Inicio Deportes Festejo "virtual" de Berraud

Festejo «virtual» de Berraud

PAMPEANA SE QUEDO CON EL PRIMER LUGAR EN PRUEBA DE AGUAS ABIERTAS

La nadadora santarroseña Catalina Berraud Galea se quedó con la victoria en una competencia de aguas abiertas, que se disputó de manera «virtual» en Miami.

La pampeana, que está radicada desde unos años en Estados Unidos, contó que para el mes de abril tenía planificado correr una competencia de aguas abiertas de 10 kilómetros en Miami, pero la misma fue suspendida a causa de la pandemia de coronavirus.

«Los organizadores decidieron convertirla en una carrera virtual donde haríamos nuestra distancia por nosotros mismos. Lo podíamos hacer en pileta, en el mar, donde pudiéramos, ya que no todos tenían el mismo acceso», le contó la pampeana a LA CHUECA desde Estados Unidos, mientras se dirigía a cumplir con una nueva jornada de competencia virtual entre universidades.

Sin embargo, todo no fue tan sencillo. «Lo complicado era tener alguna tecnología, con la cual se pudiera demostrar que habías cumplido con la distancia prevista. Por suerte lo hice con otro chico y entre los dos, por las dudas, pudimos tomar los tiempos. Mandamos los resultados, los dos mandamos el mismo tiempo, porque lo hicimos junto al recorrido, por una cuestión de que lo hicimos en el mar y hay mucha vida animal, entonces nos íbamos cuidando. Quedamos los dos primeros», contó Cata Berraud.

«Fue una experiencia muy buena. Costo más que cualquier otra competencia de 10 kilómetros, simplemente porque no está el público alentando o la adrenalina de ir con muchos competidores codo a codo. Además estuvimos casi dos meses sin entrenar propiamente, más allá de entrenarnos como pudimos en alguna pile», agregó.

Berraud se mostró contenta por haber participado de la competencia, más allá de lograr el primer puesto, y resaltó que el recorrido fue bastante complicado. «En los diez días anteriores venia planificando la carrera y el clima no acompañaba, había siempre probabilidad de tormentas. Esta semana mejoró el clima, pero las condiciones del mar estaban complicadas. Hicimos 5 kilómetros hacia un lado y volvimos. En la ida había muchas olas y golpeaban bastante, y cuando pegamos la vuelta la corriente la teníamos en contra. No avanzábamos»·, contó entre risas.

«Más allá de eso pudimos completar la distancia y quedamos contentos con el tiempo. No se cuántos nadadores van a poder decir que hicieron 10 kilómetros virtuales en medio de una pandemia. Es todo un acontecimiento», manifestó.

La pampeana destacó además el apoyo que tuvo de su marido y del hijo del entrenador, que a bordo de kayak la acompañaron a lo largo de las casi tres horas de nado en el agua salada. «Su ayuda fue de vital importancia para que nos pudiéramos hidratar, porque de las casi tres horas de competencia, 15 minutos fue para recuperarnos», añadió.