Inicio Deportes "La confianza es la clave"

«La confianza es la clave»

SANCHO ALTOLAGUIRRE-JUAN GAMBA, UN BINOMIO QUE CRECE

«Sabemos que hemos mejorado y estamos dispuestos a seguir aprendiendo, pensando en las carreras del año que viene», aseguraron Salvador Sancho Altolaguirre y Juan Carlos Gamba, piloto y navegante que a bordo de un Peugeot 404 modelo 1974 logró el cuarto puesto en categoría E y el octavo en la general de velocímetro en el XVII Gran Premio Argentino Histórico de regularidad.
La carrera más importante del país se disputó el mes pasado, reunió a 116 binomios y se llevó a cabo atravesando las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, La Rioja, San Juan y San Luis.
«El primer logro fue haber podido completar la vuelta, después de 3 mil kilómetros, tomando en cuenta que corrimos con un auto del año 74, que por más que lo mejoremos, tiene sus años», dijo en diálogo con LA CHUECA Sancho Altolaguirre.
Sancho Altolaguirre señaló: «Festejamos nuestro logro, que también es el fruto de lo que vienen haciendo desde hace años varias duplas de nuestra provincia en pruebas de regularidad. Por eso estamos abiertos a responder todas las dudas que puedan tener otros equipos sobre el Gran Premio, la competencia más importante que se realiza en la Argentina. Queremos ayudar a otros pampeanos».
Sancho Altolaguirre recordó que llegaron al Gran Premio Histórico con el objetivo de quedar entre los 10 mejores. «Cuando vimos que habíamos terminado cuarto en la categoría fue una gran alegría. Una satisfacción inmensa».
Gamba explicó que fueron 52 horas de carrera cronometrada, y que finalizaron a solo 27 segundos del binomio que terminó primero en la general. «Al concluir el último parcial, pensamos que no habíamos quedado muy bien ya que de las seis etapas que disputamos, en la última el auto tuvo problemas de electricidad».
El copiloto señaló que la estrategia de carrera fue distinta con relación a las otras ediciones. «Nos propusimos mezclarnos desde el principio con la gente que sabe. Fuimos teniendo como referencia a otros autos, y evaluando con tiempos nuestro desempeño».
-¿Cómo fue la preparación?
-(Gamba) Pensando en esta nueva edición del Gran Premio, disputamos carreras entre las montañas para encontrar la forma de trabajo lo más ideal posible. Cada competencia fue un entrenamiento.
-¿Cuál fue la clave en esta carrera?
-(Sancho Altolaguirre) Para andar bien fue necesario hablar el mismo idioma, alcanzar un buen grado de confianza con Juan.
-¿Cómo manejan el aspecto anímico durante la carrera?
-(Gamba) Después de 10 horas de carrera en ruta, lo anímico juega un papel importante. Tuvimos que aprender a no perder la concentración, manejar las frustraciones y las emociones.
-¿Qué proyectos tienen para el futuro?
-(Sancho Altolaguirre) Vamos a mejorar el auto, y el año que viene queremos participar en mayor cantidad de competencias. La gran meta será correr nuevamente el Gran Premio Histórico.

Primer susto.
Sancho Altolaguirre y Gamba recordaron que en el primer Gran Premio Histórico que disputaron, el Peugeot 403 tuvo un problema mecánico en el tramo Cuesta del Portezuelo, en Catamarca. Este fue el primer examen de confianza que debieron superar.
«En la Cuesta del Portezuelo, cuando llegamos a la punta de la montaña tuvimos que bajar a lo que daba, no quedaba otra. En ese momento Juan tuvo que confiar en mí y no lo defraudé», enfatizó Sancho Altolaguirre.