Inicio Deportes "Hay un ambiente bélico que está instalado en el fútbol"

«Hay un ambiente bélico que está instalado en el fútbol»

RUBEN CAPRIA DICTO UNA CAPACITACION EN SANTA ROSA

«Hay algo que no me gusta y que tiene que ver con una cuestión media histérica en el ámbito donde se juega. Veo mucho ceño fruncido y eso condiciona nuestro fútbol». Con esa frase, Rubén «Mago» Capria resumió su visión del fútbol argentino actual, lamentándose por «un ambiente bélico instalado» y porque el comportamiento de los adultos conspira contra el disfrute de los niños.
El ex jugador y actual analista de fútbol visitó Santa Rosa en el marco de la capacitación nacional para entrenadores que se llevó a cabo en el Club Deportivo Mac Allister, y estuvo presente el domingo en la semifinal de la Copa Liga Cultural entre el Depo y Sportivo y Cultural de General San Martín, que terminó con serios incidentes entre los jugadores, colaboradores e hinchas.
En el entretiempo de ese encuentro, el Mago pareció vislumbrar lo que podía suceder al referirse a la locura con la que se vive en el fútbol argentino, especialmente en los niveles formativos.
«Hay, como siempre, un ambiente medio bélico que está instalado y que es parte del todo, de los equipos, de cómo entiende la gente el fútbol, de cómo entiende el periodismo el fútbol, de a qué cosas se le da más difusión que a otras», reflexionó Capria en una charla con LA CHUECA. Y agregó: «Creo que entre todos debemos cuidar mucho más este deporte».

Ambito negativo.
«Hay jugadores buenos porque culturalmente el fútbol es nuestro de raíz, pero creo que en un ámbito de mayor tranquilidad deberíamos tener mejor juego, mejor desarrollo de los chicos. Tengo un hijo que juega en el fútbol infantil y no me gusta para nada el ámbito en el que juega», señaló Capria.
Y en el mismo sentido completó: «El comportamiento de los adultos deja bastante que desear y eso conspira mucho con la tranquilidad de los niños, que así no pueden disfrutar de su pasión y su deporte».
En ese contexto, el ex futbolista de Estudiantes y Racing Club, entre otros equipos, dijo que la realidad cambió mucho desde la época en la que él se formó, y se lamentó porque hoy hay una intolerancia total ante el error. «Cambió muchísimo, porque yo vengo de un ámbito donde uno tenía la libertad de equivocarse. Hoy, en cambio, es como imperdonable el error, y entonces se genera un círculo vicioso que hace que lamentablemente ese chico no sea feliz haciendo lo que hace», sentenció.

Desencuentro permanente.
Durante la charla, Capria refirió que hay un desencuentro permanente en el fútbol argentino, que se ve a niveles profesionales pero especialmente en las divisiones formativas, donde debería darse todo lo contrario.
«Lo más grave es lo que sucede en el ámbito infantil, que es cuando un niño empieza a encantarse con un deporte, y el problema es el comportamiento del adulto, porque influenciamos a los niños», destacó.
Y puso un ejemplo claro y contundente: «No puedo entender que en el fútbol infantil haya locales y visitantes, cuando es un ámbito en el que deberíamos encontrarnos. Pero vivimos permanentemente en el desencuentro en el fútbol, estamos todo el tiempo intentando desencontrarnos, y yo creo que encontrándonos tendríamos un deporte mejor».
Para cerrar, y paradójicamente como anticipando lo que iba a ocurrir 45 minutos después en la cancha donde estaba, el Mago habló de un «deporte lastimado» por los mensajes intolerantes. «Tiene que ver con una cuestión de convivencia. Tenemos lastimado nuestro ambiente, con demasiada carga de intolerancia y eso es lo que afea a nuestro fútbol. Esa cuestión de que si perdemos nada se entiende y si ganamos todo se justifica… Ahí hay un enorme error y trataremos, desde el lugar que nos toca, ayudar a que la cosa sea mejor», concluyó.