Inicio Deportes Francia goleó a Corea del Sur en el partido inaugural

Francia goleó a Corea del Sur en el partido inaugural

El seleccionado de fútbol femenino de Francia inauguró ayer el Mundial que se juega en su país con un triunfo contundente sobre Corea del Sur por 4 a 0. La goleada de las anfitrionas abrió un mes de partidos que deberán servir para confirmar el «boom» que vive el fútbol femenino.
Los goles del encuentro del grupo A, desarrollado en el estadio Parque de los Príncipes de París, fueron anotados por Eugenie Le Sommer, una de las mejores jugadoras del mundo, Wendie Renard en dos ocasiones y Amandine Henry.
Francia, que busca su primer título ecuménico, no tuvo inconvenientes para superar al equipo asiático y con su imagen del debut se consolidó como uno de los candidatos a la corona.
La fecha inaugural del grupo se completará hoy con Noruega-Nigeria y también se jugarán los dos primeros encuentros de la Zona B: España contra Sudáfrica y Alemania ante China.
El torneo, en el que participan 24 países, se jugará hasta el 7 de julio en nueve sedes distintas, con los Estados Unidos como defensor del título.
El debut de Argentina está previsto para el lunes: desde las 13 (hora de nuestro país) se medirá con Japón (campeón mundial en 2011), en la fecha inicial del Grupo D y también con el Parque de los Príncipes como escenario.
Luego, el equipo de Carlos Borrello enfrentará a Inglaterra el viernes 14 (a las 13) en el estadio Océane, en Le Havre, y a Escocia el miércoles 19 de junio a las 16 horas, en París. La TV Pública y DirecTV transmitirán los partidos.
Tras una ceremonia de inauguración vistosa y con un Parque de los Príncipes (estadio del Paris Saint-Germain) lleno a reventar, pese al mal tiempo, Francia no dejó opciones a las surcoreanas y permitió que algunas de las mujeres llamadas a brillar con fuerza en este torneo mostrasen ya algunas de sus armas.
Nombres como los de Le Sommer, Henry o Cascarino -jugadoras todas ellas de las «bleues»- se unirán a los de la brasileña Marta, la española Jenni Hermoso, la chilena Endler, la alemana Marozsan, la inglesa Kirby o la estadounidense Morgan como grandes referencias en este torneo.
Francia se ha volcado en la preparación de su Mundial, y espera además que los resultados de su Selección les permitan ser al mismo tiempo campeones y campeonas del mundo, después del triunfo del equipo de Griezmann y Mbappé el año pasado en Rusia. No en vano, el fútbol femenino goza de una acreditada reputación en Francia y uno de sus clubes, el Olympique de Lyon, es sin discusión alguna el amo del continente.
Aunque la diferencia entre Francia y Corea del Sur es sideral y permite extraer pocas conclusiones, las galas dejaron claro que son un equipo poco dado a especular, con la portería siempre en la cabeza y muy vertical por las bandas. (Télam)

Impulsarán Liga de Naciones
El presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, aseguró ayer que el fútbol femenino es una prioridad para su organización y defendió la idea de lanzar una Liga de Naciones femenina. «Lo propuse hace dos años porque los equipos nacionales son los catalizadores del fútbol femenino, como se va a ver en este Mundial. Desafortunadamente ese proyecto fue paralizado, pero lo vamos a volver a poner sobre la mesa», dijo. Infantino, de 49 años, subrayó que el fútbol femenino debe tener una identidad propia y no ser un «copia y pega» del masculino.

En Australia, mismo salario
La primera jornada del Mundial de fútbol femenino arrancó con una gran conquista: las australianas informaron que por su participación en el campeonato ganarán lo mismo que sus colegas varones. «Responde al principio de la igualdad de género», respondieron desde la Federación Australiana de Fútbol. Según el acuerdo que alcanzaron las jugadoras, y que se dio a conocer justamente el día de la inauguración del Mundial de Francia, el salario base anual de las jugadoras de la W-League fue incrementado en un 33 por ciento, a 16.344 dólares australianos (10.100 euros). Así, y en proporción con lo que dura el torneo de los hombres, el salario base de las mujeres será el mismo que el de ellos. Estrellas como la capitana de la selección, Sam Kerr, pueden alcanzar salarios de seis cifras por otros acuerdos entre los clubes locales y las ‘Matildas’, el equipo nacional australiano. Pero hasta 2017 muchas jugadoras del campeonato estaban consideradas como no profesionales. La W-League, que tiene lugar de noviembre a febrero, es cada vez más popular, mientras que Australia aspira a organizar el Mundial femenino de 2023.