Inicio Deportes "Fue una sorpresa, muy grata"

«Fue una sorpresa, muy grata»

ATENAS DE CORDOBA FICHO AL ALA PIVOTE TOMAS ROSSI

El basquetbolista porteño, pero pampeano por adopción, Tomás Rossi se transformó ayer el primer refuerzo de Atenas de Córdoba, con miras al armado de su plantel hacia la temporada 2020-2021 de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB).
«Nací en Buenos Aires, pero viví tres años en Santa Rosa, donde estoy ahora pasando estos días. Incluso mi padres viven en Santa Rosa», le contó Tomás Rossi a LA CHUECA
Mientras pasa estos días de distanciamiento social, preventivo y obligatorio en la capital pampeana, acompañando a su abuela, el basquetbolista selló su vínculo con el Griego, uno de los grandes de la Liga Nacional de Básquet.
En su etapa de juvenil, Rossi vistió la camiseta de Estudiantes de Santa Rosa, donde jugó entre los 13 y los 16 años. Incluso llegó a debutar en la Primera del «Cele», bajo la dirección técnica de Pablo Lamare.
El ala pivote, de 24 años y 2,03 metros de altura, viene de jugar la última Liga Argentina (ex Torneo Nacional de Ascenso), que quedó inconclusa a causa de la pandemia de coronavirus, en el Club Central Argentino Olímpico de la localidad de Ceres, Santa Fe.
El basquetbolista, que vistió la camiseta del seleccionado de La Pampa en el Torneo Argentino de Mayores que se disputó en 2018 en Misiones, reconoció que venía hablando con su representante para dar el salto a la Liga Nacional.
«Estos últimos cuatro años estuve en la Liga Argentina y ahora se dio esta posibilidad, que está buenísima. Estoy muy contento», manifestó Rossi que, además de jugar al básquet profesionalmente, estudia Administración.
El ala pivote destacó que «con toda esta situación», a causa de la pandemia, veía bastante lejano la posibilidad de poder arreglar con un equipo de la Liga. Por eso, destacó que «fue una sorpresa, muy grata», aunque mayor fue la sorpresa cuando cerró su incorporación a «Atenas, un club con toda la trayectoria que tiene».
A tal punto fue la sorpresa, que aun «no dimensiona que arregló en un club con tanta trayectoria. Es una locura. Te llena de ganas de entrenar a full y de aceptar el desafío de medirte con los mejores», agregó.
Y no es para menos. Tras destacarse en las últimas temporadas en la Liga Argentina, el club cordobés le permitirá tener su primera experiencia en la elite del básquet argentino.
Atenas de Córdoba, que cuenta entre sus filas con el piquense Leo Lema y debe resolver la situación del «gigante» castense Joaquín Lallana (2,16), es con nueve títulos el más ganador en la historia de la Liga Nacional, además de ser el único equipo que participó en todas las ediciones desde que el torneo se creó en 1985.
Rossi promedió durante la última campaña en el elenco santafesino un balance de 12 puntos y 7,4 rebotes por partido, en 26 encuentros disputados.
Anteriormente, había vestido las camisetas de San Lorenzo (en el TNA), Pedro Echague (Torneo Federal), Villa Angela de Chaco y San Isidro de San Francisco, entre otros clubes.
«Por lo que uno ve de afuera, uno nota que tamaños físicos más grandes, gente más atlética, por ahí lo que se ve. Además dicen que la Liga tiene un juego más ordenado», dijo al ser consultado si esperaba encontrar diferencias entre los estilos de juego.
El equipo cordobés, bajo la conducción técnica de Osvaldo Arduh, comenzó a armarse, de cara a la reanudación oficial de la competencia (paralizada por la pandemia de coronavirus), pautada -inicialmente- para octubre venidero.

-¿Cómo te definís como jugador?
-Me definiría como ala pivote, que también puede jugar de pivote o también de tres, de alero. Soy versátil. Muy competitivo, trabajador y estar en un ambiente como es Atenas me va a empujar muchísimo.

Estudiantes y el seleccionado.
«En Estudiantes jugué entre 2009 y 2012. En la Primera jugué el torneo Provincial, con 15 años, y el entrenador era Pablo Lamare», manifestó ayer Tomás Rossi, quien recordó que entre otros, en formativas, tuvo como compañeros «a Zaqueo Supertino, Gonzalo López Moreno y Tomás Gómez». Su relación con La Pampa, además, le permitió formar parte del seleccionado provincial que disputó el Torneo Argentino de Mayores, en 2018, donde compartió plantel entre otros con Agustín «Tatu» Bualó, Antonio «Toni» Manera, Franco Zalabardo, equipo que era dirigido por Marcelo Germanetto. Por otra parte, destacó que le parece «muy copada» la iniciativa que tiene La Pampa «de apoyar a los equipos de básquet que disputan el Torneo Federal». «Me parece genial que haya tantos equipos jugando a nivel nacional», agregó, el porteño-pampeano, que aprovecha la mayor apertura de actividades que hay en la provincia para mantener el ritmo, a tal punto que concurre al club Estudiantes para hacer algunos entrenamientos específicos, gracias a la gentileza del actual entrenador del Celeste, Nicolás Pérez.