Jugadores pampeanos se reencontraron en Eduardo Castex

Los integrantes de la selección de básquet de La Pampa que jugaron el Campeonato Argentino de ese deporte en 1964 en la provincia de Salta se reencontraron el sábado en un restaurant de Eduardo Castex.
Pasaron 50 años de aquella competencia, pero la recordaron como si el tiempo no hubiera transcurrido. Aquel equipo que dirigió el piquense Nilo García Ruiz logró clasificar -por primera vez- para la segunda rueda, y terminó en la decimatercera posición, entre veinte participantes.
“Nosotros sinceramente estábamos en un nivel inferior al 50 por ciento de los participantes, pero teníamos mucha entrega y garra”, recordó el santarroseño “Cacho” Dal Bianco.
El reencuentro se produjo después de más de 45 años. Selel Cavallero, Osvaldo Cariddi, “El Negro” Molinari llegaron desde General Pico, después José “El Flaco” Bragulat, desde Buenos Aires y desde Santa Rosa se movilizaron “El Negro” González, “El Vasco” Legarda, Horacio Escudero y Dal Bianco. Y desde Victorica viajó “El Loco” Eduardo Pesce.
También estuvo el entrenador Nilo García Ruiz, quien está próximo a cumplir los 80 años. “Acá todos estamos arriba de los 72 años, y algunos lamentablemente no están porque el destino para algunos es perverso y para otros es más benévolo. Pero pudimos disfrutamos un hermoso encuentro porque teníamos el mismo humor y las mismas ganas de jorobar, que cuando viajamos en ese tren hermoso que tardo 36 horas desde Retiro a Salta”, destacó Dal Bianco.
El esperado reencuentro se produjo a las 11 horas, pero la sobremesa se extendió hasta después de las 17 horas. Dal Bianco que es apasionado de la colombofilia, largó 22 palomas al mediodía, y obviamente que llegaron a su casa antes que él. Hubo muchos recuerdos, metieron mas dobles que en los campeonatos argentinos, y fundamentalmente disfrutaron de una jornada que los llevó a recordar aquellas épocas juveniles donde regaban de pasión los rectángulos de juego, con la esperanza de lograr un doble o un triple en el último segundo que les permita disfrutar del triunfo.
“Fue una reunión inolvidable con varios de los que integramos las selecciones pampeanas que jugaron los campeonatos nacionales en 1963 en Mendoza, en 1964 en Salta y en 1965 en San Juan, pero en este caso celebramos los 50 años del campeonato de Salta”, explicaron.
“Y hasta nos comprometimos en hacer un encuentro anual, así que ojalá que lo podamos repetir”, destacaron.

Fanáticos.
“Nosotros éramos muy fanáticos de los clubes y de jugar la selección pampeana, jugábamos por la camiseta, nos comprábamos las zapatillas y los pantalones. Nos costaba más aceptar la derrota que ahora, porque actualmente parece que la derrota lastima menos que en nuestras épocas”, indicaron.
Aquel equipo pampeano se conformó en una eliminatoria entre Santa Rosa y General Pico. El triunfo fue para los piquenses, entonces siete jugadores y el técnico fueron de la ciudad norteña, y los restantes cinco integrantes de la capital pampeana.
En ese torneo fue la primera vez que La Pampa clasificó para la segunda fase en el denominado “más federal de los campeonatos nacionales”. Eran épocas de mucha pasión y amor a la camiseta. Los campeonatos argentinos tenían la asistencia de casi todas las provincias, y comenzaba con un tradicional desfile por las calles céntricas de la sede anfitriona.