Inicio Deportes La crisis baja al piloto pampeano Pieraligi

La crisis baja al piloto pampeano Pieraligi

NO IRA EL DOMINGO A LA PLATA

«Esta fecha de TCPM no estaremos presentes, la cruda realidad del presupuesto no nos deja estar presentes! Vamos a seguir trabajando para volver más fuertes que nunca. Gracias a los sponsors que me siguen bancando, a mi familia que la sigue peleando y a toda la gente que me hace el aguante en este momento difícil. Ya vendrán mejores!», escribió Dino Pieraligi en sus redes sociales para anunciar que, pese a que está luchando en lo más alto del competitivo TC Pista Mouras, no será parte de la octava fecha que se disputa este fin de semana en el autódromo Roberto Mouras de La Plata.
«Qué sensación fea saber que la carrera pasada estuvimos peleando y en esta fecha no estamos presentes! La cruda realidad de los presupuestos!!!», agregó el santarroseño de 22 años, que está sexto en el campeonato y tiene grandes chances de meterse entre los doce mejores que disputarán la Copa Coronación para pelear por el título.
Pieraligi, que por una situación similar ya faltó en la primera jornada del año disputada en Concepción del Uruguay, corrió las seis fechas restantes con excelentes resultados: un primer puesto (en la cuarta, disputada en Toay), un segundo lugar, dos terceros escalones del podio, más una quinta ubicación y un abandono que lo dejó decimoquinto.
Con estos resultados está sexto en el ránking con 217 puntos cuando faltan cuatro fechas para el cierre de la etapa regular (no puede faltar más si quiere pelear por el título), tras la cual los doce mejores pasarán a la Copa Coronación. Y además ya tiene la victoria que exige el reglamento para poder ser campeón. Pero el presupuesto acaba de ganarle otra carrera.

Complicado.
«No está fácil. El momento del país es complicado», comentó ayer en una comunicación con LA CHUECA desde Córdoba, donde el joven pampeano cursa la carrera de Ingeniería Mecánica. «Es una lástima no poder estar porque tenemos un gran auto que es totalmente construido en La Pampa», agregó Dino haciendo referencia al equipo Pieraligi Sprint, que encabeza su padre Miguel y en el que trabaja toda la familia.
«La verdad es que contamos con todos los elementos para ir, pero no alcanzábamos a cubrir los gastos logísticos, que para los que somos del interior son altos», explicó Pieraligi con respecto a su ausencia este fin de semana en La Plata. «Además -añadió-, en la carrera pasada tuvimos una rotura del motor y no contamos con un margen presupuestario como para cubrirlo».
– ¿Aumentaron los costos, se cayeron algunos sponsors o es un combo provocado por la crisis?
– Las publicidades que tenemos nos siguen apoyando de la misma forma, pero todo ha aumentado mucho y disponemos del mismo dinero que antes. La crisis pegó mucho en todo el automovilismo y esta categoría no es la excepción; fijate que pasamos de 30 autos el año pasado a solamente 18 en esta fecha.
– Hicieron un esfuerzo muy grande para tener un auto competitivo que les permita pelear el campeonato, pero los costos siguen aumentando y generan incertidumbre ¿Cómo se hace para pelear con esos condicionantes?
– Es muy difícil porque corrés condicionado, con una especie de presión indirecta. Por ejemplo, hay momentos en los que uno no quiere arriesgar de más en una carrera para superar a un rival porque vas pensando que si rompés algo te complica los números para lo que viene. Pero hay que seguir trabajando en el presupuesto.
– ¿En qué consiste esa tarea de reunir cada semana los fondos necesarios para poder correr?
– Hay que estar pendiente del teléfono, de tal empresa o tal amigo que pueda hablar con alguien como para disponer de esa ayuda. No siempre es fácil contactar con los dueños de las empresas, entonces muchas veces hay alguien conocido que te ayuda, y otros aparecen solos a dar una mano por la misma pasión por los autos. Pero para toda la familia es un sacrificio constante; hasta mis primos y mis amigos trabajan en eso conmigo. Y así, granito tras granito, vamos armando el presupuesto.

Equipo familiar.
El Chevrolet que Dino Pieraligi conduce en el TC Pista Mouras es un producto pampeano preparado por el Pieraligi Sprint, el equipo familiar que funciona en Santa Rosa y que también da vida al Chevrolet de su hermano Enzo (TC Mouras), a dos autos de la Fórmula Renault Pampeana y a otros dos de la Fórmula Metropolitana.
«En el equipo estamos los cuatro de la familia (junto a sus padres y su hermano) trabajando en la organización, más cinco chicos que laburan en el taller preparando los cuatro fórmulas», explica Dino al hacer referencia al Pieraligi Sprint.
– Enzo también dejó de correr este año para volcar todos los esfuerzos a tu auto, pero aún así no alcanza…
– No alcanza… Decidimos que la parte de su presupuesto sea destinada para mí, para que pueda pelear el campeonato, pero igualmente se hace muy difícil en este momento del país.

No baja los brazos
Las complicaciones económicas que lo obligaron a bajarse de la carrera de este fin de semana no le impiden a Dino Pieraligi seguir soñando con pelear hasta el final por el campeonato del TC Pista Mouras. «Por las cuentas que sacamos, pase lo que pase en esta fecha creo que vamos a seguir dentro de la Copa», señaló con optimismo el santarroseño, que con sus cuatro podios en lo que va de la temporada está sexto en el ránking, dentro de los doce que irán a la Copa Coronación. «Sumamos grandes puntos en este transcurso del año; a pesar de todo vamos a seguir prendidos», aseguró.