Inicio Deportes Jazmín cumple el sueño mundialista

Jazmín cumple el sueño mundialista

Jazmín cumplió su primer gran sueño. El que acuñó desde que comenzó a patear una pelota en las calles de tierra de Gobernador Duval. El que visualizó cuando notó que sus cualidades le permitían destacarse entre los varones. El que percibió más cercano aún cuando un equipo de fútbol femenino la fue a buscar a la Escuela Municipal de su pueblo. El que empezó a palpar cuando River Plate golpeó a su puerta. El que sintió al alcance de la mano cuando con el Millo ganó la etapa nacional… Jazmín Laborde, a los 10 años, se dio el gusto de participar de un Mundial.

El torneo.
El Mundialito de fútbol infantil (Danone Nations Cup es su nombre original por su patrocinador) reúne desde el año 2000 a niños de entre 10 y 12 años. En 2017, al ya tradicional torneo de varones se sumó el fútbol femenino, que año a año va creciendo.
El embajador honorario es el francés Zinedine Zidane y por el certamen han pasado jugadores que luego se han destacado a nivel mundial, como los casos del argentino Erik Lamela (hoy en el Tottenham inglés), el francés Alexander Lacazette (en Arsenal de Inglaterra), el suizo Granit Xhaka (Arsenal) o el mexicano Giovanni Dos Santos (ex Barcelona y hoy en el América), entre otros.
El Stade de France parisino, el Santiago Bernabéu de Madrid, el estadio Wembley de Londres o el Corinthians Arena de San Pablo han sido algunos de los escenarios que han albergado al campeonato. La vigésima edición (2019) se está disputando en Barcelona, España, con un total de 28 equipos (20 en el certamen masculino y 8 en el femenino), y la final se jugará hoy en el RCDE Stadium que pertenece al Espanyol.
En la rama femenina del Mundialito actual uno de los participantes es Argentina, representado por el equipo Sub 12 de River Plate, que ganó la fase nacional y fue en nombre del país a Barcelona. En el equipo nacional, con la 10 en la espalda y dando dos años de ventaja, juega una pequeña que llama la atención tanto por su cabellera rubia y su baja estatura como por sus gambetas y asistencias: Jazmín Laborde, de Gobernador Duval.

La futbolista.
Jazmín comenzó a jugar al fútbol entre los varones de su pueblo. Su papá Cristian, empleado municipal, la apoyó en todo momento, a tal punto que planteó ante las autoridades comunales la posibilidad de crear una escuela para que aprendan y se diviertan los chicos de la localidad. Hoy la Escuela Municipal tiene unos 30 futbolistas, de los cuales dos son nenas: una de ellas Jazmín.
Para poder jugar en un equipo femenino la niña de Duval comenzó a trasladarse hasta Villa Regina, en Río Negro, para formar parte de los planteles de Círculo Italiano primero y de Las Leonas después. Allí tuvo la posibilidad de participar en una prueba con veedoras de River Plate, quienes quedaron encantadas con las cualidades de la pampeana. A la semana siguiente la llamaron para formar parte del Sub 12 del Millonario que iba a jugar la fase argentina clasificatoria para el Mundialito.
Con Jazmín en el equipo, River ganó de punta a punta el certamen (fue la 18º edición del Mundialito La Serenísima) y se quedó con el boleto para representar a Argentina en Barcelona.

Por el podio.
Argentina debutó el jueves en el Mundialito con dos victorias (2-1 ante Uruguay y 3-0 frente a Inglaterra) y una derrota (0-1 con España), en lo que fue la primera ronda de la Zona «A». Ayer, en las revanchas, volvió a ganarle a Uruguay (4-0) e Inglaterra (2-0) y otra vez cayó con las locales (0-2). En el choque sudamericano ante las charrúas, Jazmín convirtió su primer gol, mediante un penal.
Con estos resultados, Argentina quedó segunda en su zona con 12 unidades, escoltando a España, que ganó el grupo con 18. Más atrás quedaron Uruguay (6) e Inglaterra (0).
En la Zona «B», en tanto, el ganador fue Francia con 18 puntos; Japón quedó segundo con 8; seguido por Italia (8 y menos goles) y Sudáfrica (0).
Hoy, en el gran cierre en el RCDE Stadium del Espanyol, Argentina jugará por el tercer puesto ante Japón; mientras que España y Francia disputarán la final.
«Jazmín está muy bien y feliz por todo lo que está viviendo», resumió ayer su papá, Cristian Laborde, quien sigue entrenándola en la Escuela Municipal de Duval y todos los meses la lleva a Buenos Aires para entrenar durante dos días con las categorías Sub 12 y Sub 14 de River.
«Es muy chiquita todavía para irse allá. Veremos más adelante», señaló con respecto a las posibilidades de su hija de sumarse definitivamente a las filas del Millonario, desde donde también la tienen en cuenta para integrar el equipo de futsal en el futuro.
«La verdad es que está cumpliendo un sueño», cerró orgulloso el papá, que espera ansioso que llegue el lunes para ir a recibirla en Ezeiza y darle un abrazo de gol, ese que le debe por su primer festejo mundialista.