La mujer que mató a Chuky Pereyra no irá presa

JUICIO EN SAN JUAN

Adriana Becerra, la conductora que atropelló y mató al ciclista pampeano Elías Pereyra en San Juan hace casi tres años, fue condenada ayer por homicidio culposo, pero no irá a prisión porque la pena es excarcelable.
En el mediodía de ayer, luego de una semana de juicio, en el Quinto Juzgado Correccional de San Juan se conoció el fallo, por el cual el juez Matías Parrón declaró culpable la acusada por homicidio culposo y le aplicó una condena de 2 años y 6 meses de prisión en suspenso, más 7 años de inhabilitación para conducir.
De esa manera, quien conducía la camioneta Ford Eco Sport que chocó a Pereyra y a su compañero Laureano Rosas (no sufrió consecuencias) en la esquina de la Ruta 12 y calle Las Moras, en el departamento de Zonda, no irá a prisión porque la condena fue menor a los tres años.
El fatídico hecho ocurrió el 20 de julio de 2016, cuando la camioneta conducida por Becerra atropelló a Pereyra y Rosas, quienes habían salido a pedalear en la zona de Zonda para una rutina de entrenamiento, como parte de su preparación dentro del reconocido equipo del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) sanjuanino. Como consecuencia de los golpes, el pedalista pampeano falleció mientras era trasladado a un centro asistencias; mientras que Rosas (tres veces campeón de la Vuelta a San Juan) no sufrió heridas pero debió ser atendido por un estado de shock.
El Chuky Pereyra tenía 27 años y vivía desde hacía 5 años en la provincia cuyana junto a su pareja. En ese entonces, el santarroseño se destacaba como una de las grandes promesas del ciclismo nacional, obteniendo triunfos importantes de la mano del SEP, entre ellos el tradicional Giro del Sol.
El juicio se desarrolló durante toda la semana en San Juan. El fiscal de la causa, Roberto Mallea, había adelantado que Becerra se había cruzado de carril ante de provocar el accidente en una zona semaforizada, pero al mismo tiempo había aclarado que no había cometido un exceso de velocidad. “Se constató que la mujer se cruzó de carril para adelantar a los autos que tenía adelante en el semáforo, pero no hubo pruebas del exceso de velocidad”, había expresado el fiscal.
Finalmente, Becerra se declaró culpable y recibió una pena menor a la que esperaban los familiares y el mundo del ciclismo en general, por lo que no irá a prisión.
“Lógicamente que este fallo no nos devolverá a Elías, que fue y es tan querido por todos quienes lo conocimos. Pero la Justicia aplicó lo que exigía la Ley, quizás hubiésemos querido una condena mayor pero eso es lo que determina la Ley. Acompañamos a la familia de Chuky en todo momento”, expresó José Díaz, titular del SEP, quien presenció el fallo final ayer.
Los padres de Pereyra, que habían viajado a San Juan el lunes, para el inicio del juicio, no pudieron estar presentes ayer. “Es tan difícil todo, sobre todo estando tan lejos. Por fin se declaró culpable a esta mujer y por fin mi hijo podrá descansar en paz”, expresó Graciela De Paolis, mamá de Elías, según reprodujo en su sitio web el SEP San Juan, al tiempo que se lamentó porque el fallo aplicó una pena menor a la que esperaban.

“La vida de mi hijo vale mucho más”
Graciela De Paolis, la mamá de Elías Pereyra, se mostró ayer disconforme por el fallo que condenó a la mujer que atropelló y mató a su hijo en San Juan, en julio de 2016, y calificó al hecho como “un asesinato, no un accidente”.
Con el dolor aún latente por la pérdida del Chuky, a casi tres años del hecho De Paolis viajó esta semana a San Juan a presenciar el juicio contra Adriana Becerra, la conductora de la camioneta Ford Eco Sports que chocó a los ciclistas Pereyra y Laureano Rosas mientras estaban entrenando, aunque no pudo estar presente ayer en el momento en el que el juez Matías Parrón leyó la sentencia: culpable por homicidio culposo y una pena de 2 años y 6 meses de prisión, más una inhabilitación para conducir por 7 años. Con este fallo, Becerra no irá presa, lo que molestó a familiares y a todo el ambiente ciclístico, que esperaba una pena mayor.
“La vida de mi hijo Elías vale mucho más que 3 años y 7 de inhabilitación. Para mi fue un asesinato, no un accidente. Nosotros tenemos un dolor infinito”, comentó Graciela ayer, apenas conocido el fallo, según publicó el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) de San Juan, equipo para el cual corría el ciclista pampeano.
“Dios y nuestro hijo harán justicia, ya que los hombres de la Justicia no pueden o miran para otro lado”, agregó la mamá de Chuky. “Nosotros, no conformes, seguiremos hasta las últimas consecuencias. La vida de mi hijo vale mucho más… Lamentable la Justicia”, cerró.