Inicio Deportes La Copa América en medio del alerta por la tercera ola

La Copa América en medio del alerta por la tercera ola

BRASIL ES EL TERCER PAIS EN CASOS Y EL SEGUNDO EN MUERTES DEL MUNDO

La Conmebol anunció ayer que la Copa América 2021 se jugará entre las fechas previstas originalmente -desde el 13 de junio al 10 de julio- finalmente en Brasil, segundo país en muertes y tercero en casos de Covid-19 en el mundo, y que se encuentra en las puertas de una tercera ola de coronavirus, prevista por el laboratorio oficial Fiocruz (del Ministerio de Salud) para mediados de junio, justamente para cuando comience el torneo continental.
El ente rector del fútbol sudamericano agradeció al presidente Jair Bolsonaro y a los dirigentes de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) «por abrir las puertas de ese país al que es hoy en día el evento deportivo más seguro del mundo».
«Brasil recibirá a la Conmebol Copa América 2021. El mejor fútbol del mundo llevará alegría y pasión a millones de sudamericanos», celebró el organismo con sede en Luque, Paraguay, en el comunicado en el que oficializó la decisión, anunciada a través de las redes sociales.
La opción de Brasil se impuso sorpresivamente por encima de otros países como Chile, Paraguay y Estados Unidos, que se habían mencionado con mayor fuerza luego de caerse los dos países que debían organizarla originalmente, Colombia y Argentina.

Tercera ola.
Brasil es el tercer país del mundo en cantidad de personas infectadas por el Covid-19 y el segundo en número de fallecidos después de Estados Unidos, según estadísticas oficiales.
Pero el ofrecimiento de la Copa América ocurre en el peor momento de popularidad del presidente Jair Bolsonaro (el sábado recibió las más importantes manifestaciones en su contra desde que se inició la pandemia en reclamo de su renuncia o juicio político), quien buscaría apoyarse en el fútbol para intentar levantar cabeza.
El país acaba de salir de la segunda ola de Covid a fines de abril, pero con el levantamiento de las cuarentenas volvieron a subir los casos y las hospitalizaciones. Brasil tiene 461.931 muertos y más de 16,5 millones de infectados acumulados.
El laboratorio oficial brasileño Fiocruz alertó el jueves sobre un recrudecimiento de la pandemia durante junio y julio a raíz de que actualmente se puede repetir el colapso sanitario registrado en febrero, marzo y abril, debido a que 20 capitales están con más de 80% de ocupación hospitalaria.
El estado de Paraná, por ejemplo, fronterizo con Argentina y Paraguay, está con fila de 1.400 pacientes para camas de UTI, según la secretaría de salud.
Según Fiocruz, la mortalidad se estabilizó en un promedio diario de unas 1.900 personas, menos que en abril, récord de fallecidos, pero dos veces superior que en el pico de la pandemia de 2020.
«Se prevé que en las próximas dos semanas aumente a 2.000 ó 2.300 muertos diarios debido al aumento de los contagios», aseguró el informe oficial, que pide el cese de aglomeraciones, revisar las flexibilizaciones de cuarentenas y la lógica para levantarlas y acudir rápidamente a instalar más equipamientos de terapia intensiva para pacientes con Covid.

Brasil pone condiciones
El jefe de gabinete de Brasil, Luiz Eduardo Ramos, evitó anoche confirmar la realización de la Copa América en su país y anticipó que hoy será comunicada la decisión final. «Todavía no se resolvió nada, quiero dejar claro eso. Estamos en el medio del proceso pero si nos preguntan, queremos atender la demanda, en caso de que esta sea posible de atender», dijo Ramos, y aclaró que Brasil puso como condiciones que las delegaciones de los países sean no superiores a las 65 personas, que los partidos sean sin público y «que todas las delegaciones estén vacunadas».