Inicio Deportes Finalmente, el techo

Finalmente, el techo

Se reinició ayer la obra de colocación del techo en el Megaestadio, tras casi un año de estar paralizada por la necesidad de reforzar la estructura con micropilotes. El subsecretario de Obras y Servicios Públicos, Julio Rojo, le dijo a LA ARENA que «la ilusión y la esperanza de todos nosotros sería inaugurarlo antes de que termine la gestión. Rojo dijo que «el estadio contará con una capacidad de entre 6 y 7 mil personas sentadas para espectáculos deportivos y más de 10 mil personas sentadas, para espectáculos de escenario, con sillas en el campo».
Consultado por la obra que se reinició en el día de ayer, el funcionario dijo que «son los trabajos de la colocación de la cubierta, que habían quedado paralizados en septiembre de 2019, al encontrarse en aquel momento inconvenientes en las fundaciones que requirieron hacer estudios de campo, de gabinete, de la parte de suelo y estructura».
Añadió que «concluidos estos trabajos, realizados con especialistas del tema, se llegó a la conclusión de la necesidad de hacer algunas tareas de refuerzos en las fundaciones, con micropilotes. Esta tarea concluyó hace alrededor de un mes».

Estructura en condiciones.
«Esto ha dejado a la estructura en condiciones de darnos la suficiente garantía, para esta parte. Incluso con los últimos resultados de estudios que se hicieron de ensayo, superamos bastante por encima, las tensiones que tenía originalmente», señaló el subsecretario.
Asimismo, señaló que «concluida la obra de los micropilotes, se retomó la obra de la construcción de la parte de la cubierta, esto ha llevado un tiempo, para poder ponernos de acuerdo con la empresa, porque la obra estuvo paralizada casi un año, y necesitó que ajustáramos algunos detalles, para ver como se terminaba».
«Hoy (por ayer) la obra se reinicia, y tiene un plazo, para la colocación de toda la cubierta, de 225 días. Concluidos, de no haber ningún tipo de inconvenientes, se terminaría todo el cerramiento del Megaestadio».

Dentro de la obra.
Rojo precisó que «una vez concluida la obra del techo, hay que hacer intervenciones dentro de la obra, con tareas de albañilería, de instalaciones, de servicios y ajustes en general para terminar la parte interna. Tenemos instalaciones sanitarias, pisos especiales para la parte de la actividad deportiva, y toda la conexión con el exterior».
«El estadio tendrá los distintos lugares de acceso, conectados a las playas de estacionamiento, los espacios de estacionamiento, y en la parte sur, una conectividad comunitaria, con todos los trabajos necesarios, para que quede rodeado de un espacio para hacer actividades sociales exteriores», explicó.

Licitación pública.
Rojo indicó además que «empezamos a realizar la preparación de la documentación técnica, para poder llamar a licitación pública a futuro, y una vez que tengamos resuelto esto, poder terminar los trabajos arquitectónicos y civiles, pero todo esto, después de terminar la cubierta en alrededor de siete meses».
Y en tal sentido destacó que «esto no es una obra menor, el espacio es muy grande. El tiempo real que llevará estimamos que será de entre dos años y dos años y medio, siempre dependiendo de la disponibilidad financiera de la provincia, para hacer frente a esto. De poder concretarlo, siempre la ilusión y la esperanza de todos nosotros sería inaugurarlo antes de que termine la gestión», concluyó el funcionario.