miércoles, 13 noviembre 2019
Inicio Deportes Huracán festejó en el clásico

Huracán festejó en el clásico

SUPERLIGA: OTRA DERROTA DEL GIMNASIA DE MARADONA

Huracán venció a San Lorenzo, que se aleja de la punta, por 2-0, y volvió a festejar en un clásico luego de cuatro años.
Por la décima fecha de la Superliga, Lucas Barrios, a los 25 minutos del primer tiempo, abrió la cuenta, en tanto que su reemplazante, Fernando Coniglio, liquidó el clásico disputado en el estadio Tomás Adolfo Ducó, a los 38m. de la segunda parte.
Hubo un mal arbitraje de Fernando Espinoza, a quien se le fue el partido de las manos. El local reclamó dos penales en el primer tiempo: uno a Rodrigo Gómez, quien pareció tirarse, y otro a Juan Garro, por un agarrón de Bruno Pittón.
El árbitro, que denunció el ingreso de gente de Huracán al vestuario en el entretiempo, tampoco advirtió un fuerte codazo de Carlos Araujo sobre Héctor Fertoli sobre el final del primer tiempo.
Huracán volvió a ganar el clásico de barrio después de cuatro años. El anterior éxito había sido en Parque de los Patricios en septiembre de 2015, por 1-0 con gol de Patricio Toranzo.
El Globo sopla de la mano del interino Néstor Apuzzo, quien está invicto con dos triunfos y dos empates, además de sumar más de 400 minutos sin recibir goles.
San Lorenzo volvió a ser una sombra, perdió cuatro de los últimos cinco partidos y se aleja de la punta que fue suya durante los primeras fechas.

Perdió el Lobo.
También ayer, Gimnasia y Esgrima La Plata, dirigido por Diego Maradona, recibió un duro golpe en sus aspiraciones por mantenerse en la Primera División con la derrota como local ante Unión de Santa Fe por 1 a 0, que lo complicó aún más.
El ex Gimnasia Ezequiel Bonifacio, quien ofreció disculpas, marcó el único gol del encuentro en el estadio Juan Carlos Zerrillo. El resultado aumentó la crisis futbolística del equipo de Maradona, que ocupa el último puesto en la tabla de promedios.
En un partido que por momentos fue discreto y mal jugado, Gimnasia no sacó provecho de la victoria que logró la fecha pasada ante Godoy Cruz, la primera y única en lo que va del campeonato, y chocó con sus propias limitaciones.

Vélez se acerca.
Un aislado gol de Leandro Fernández le permitió ayer a Vélez Sarsfield derrotar como visitante por 1 a 0 a Rosario Central, para quedar muy cerca de los líderes Boca y Argentinos Juniors.
El tanto de Fernández fue a los 36 minutos del segundo tiempo, y de esa manera el equipo de Liniers suma 19 puntos, junto a Lanús y Racing y a solo dos unidades de los líderes.
El Canalla, con esta derrota, además de perder el invicto -el único que quedaba tras la caída de Boca- entró nuevamente en la zona de descenso, con un promedio solo por encima de Gimnasia y Esgrima La Plata y debajo de Patronato de Paraná, los tres que por el momento están perdiendo la categoría. El público rosarino despidió con abucheos al equipo conducido por Diego Cocca.
En el otro partido de al jornada, Aldosivi de Mar del Plata se reencontró con el triunfo al derrotar 1 a 0 como local a Defensa y Justicia, en el arranque del ciclo de Guillermo Ángel Hoyos el frente del equipo. El único gol fue convertido por Federico Andrada y permitió al Tiburón salir momentáneamente de la zona de descenso.

El cierre.
La décima fecha de la Superliga se cerrará hoy con dos partidos. Desde las 19, Central Córdoba de Santiago del Estero recibirá a Estudiantes de La Plata; mientras que a partir de las 21.20 Colón de Santa Fe será local de Godoy Cruz de Mendoza. (NA y Télam)

Denuncia.
Fernando Espinoza, el árbitro que dirigió el clásico entre Huracán y San Lorenzo, aseguró que en el entretiempo del partido «entraron más de 20 personas» del equipo local a su vestuario «entre dirigentes y el presidente (Alejandro Nadur)», lo que derivó en una denuncia policial. «Son cosas que van a quedar en el informe», afirmó Espinoza, que habría sido increpado por Nadur y otros dirigentes en el ingreso a los vestuarios. Las fuentes indicaron que no hubo insultos, pero si fuertes recriminaciones.