Inicio Deportes Futbolistas deberán terminar la enseñanza obligatoria

Futbolistas deberán terminar la enseñanza obligatoria

CONVENIO ENTRE LA AFA Y EL MINISTERIO DE EDUCACION

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA), con su presidente Claudio Tapia a la cabeza, firmó ayer un convenio con el ministro de Educación, Nicolás Trotta, y otros funcionarios, para que los jóvenes futbolistas «terminen la enseñanza obligatoria».
El documento, firmado también por el jefe de Futbolistas Argentinos Agremiados, Sergio Marchi, y la secretaria de Deportes, Inés Arrondo, en el predio de Ezeiza, tiene como principal objetivo la cooperación entre las instituciones para promover la finalización de los ciclos educativos de los futbolistas.
De esta manera, los jugadores recibirán material de apoyo pedagógico, didáctico y/o tecnológico en todas las jurisdicciones del país; y también se les dará ayuda sobre los Programas de acompañamiento de trayectorias, entre otros aspectos.
«Esto tiene un valor muy importante. Yo quiero agradecerles que tengamos algo más para darle a los jóvenes que realmente tienen un sueño pero también tienen que tener una línea de conducta, una formación, una cultura del trabajo», comentó Tapia.
«Tenemos que asumir el compromiso de que cada jugador pueda tener estas herramientas para finalizar los estudios secundarios y que, para el día que deje de jugar, tenga una posibilidad de vida diferente a la que tenía antes de que empiece a jugar al fútbol», continuó el presidente de la AFA en diálogo con la prensa por Zoom.

Obligatorio.
El ministro Trotta, en tanto, habló de la obligatoriedad de completar los estudios. «El programa se propone que las y los jóvenes futbolistas argentinos finalicen sus estudios obligatorios; será una condición para ser convocados por los clubes la terminalidad de sus estudios», manifestó.
«Debemos, como Estado, brindarles las herramientas para que se desarrollen plenamente porque no podemos dejar de considerar que el fútbol es una carrera corta y pocos logran que se convierta en su modo de vida», apuntó el funcionario.
Por último, Marchi reforzó la idea y la justificó en que de cada mil chicos y chicas que se entrenan, «solamente» uno o una «llegan a ser profesionales».