Gran victoria de Del Potro

WIMBLEDON: EL TANDILENSE VENCIO A WAWRINKA, QUINTO DEL MUNDO

El argentino Juan Martín Del Potro, aún sin su revés a pleno pero en altísimo nivel con su saque y su derecha, avanzó ayer a la tercera ronda de Wimbledon, tercer Grand Slam del año, tras dejar en el camino al suizo Stanislas Wawrinka, quinto tenista del planeta, por 3-6, 6-3, 7-6 (7-2) y 6-3.
Del Potro, relegado al puesto 165 del ranking mundial de la ATP, empleó dos horas y 47 minutos para doblegar a Wawrinka (5) y así construyó su mejor victoria desde que regresó al circuito en febrero pasado, luego de haberse sometido a su tercera operación en la muñeca izquierda y estar inactivo un año.
El tandilense, de 27 años, volvió a jugar en el All England Club de Wimbledon después de tres años (había sido semifinalista en 2013, cuando perdió con el serbio Novak Djokovic) y le ganó de nuevo a un ‘top ten’, lo que le dejó buenas señales para su futuro inmediato en el circuito y también en la Copa Davis.
La “Torre” de Tandil había logrado su último triunfo ante un ‘top ten’ en el Masters 1000 de Shanghai 2013, cuando le ganó al español Rafael Nadal, entonces número uno del mundo, por 6-2 y 6-2 en semifinales.
Del Potro, quien había superado en la ronda inicial de Wimbledon al francés Stephane Robert (79), tendrá como próximo rival al francés Lucas Pouille (30), vencedor por 6-4, 6-3 y 6-3 del estadounidense Donald Young (69), quien eliminó del torneo al argentino Leonardo Mayer (90).
El tandilense construyó con mucha paciencia su victoria sobre Wawrinka, a quien había superado en Roma y Madrid 2009, y en Estoril 2012, y había perdido en Umag 2006 y Wimbledon 2008.
El argentino cedió el set inicial por 6-3 tras perder su juego de saque (3-1) y fue víctima del muy buen planteo del helvético, quien lo movió de un lado a otro y lo lastimó con su revés, de los mejores del circuito.
Del Potro se soltó cuando quebró por primera vez al suizo (3-1) en el segundo set, ya que comenzó a tomar confianza y se aferró a su derecha, por momentos de tremenda potencia, sumado a que buscó mayores ángulos para sus tiros y eso le permitió ganar por 6-3 e igualar el partido.
Wawrinka, campeón de Australia 2014 y Roland Garros 2015, comenzó a sentirse incómodo sobre el césped londinense, no encontraba tan fácil los espacios y así cometió muchos errores no forzados, mientras que Del Potro se aferró al primer saque y llegó al tie break del tercer set.
El argentino sacó como en sus mejores épocas y se llevó el tie break por 7-2, lo que le dio mayor confianza aún y dejó a Wawrinka contrariado, con gestos de fastidio.
En el set final, Del Potro siguió firme con la derecha y soltó más el revés (no abusó tanto del slice), eso le permitió mantenerse siempre al frente en el marcador hasta que quebró, se adelantó 5-3 y sacó sin fisuras para cerrarlo por 6-3.
El tandilense, con el ánimo por las nubes, continuará su historia en Wimbledon con grandes posibilidades de instalarse en los octavos de final, y después, cuando concluya su participación en el torneo, encabezará el equipo de Copa Davis de la Argentina para jugar los cuartos de final del Grupo Mundial 2016.

Mónaco afuera.
El tandilense Juan Mónaco perdió contra el francés Jo-Wilfried Tsonga por 6-1, 6-4 y 6-3 y quedó eliminado en la segunda ronda del torneo de Wimbledon, tercer Grand Slam del año, que se juega sobre césped en el All England de Londres. (Télam)

“Volví a sentir los nervios”
El tenista argentino Juan Martín Del Potro, quien avanzó ayer a la tercera ronda de Wimbledon tras vencer al suizo Stanislas Wawrinka, número cinco del ranking ATP, contó que volvió a “sentir los nervios lindos contra uno de los mejores del mundo, y eso es lo que más extrañaba”.
El tandilense, que volvió a jugar en el All England de Londres después de tres años de ausencia por reiteradas lesiones en su muñeca izquierda, consideró: “después de mi tercera cirugía, esto es como mi segunda o tercera carrera en mi corta vida. Solo quiero jugar al tenis de nuevo; es una gran sensación para mí, me siento vivo”.
“Disfruté mucho del ambiente, fue emocionante. No sé si voy a volver a estar en las primeras posiciones del ranking, pero lo único que quiero es jugar al tenis. La gente me apoyó mucho y por eso luché cada pelota. No pensaba que estar en la tercera ronda. Estoy en el buen camino para volver a estar al ciento por ciento”, añadió Del Potro, quien tendrá como rival en la próxima ronda al francés Lucas Pouille.

Compartir