Inicio Deportes "La Pampa necesita un Pedehontaá"

«La Pampa necesita un Pedehontaá»

MARIO ARANO, PROMOTOR INTERNACIONAL DE BOXEO

Con el correr de los años, el promotor internacional de boxeo Mario Arano se ha convertido es uno de los más importantes del país. Se define como empresario, que siempre tuvo en claro que el boxeador «es lo más importantes, lo más valioso».
El promotor cuenta con un gimnasio en Junín, y es quien dirige la carrera a más de 40 púgiles de diversas categorías, que esperan que pase la cuarentena por el coronavirus para poder combatir en distintas partes del mundo, en especial en Estados Unidos.
Arano, cuya empresa se denomina Arano Box, trabaja desde hace años con la promotora de Oscar de La Hoya llamada Golden Boy Promotions. «El boxeo está parado, el mundo está parado por la pandemia. Entonces el futuro es incierto», dijo en diálogo con LA CHUECA.
Presagió que el boxeo volverá después que arranque el fútbol, opinó que este deporte atraviesa un cambio generacional. Elogió la tarea que realizaba el fallecido Roberto Pedehontaá como entrenador y promotor en La Pampa.
-Tanto en Argentina como en el mundo el boxeo está armando protocolos para que vuelvan las veladas. ¿Qué opina?
-En la Argentina deben ser los gobiernos municipales y provinciales que autoricen las veladas, y ellos son los que están analizando lo que pasa con el virus. Los promotores podemos tener ganas que vuelva el boxeo, pero no somos los que decidimos. Creo que primero abrirán los gimnasios y por eso la FAB (Federación Argentina de Box) está trabajando en un protocolo.
-En Estados Unidos anuncian peleas sin público para los meses de septiembre y agosto. ¿Esto puede suceder?
_El boxeo sin público es horrible, pero los boxeadores viven de esto, necesitan trabajar y tienen un contrato como en otros deportes. Creo que la televisión va a jugar un papel muy importante en Estados Unidos para que el boxeo vuelva sin público. Ellos son los que tendrán que poner la plata, de lo contrario lo veo imposible. En Argentina, me parece que el boxeo regresara después del fútbol.
-¿Cómo imagina el boxeo cuando se levante la cuarentena?
-El boxeo tendrá un antes y un después de la pandemia del coronavirus. Es muy posible que muchas cosas cambien hasta que aparezca la vacuna. Quizás en una primera etapa, sea difícil que se hagan grandes peleas entre boxeadores de distintos países o continentes.
-¿Qué planes tenía usted este año para sus boxeadores?
-Cuando llegó la cuarentena me encontraba en San Luis, listo para un evento grande que se iba a realizar en la ciudad de Río Cuarto. Me quedaron muchos proyectos truncos para esta temporada. Hoy mi promotora tiene 46 contratos con boxeadores, de los cuales alrededor de seis ya están listos para tomar vuelo, para ir a combatir a Estados Unidos, como Matías «La Cobrita» Rueda, el puntano Fabricio Bea, con 13 victorias y todas por nocaut, el riocuartense Adrián Sasso, el santiagueño «Chinito» Acevedo y Marcelino López, entre otros tantos prospectos.
-¿La Argentina atraviesa por un recambio generacional en el boxeo?
-Sí, totalmente. Están apareciendo nuevas boxeadores muy buenos, que no tengo dudas que serán figuras. El boxeo necesita un proyecto del boxeo para el país. Acá sobra la televisión, nos faltan boxeadores y ganas de hacer grandes veladas.

La Pampa.
El promotor Mario Arano fue el encargado de realizar grandes veladas en la capital pampeana. Organizó espectáculo televisados para Wilfredo «Matador» Vilches y Mónica «La Gata Acosta, los ex campeones mundiales capaz de llenar estadios.
Tuvo una estrecha amistad con Roberto Pedehontáa, admiró el trabajo en el gimnasio de Ademar «Chito» Teves y supo vincularse con otros promotores y entrenadores, con algunos sigue en contacto.
-¿Cómo ve el boxeo pampeano?
-La Pampa necesita un Roberto Pedehontaá para que vuelvan las grandes veladas a esta provincia. El «Gordo» era porfiado, pero daba todo por el boxeo, que era sacar campeones. Yo, que fui su amigo, tuve algunas diferencias, pero nunca dejé de cumplirle. Sé perfectamente que Roberto fue traicionado, pero no de mi parte.
«No tengas dudas que La Pampa necesita un Pedehontaá un promotor que tengas ganas de hacer cosas y a quien lo apoyen de verdad. No es fácil hacer un campeón, cuesta dinero, tiempo y hay que buscar apoyo. Roberto hizo grandes peleas, con estadios llenos», enfatizó.
Recordó: «Con Acosta, a la que hice doble campeona mundial, llenamos estadios en Santa Rosa, y eso que dicen que el boxeo femenino no convoca. Lo de Acosta se vivió con mucho entusiasmo en Santa Rosa. En ese momento el gobierno pampeano apoyó, y es sólo un ejemplo».

Campanino anda bien
Mario Arano dijo que si aparece un boxeador de La Pampa con condiciones intentará sumarlo a su equipo. Reiteró que en el boxeo lo más importante de todo son los boxeadores, luego están los entrenadores y los promotores. «Hay que tener un gran promotor, que sea serio».
Arano sostuvo que el ex púgil profesional Gustavo «Zorrito» Campanino es el último promotor que la trasmite seriedad, confianza. «Es un chico que tiene ganas de hacer cosas, respeta el deporte y se animó a trabajar con la televisión que no es fácil. Su tarea es buena, con los pocos recursos con los que cuenta. Hay que apoyarlo».
El empresario deportivo manifestó: «Es necesario que los promotores del país se pongan de acuerdo, tener una línea de trabajo para organizar buenos espectáculos, conseguir apoyo y lograr que el boxeo pegue un salto. Los boxeadores se lo merecen».