Inicio Deportes La hazaña de All Boys

La hazaña de All Boys

Iban 51 minutos. El árbitro Cristian Rubiano había dado 7 minutos más después de los 45; y en el medio, había sumado uno más. All Boys iba, a los ponchazos, pero iba. Sin embargo, no podía desnivelar el 1-1. Hasta que Gastón Ceccani tocó para Mauro Barreiro; el «Tapón» remató cruzado, la pelota infló la red y «estalló» el Doctor Ramón Turnes.
Alegría en los locales, porque lograban la victoria, alcanzaban la cima de las posiciones y, a falta de una fecha, el triunfo en caso de igualdad en el primer puesto de la tabla le dará el título a los capitalinos. Y desazón en los visitantes, porque si bien habían comenzado en ventaja, con sus armas sostuvieron el empate hasta donde pudieron y finamente se quedaron las manos vacías y, puede ser también sin campeonato, luego de liderar desde la fecha uno.
El Deportivo pegó en su momento, mediante una pelota parada. Sin embargo, luego entró en un terreno de no querer jugar el partido. El Auriazul supo reponerse a la desventaja inicial, para llegar al empate ante del cierre de la primera etapa.
Con la victoria, además, All Boys se garantizó la clasificación al Torneo Regional Federal Amateur 2020. Junto a Deportivo Rivera serán los dos representantes que tendrá la Liga Cultural de Fútbol en la próxima edición del certamen nacional.

Paridad.
En el marco de la vigesimoprimera fecha del Torneo Oficial de la Zona Norte, Deportivo Rivera tardó 6 minutos en generar la primera ocasión sobre el arco defendido por Boto. Toranzo le ganó la espalda a su marcador, ante una defensa local que por momentos dio algunas ventajas, encaró por izquierda y sacó un remate cruzado, que hizo lucir al arquero alboyense.
El Auriazul tenía el control de la pelota, pero quedaba expuesto defensivamente y esto era lo que intentó usufructuar Deportivo Rivera. Un pelotazo largo ubicó a Toranzo mano a mano ante Boto, que lo derribó apenas a centímetros del área, por lo que Rubiano marcó tiro libre: Matías Polanco, recto al arco, sacó un remate inatajable para poner el 1-0.
El elenco bonaerense conseguía en ese momento una ventaja aún mayor. Porque estaba arriba en el marcador, y daba un gran paso para obtener su primer título en la Liga Cultural; y le tiraba toda la responsabilidad a All Boys.
Sin embargo, el Auriazul no sintió el golpe de nocaut en ningún momento. Incluso, la desventaja lo llevó a meter a Rivera contra el arco defendido por Marcelo Córdoba, que en algunas situaciones buscó «enfriar» el partido haciendo tiempo, pero en una el árbitro cobró tiro libre indirecto para el local, dentro del área menor, en una jugada de la que no pudo sacar provecho.
All Boys llegó al igualdad a los 41 minutos. Matías Sosa metió un pelotazo por lo bajo, que no parecía llevar peligro, pero Facundo Callagio «pifió» el despeje y la pelota salió hacia el área de Córdoba, Barreiro la punteó ante la salida del arquero y le quedó a Jeremías Lucero (pareció partir en posición adelantada), que definió para el 1-1.
Ahora, el que estaba al borde del nocaut era el visitante. Pero All Boys no logró contarle hasta diez y el pitazo final de Rubiano mantuvo la paridad.

Agónico.
En el complemento, All Boys se hizo dueño de la pelota ante un Deportivo Rivera que se refugió contra Córdoba y constantemente buscó no jugar el partido. Y cuando lo hizo, Gustavo Bocquet fue el encargado de pelear arriba, en soledad, ante los defensores locales.
Pese a tener la tenencia, el Auriazul chocó una y otra vez con la defensa bonaerense; por los costados tampoco lograba penetrar y los centros terminaban fuera.
A los 20 minutos, se fue expulsado Toranzo, por doble amonestación, lo que daba la sensación que le podría simplificar las cosas al Auriazul. Sin embargo, esto no sucedió. Porque Rivera se cerró todavía más y el local no encontró los caminos, ni tampoco tuvo remates al arco.
Cuando entendió que había que patear al arco, para poder vencer a Córdoba, comenzó a probar con remates de Arzer, de Barreiro y de Del Río.
A poco de llegar a los 45 minutos, Boto desde su arco fue el encargado de darle a sus compañeros el empujón anímico que necesitaban. El «Loco» prácticamente fue un «9» más, porque fue a buscar la pelota al área visitante, tras un lateral, y no regresó a su campo. Incluso Boto tuvo en sus pies el gol del triunfo, tras un tiro de esquina, sin embargo un defensor alcanzó a cerrar el remate.
A los 48, All Boys se quedó con diez cuando el árbitro Rubiano le mostró roja directa al delantero Lucas Del Río, por un golpe a un rival. Ahora era Rivera el que parecía respirar, porque equiparaba el número de jugadores y prácticamente no había tiempo.
Sin embargo, el local tuvo un tiempo más, con una acción que comenzó desde su campo. El envío largo no pudo ser rechazado por los defensores visitantes, le quedó a Gastón Ceccani y éste tocó para Barreiro. El «Tapón» se acomodó y metió un derechazo cruzado, que superó la estirada de Córdoba y se transformó en el 2-1 final.
All Boys se quedó con los tres puntos, alcanzó la línea de Deportivo Rivera y ahora todo se definirá en la última fecha, donde el Auriazul dependerá de sí mismo, ya que en caso de igualdad en puntos tendría ventaja sobre el elenco bonaerense por los duelos entre sí (2-2 en Rivera y 2-1 ayer).