías superiores muchos futbolistas renovarán sus vínculos, pero en las menores la mayoría quedará libre y cobrando solo el «fondo de asistencia» de AFA.