La fiesta rusa fue completa

EL SELECCIONADO ORGANIZADOR GOLEO A ARABIA SAUDITA EN EL PARTIDO INAUGURAL DEL GRUPO A

Rusia completó la fiesta de inauguración del Mundial 2018 con una goleada 5-0 sobre Arabia Saudita, en el estadio Luzhniki ante 80.000 espectadores, en un duelo que estuvo precedido por los discursos de apertura de Vladimir Putin y Gianni Infantino.
Yuri Gazinsky tuvo el privilegio de inaugurar la cuenta de goles de la Copa del Mundo al acertar de cabeza en el minuto 12, en un partido de guante blanco dirigido sin problemas por el argentino Néstor Pitana. Denis Cheryshev en dos ocasiones, Artem Dzyuba y Aleksandr Golovin completaron la cuenta.
Con su triunfo, Rusia suma tres puntos y se sitúa al frente del Grupo A, a la espera de lo que ocurra hoy en Ekaterimburgo entre Uruguay y Egipto.
Impulsado por su público, el equipo ruso comenzó con energía, encadenando varias llegadas al área saudí, intimidado por el imponente escenario.
En esta oleada inicial llegó el gol de Gazinsky, que remató de cabeza sin marca un centro con rosca del inspirado Golovin, llevando la euforia a las gradas.
El tanto dejó todavía más zarandeado al cuadro dirigido por el argentino Juan Antonio Pizzi, que facilitaba el trabajo a Rusia con pérdidas infantiles cuando trataba de sacar el balón jugado.
La línea de tres mediapuntas locales, formada por Golovin, Alexander Samedov y Alan Dzagoev funcionaba a la perfección, pero el último se despidió de la fiesta de manera anticipada. Rusia no se resintió del cambio en su ataque. Cheryshev, a los 43, culminó un ataque hilvanado en el que el balón cruzó de derecha a izquierda, donde el extremo sentó a dos rivales con un preciso movimiento y la puso en las redes con un zurdazo.
En los últimos minutos antes del descanso, ambas formaciones bajaron las pulsaciones y firmaron una tregua. En la segunda parte tampoco subió en exceso el ritmo de juego.
Casi sin fútbol, Rusia impuso de nuevo su poderío físico y técnico. De nuevo Golovin levantó el balón dentro del área y Dzyuba, en su primera intervención, remató picado de cabeza ganando la posición a su marcador.
Ya en el descuento Cheryshev completó su doblete con un excelente tiro, de volea y con el exterior de su pierna izquierda. Golovin, con un tiro libre magistral por el exterior de la barrera, cerró la cuenta. (NA)

Pitana, sin sobresaltos.
El argentino Néstor Pitana condujo ayer el partido inaugural del Mundial 2018, en la goleada de Rusia sobre Arabia Saudita por 5 a 0, sin sobresaltos, con mucha experiencia y pasó con creces su presentación. El misionero, de 42 años, estuvo secundado por Hernán Maidana y Juan Pablo Belatti, siempre estuvo atento a las jugadas y las dos tarjetas amarillas que mostró estuvieron acertadas. Tal fue la acertada tarea que no tuvo necesidad de utilizar VAR (árbitro asistente de vídeo) en cuyo equipo estaba el argentino Mauro Vigliano.