Inicio Deportes "Fue emocionante encontrarnos"

«Fue emocionante encontrarnos»

CLAUDIA MONTEIRA, ENTRENADORA DE LA ESCUELA DE CANOTAJE

Tras más de 90 días, los palistas volvieron a remar en la laguna del Parque Don Tomás de esta ciudad. El canotaje fue una de las actividades deportivas autorizadas para volver a entrenar, en la nueva fase en la que ingresó La Pampa teniendo en cuenta que hace más de dos meses no hay casos de coronavirus en esta provincia.
El canotaje, al igual que varias disciplinas, fue habilitado esta semana siguiendo un protocolo particular, armado por parte de la Subsecretaría de Deportes de la provincia, con la colaboración de diferentes entidades.
Seis deportistas de la Escuela Municipal de Canotaje arribaron ayer alrededor de las 14 y remaron poco más de una hora sin parar bajo la atenta mirada de los entrenadores Claudia Monteira, Daniel Sierra y Bautista Kreder, quienes garantizaron que se cumplieran las normas sanitarias.
Los palistas que participaron de la primera práctica fueron Juliana Garro, Valentina Aguirre, Federico Demasi, Alejo Molina, Martín García Roldán y Leonardo Forfet, a quienes se lo conoce por competir. Con el correr de los días se sumarán las personas que realizan esta actividad de forma recreativa.
«Fue emocionante encontrarnos, todos estábamos felices. Los primeros días serán prácticas tranquilas, para entrar en ritmo. Los chicos no remaban desde el 13 de marzo, hasta perdieron un poco de estabilidad», indicó Monteira.
Monteira explicó que entre las pautas que se deben cumplir figuran mantener la distancia tanto en tierra como cuando se ingresa al agua, usar sólo botes individuales, no compartir ningún elemento y no usar los vestuarios. «Los palistas llegan con la ropa puesta, usan sillas para dejar las mochilas que están separadas. Nadie puede tocar el bote o los remos de otro palista. Cuando terminan de remar, se van a sus casas. Después se desinfecta todo».
Agregó: «En esta primera instancia arrancamos con los chicos que necesitan entrenar, después comenzaremos con la gente grande, que reman de forma recreativa. Por el momento los cursos siguen suspendidos».
La instructora manifestó que son pocas las provincias en las cuales se autorizó la práctica del canotaje, y que todavía no se vislumbra que vayan a volver las competencias. «Hoy no tenemos objetivos, más que aprovechar que los chicos y chicas puedan remar, aprovechando la habilitación que nos dio el Gobierno de La Pampa».
Informó que se podrá practicar canotaje de lunes a viernes, desde las 14 hasta las 15.00; y que se flexibilizará el horario cuando se tenga permiso correspondiente por protocolo.

Garro.
La santarroseña Juliana Garro, destacada palista de nivel nacional, fue una de las primeras que llegó al club Náutico para poder aprovechar al máximo la práctica.
«Juliana siguió practicando en su casa con un kayak ergómetro y su padre, Gustavo Garro, le armó un gimnasio. Entonces de las palistas que tenemos en nuestro equipo fue la que menos perdió ritmo», sostuvo.